Teófilo Gutiérrez tendría las horas contadas en el Racing Club

Teófilo Gutiérrez tendría las horas contadas en el Racing Club

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE / El País

El colombiano Teófilo Gutiérrez parece tener las horas contadas en el Racing Club a juzgar por sus declaraciones y la reacción de varios de sus compañeros del equipo argentino.

El colombiano Teófilo Gutiérrez parece tener las horas contadas en el Racing Club a juzgar por sus declaraciones y la reacción de varios de sus compañeros del equipo argentino.No han sido placenteras, en ningún sentido, las últimas semanas del delantero en el equipo blanquiceleste, al que llegó en febrero pasado procedente del Trabzonspor turco.A la sequía goleadora que arrastra desde finales de septiembre pasado ha sumado problemas con los rivales en casi todos los partidos y, peor aún, con sus propios compañeros, quienes por estas horas han dejado de hablar en voz baja y comenzado a hacer públicas sus diferencias con ‘Teo’.El rostro de Gutiérrez no ha dejado de aparecer en los segmentos deportivos de los diarios, la radio y la televisión desde el domingo, cuando fue expulsado a los 75 minutos del encuentro ante el Boca Juniors tras increpar al árbitro Néstor Pitana, al que reclamó por no pitar un penalti ante una supuesta infracción que le cometieron.Lejos de salir en su defensa, y mientras Diego Simeone, entrenador del Racing, optó por el silencio, los compañeros del punta cuestionaron su acción, que dejó al equipo con nueve hombres (antes habÍa sido expulsado el medio AgustÍn Pelletieri).Gutiérrez salió con los tapones de punta el lunes, criticó duramente a sus compañeros por no defenderle, les recriminó que hablaran "a través de un micrófono" antes que "cara a cara" y juró por todos los santos que no había fingido la infracción, que no pudo ser aclarada por las imágenes de la televisión.Y, para peor, la emprendió contra Simeone, a quien tildó de "defensivo" y comparó con Miguel Ángel Russo al señalar que se sentía "mucho más cómodo" con el anterior técnico del Racing."Con Russo marqué once goles y me anularon cinco. El equipo estaba mejor, no sólo yo. Con Simeone estamos diez atrás defendiendo y si no cambiamos la mentalidad no pasa nada", argumentó.Con esa declaración, el barranquillero atacó a la única persona que, contrariando las máximas disciplinarias de un plantel de fútbol, le había respaldado al incluirle como titular ante el Boca aún sin haberse entrenado con sus compañeros la semana pasada por su demora en regresar a Argentina desde Colombia."Teo debería cuidar ciertos detalles", se limitó a decir en la previa del partido ‘Cholo’ Simeone, quien seguro se ganó la desaprobación del resto de sus dirigidos por esta decisión.Con la misma dureza del colombiano reaccionó el lateral Lucas Licht al considerar que las fuertes críticas del delantero hacia sus compañeros y Simeone fueron "de poco hombre"."Salimos a jugar con él este partido y lo bancamos de la mejor manera. No sé por qué habló mal del cuerpo técnico y de los jugadores. Fue de poco hombre y tendría que haber hablado primero con nosotros", declaró el exfutbolista del Getafe español.Más cauto fue el punta Gabriel Hauche, quien optó por poner paños fríos al opinar que la controversia debe resolverse "puertas adentro" para que el Racing Club "no parezca un teatro de revistas".Antes de estos últimos hechos, la prensa deportiva argentina había comentado abiertamente que la relación de Gutiérrez con el resto del equipo, en el que milita su compatriota Giovanni Moreno, estaba deteriorada por "la falta de solidaridad y la soberbia" del talentoso delantero de 26 años.No son fáciles estos días para ‘Teo’ en Argentina. A la severa sanción que posiblemente le aplicará el tribunal de disciplina deberá sumar una comparecencia ante un fiscal en diciembre próximo para declarar como acusado de "incitar al desorden" con los gestos que hizo a los hinchas del Boca tras ser expulsado.Y, lo más importante, tendrá que decidir cuál será su futuro. Al menos hoy, ‘Teo’ parece estar muy lejos del Racing Club.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad