El serbio Novak Djokovic quedó eliminado del Roland Garros

El serbio Novak Djokovic quedó eliminado del Roland Garros

Junio 05, 2018 - 05:10 p.m. Por:
Agencia EFE - El País
Novak Djokovic tenis

Novak Djokovic, tenista serbio.

EFE- El País

El italiano Marco Cecchinato, que nunca había ganado un partido de Grand Slam hasta este Roland Garros, derrumbó a Novak Djokovic, un campeón de la historia del tenis, y pasó a las semifinales de Roland Garros, en las que se medirá al austríaco Dominic Thiem, que arrolló al alemán Alexander Zverev.

Un chico siciliano de 25 años cuyo único título es el abierto de Budapest de este año -al que además llegó como repescado- derrumbó en la Suzanne Lenglen por 6-3, 7-6 (4), 1-6 y 7-6 (11) en tres horas y 26 minutos al laureado Djokovic, quien regresaba a un "Grand Slam" después de una dura operación en el codo.

El serbio tuvo tres bolas de set para ponerse dos a dos, pero no las aprovechó y Cecchinato acertó en la cuarta bola de partido en un frenético desempate que llegó hasta 13-11.

"Quizá estoy todavía soñando. Es increíble vencer a Djokovic en unos cuartos de final. Jugué un partido increíble", dijo nada más acabar el partido el tenista transalpino, quien rompió a llorar de emoción.

Cecchinato, cuyo número de la suerte es el 13 y que idolatró al exfutbolista brasileño Kaká y al extenista ruso Marat Safin, buscará la final ante el torbellino austríaco, Dominic Thiem.

"Gané un partido a Dominic Thiem. Creo que fue en la final de la categoría de promesas ("Future")", comentó entre risas el tenista italiano.

Djokovic acabó tan desolado por la derrota que dio una rueda de prensa exprés, en la que rehuyó a responder si participaría en la temporada de hierba.

"No sé lo que voy a hacer (participación en el circuito de hierba). Acabo de salir de la cancha. Lo siento, pero no puedo dar una respuesta", dijo de forma lacónica el tenista serbio.

El encuentro anunciado como el más interesante de los cuartos no fue tal.

Disminuido por problemas físicos y por un rival entonado, el jugador llamado a ser número uno del mundo, Zverev, sucumbió a Thiem por 6-4, 6-2 y 6-1 en solo una hora y 50 minutos.

"Planteé retirarme, pero decidí que no quería hacerlo. Todavía menos en unos cuartos de final de un 'Grand Slam'. Sabía que no iba a ganar el partido. Casi no me podía mover. No podía sacar. No podía hacer nada", contó el espigado muchacho de origen ruso.

Thiem, octavo jugador del mundo, se mostró intratable. Agresivo, certero y bien colocado en pista, apabulló al rival contra el que había perdido en la final de Madrid de este año.

"Espero que nos midamos más veces y lo podamos hacer estando los dos al 100%", deseó el austríaco, quien reconoció que fue difícil para Zverev aguantar el partido de hoy, después de haber llegado a los cinco sets en las tres rondas anteriores (equivalentes a unas once horas en pista).

Completada la primera semifinal Thiem-Cecchinato, falta completar los dos clasificados que saldrán de los choques: entre el español Rafael Nadal, número uno del mundo y defensor de Roland Garros, y el argentino Diego Schwartzman (décimo segundo); y el del croata Marin Cilic (cuarto) y el también argentino Juan Martín del Potro (sexto).

En el cuadro femenino, es seguro que habrá una finalista estadounidense, pues se medirán en las semifinales Sloane Stephens, décima del mundo y vencedora del Abierto de Estados Unidos en 2017, y Madison Keys, 13º del mundo y finalista también de aquella edición.

Stephens apeó a la rusa Daria Kasatkina (14) 6-3 y 6-1 en solo una hora y diez minutos y Keys doblegó con esfuerzo a la kazaja Yulia Putinseva (98) por 7-6 (5) y 6-4 en una hora y 24 minutos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad