DEPORTES

Técnicos con continuidad en el inestable fútbol colombiano

Marzo 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Técnicos con continuidad en el inestable fútbol colombiano

Alexis García, Hernán Torres y Alberto Gamero.

Alexis García, Hernán Torres y Alberto Gamero son los únicos técnicos que han sobrevivido a la inestabilidad en los banquillos colombianos.

Alexis García, Hernán Torres y Alberto Gamero son los únicos técnicos que han sobrevivido a la inestabilidad en los banquillos colombianos. “HAY CONFIANZA: ALEXIS GARCÍA” Llegó a La Equidad un poco antes del 2006 para dirigirlo en el torneo de ascenso o de la Primera B.El ex jugador de Nacional logró en un año lo que estaba programado para alcanzar en tres temporadas: el ascenso del equipo bogotano a la máxima categoría del fútbol colombiano. Desde entonces, Alexis no se ha movido del banco de La Equidad, contrario a lo que sucede en otros clubes, que en dos o tres meses el técnico se tiene que ir por los malos resultados.“Acá hay absoluta confianza en el trabajo que se viene haciendo y en los resultados que se vienen consiguiendo. Hemos tenido baches en algunos torneos y nunca hemos afrontado ese problema que viven otros técnicos de ver en peligro el puesto”, dice García.Con La Equidad, Alexis lleva ya seis años como DT, nueve torneos de Primera, cuatro copas Postobón, un título de la Copa Postobón, dos subtítulos del fútbol colombiano y una participación internacional en la Copa Sudamericana.“No sé hasta cuándo siga en La Equidad, yo estoy contento con lo que vengo haciendo y lo más importante es que de parte de la directiva hay un apoyo incondicional”, señaló el técnico del cuadro capitalino.¿En algún momento vio peligrar su continuidad? Hubo un torneo donde nos fue muy mal; entonces le dije al presidente (Clemente Jaimes) que dispusiera del puesto mío y lo primero que me respondió fue que si quería me renovaba el contrato un año más. Él tenía muy claro para dónde íbamos con este proyecto. “EL APOYO ES CLAVE: HERNÁN TORRES” Hizo el proceso en el Deportes Tolima para llegar a ser el técnico del cuadro pijao.Fue asistente de Miguel Augusto Prince y luego entrenador de arqueros en la época en que Jaime de la Pava era timonel del ‘vinotinto’.Hasta que Gabriel Camargo, presidente y dueño del Tolima, decidió no contratar más técnicos y en una movida sorpresiva le entregó el equipo a Hernán Torres.“Hernán merecía la oportunidad porque conoce el equipo y a los jugadores, y ha demostrado ser un buen trabajador y un técnico serio”, dijo Camargo.El polémico dirigente no se equivocó. Mientras estrategas como ‘Chiqui’ García, Prince, Otero y De la Pava duraron muy poco en Ibagué, Torres ya lleva nueve torneos de la A y siempre ha tenido al Tolima entre los mejores de Colombia, incluso alcanzando un subtítulo; también ajusta cuatro ediciones de la Copa Postobón y ha afrontado con buen suceso la Copa Sudamericana y la Libertadores.“Por fortuna las cosas han salido bien y el respaldo se ha mantenido porque ha habido resultados; si no hay resultados, seguro que hace rato hubiera salido de acá”, dice Torres. ¿Cuál ha sido el momento más crítico en el que se vio fuera del Tolima? El último semestre, cuando perdimos la final ante el Once Caldas, el ex senador (Camargo) me respaldó a muerte. Es que esto es un proceso, pero un proceso con resultados porque nadie aguanta que se hable de proceso y siempre se quede eliminado de los cuadrangulares. “ES UN TRABAJO SERIO: ALBERTO GAMERO” El samario, es el otro técnico con más años sentado en el banco de un mismo equipo del fútbol colombiano, en la última década. El estratega samario arribó al banco del Chicó desde el 2006. Y en esos seis años (contando precisamente el 2006 hasta hoy) y once torneos de la A, le ha dado un título al equipo y lo llevó a competir en Copa Libertadores, algo impensado para una institución que no tiene más de diez años de fundado.Gamero ha estado firme en su puesto. “En el tiempo que llevo al frente del equipo se ha hecho un trabajo serio y efectivo, con resultados muy buenos en algunos casos y eso lo ha valorado el máximo accionista del Chicó, Eduardo Pimentel”, dice el técnico.El mismo Pimentel no aguantó tanta presión cuando dirigió a los ajedrezados y tuvo que dar un paso al costado. Igual le pasó al argentino Mario Vanemerak, quien duró poco como técnico del Chicó.Con Gamero ya hay una identidad y una continuidad, pero él mismo dice que ésta debe ir acompaña de resultados.“Se han hecho cosas importantes en un equipo con pocos años de vida. Los técnicos no trabajamos ni uno, ni dos y ni tres meses; hay que darles continuidad para consolidar un proceso y eso es lo que ha pasado acá en Chicó”, afirma. ¿Ha ayudado en algo su cercanía con Pimentel? Eso influye y el hecho de que haya jugado fútbol y haya sido técnico, entonces uno a una persona como él no puede mentirle; él sabe cuándo el equipo está bien o mal y por eso el respaldo decidido de él a este proceso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad