“Soy colombiana y sueño con la paz”: Catherine Ibargüen

Octubre 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Elpaís.com.co
“Soy colombiana y sueño con la paz”: Catherine Ibargüen

Una parte fundamental en la cosecha de triunfos que ha conseguido la atleta Caterine Ibargüen es la compañía de su familia. Su madre, Francisca Mena (junto a ella en la foto), es una de las personas que siempre la aconseja antes de cada competencia.

Es una de los mejores deportistas en la historia del país. Doble medallista olímpica y hoy por hoy la mejor en el salto triple mundial. Conozca la faceta humana detrás de la sonrisa dorada.

Es arrolladora dentro y fuera de las pistas. Su personalidad es parte de su sex appeal. Su sonrisa encantadora refleja la seguridad que la habita; esa misma seguridad con que sale a cada competencia a batir récords y a dejar su huella.

Caterine Ibargüen, la reina del salto triple, la dominadora absoluta de la Liga de Diamante y la medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 sabe que la gente en Colombia la admira.  Se siente orgullosa de sí, por el  gran momento de su carrera.  Quizás por ello esté pensando tanto en darle un mejor futuro a su familia, que ha sido su gran soporte para impulsarse.

A sus 32 años, Caterine asegura que  la disciplina, dedicación y profesionalismo son la base para ser una atleta de élite mundial. Tras haber llegado al techo de sus logros,  ya piensa en un nuevo ciclo olímpico que le permita repetir la gesta de colgarse una  medalla de oro en Tokio 2020.

Aunque por ahora su  mente está centrada en sus metas deportivas, desde ya está planeando su futuro, para  cuando decida dar el último salto de su carrera.

Construir una familia, ser madre y convertirse en entrenadora, son algunos de las metas de la ‘diosa de ébano’. Caterine atendió a El País y le mostró el lado humano de esa niña que salió de Apartadó  y llegó a convertirse en la mejor saltadora triple del mundo.

¿Cómo logra asimilar todos los triunfos recientes de su carrera?

Cada vez que se consigue un triunfo viene acompañado de una satisfacción personal. Estoy tranquilla, disfrutando con mi familia, creciendo con nuevos objetivos y desde ahora visualizando el próximo año. Tengo una calma absoluta.

 ¿Qué tanto valor tiene la familia en estos logros deportivos?

Tiene un valor incalculable. El sacrificio más grande que me toca asumir es sin duda separarme de mi familia, de mi gente, de mis costumbres, de las cosas que me gustan. Eso hace que cada triunfo tenga un sabor más interesante.

¿Los viajes, entrenamientos y competencias no han sido un obstáculo en la relación con su pareja?

La verdad es que hasta ahora he tenido un gran apoyo de mi pareja y eso hace que me sienta muy tranquila.

¿Tiene algún ritual en especial antes de cada competencia?

No importa el país donde me encuentre siempre llamó a mi casa. Recibo la bendición de mi madre (Francisca Mena) y de mi abuela (Ayola Rivas), quienes me manda la mejor energía. No puede faltar la siesta dos o tres horas antes de salir a la pista.

 ¿En esa comunicación con la familia qué mensajes se cruzan?

Es algo muy sencillo, le digo a mi mami que ya salgo para la competencia y ella me dice: que Dios te bendiga hija, que las cosas te salgan como esperas. Es un hábito que se cumple cada que hay un día de competencia, es lindo saber que ellos están pendiente de mi.

Siempre que la escuchamos hablar usted se refiere de una forma muy especial a Dios, ¿su parte espiritual es muy fuerte?

Desde siempre creo en Dios, le dedico todos mis triunfos a Él, considero que es una parte fundamental de mi preparación sicológica que me permite estar tranquila y en paz conmigo misma.

¿Su formación religiosa es católica?

Sí, por parte de mi familia materna provienen de una formación católica y de parte paterna son cristianos. No frecuento ninguna iglesia en particular, con lo  que conozco procuro agradarle a Dios.

¿Habla con Dios frecuentemente?, ¿se sabe el Padrenuestro o alguna otra oración?

(Risas...). Pero por supuesto. Es algo que siempre hago y obviamente que me sé algunas oraciones, nos las aprendemos desde la etapa en el colegio.

Usted viene de una región muy alegre como la zona del Urabá, ¿ le gusta el baile o algún tipo de música?

El Urabá vibra con la música, es una región donde a sus habitantes nos gusta estar bien, felices y alegres. Dependiendo de mi estado de ánimo así mismo escucho música, un día me puedo levantar a oír vallenatos, otro día reguetón, incluso melodías clásicas, en verdad me gusta escuchar de todo un poco.

Su imagen en la pista es siempre impecable, ¿es algo que también lo prepara antes de cada competencia?

Trato de minimizar esos aspectos para no afectar mi parte mental. Si creo que me siento bien con el cabello suelto no tengo lío en usarlo de esa forma. Si creo que tengo que echarme algo de maquillaje, pues lo hago, la idea es que yo me sienta tranquila y no preocuparme si me veo o no bonita. Al final lo único que en verdad importante es salir a la pista y enfocarme en mi parte técnica.

¿Es el mejor momento de la mujer en el deporte colombiano?

Considero que estamos pasando por un gran momento y nuestro aporte ha sido muy significativo a los resultados deportivos en Colombia. Si tu miras, en la delegación nacional a Juegos Olímpicos la mayoría eran mujeres, estuvimos bien, entregamos cosas positivas a la medallería. Las mujeres en el ámbito deportivo estamos haciendo un papel muy importante. Estamos trabajando para ganarnos un espacio importante en la sociedad y esa es una manera de tener igualdad.

¿En el futuro se ve como madre, cambiando pañales y preparando teteros?

Seguramente sí. Eso será una etapa que me llenará como mujer y es parte de un proceso. Si decido tomar esa decisión en este momento me tocaría parar en la parte deportiva casi un año. He tenido el placer de cambiar pañales, preparar biberones, tengo sobrinos y esa parte maternal me gusta.

¿Ha pensado qué va a ser después del retiro?

Me interesaría tras mi retiro aportarle al crecimiento de mi país a través del deporte. Otro aspecto sería adelantar una labor con la base en la formación deportiva. Por ahora son solo proyectos que tengo en mente, pero el tiempo que me exige el alto rendimiento me obliga a estar enfocada solo en ello. En planilla tengo muchas cosas escritas para ayudar al deporte colombiano.

¿En este país se puede vivir del atletismo?

Yo ahora me encuentro tranquila, estoy pasando por el mejor momento de mi vida en lo económico, eso me permite ayudar a mi familia. No podemos vivir de una forma solvente como los atletas que se dedican a otros deportes pero se ha mejorado, por eso esto lo tomo como mi profesión. Falta sin duda más apoyo.

¿Le gustaría incursionar como empresaria?

Tengo todas mis expectativas abiertas para las oportunidades que la vida vaya presentando.

Usted transmite mucha alegría, pero quienes la conocen dicen que es muy temperamental...

Considero que para alcanzar los resultados que he obtenido debo ser exigente conmigo misma y a quienes comparten conmigo. Hay que hacer todo con disciplina y responsabilidad. Las cosas se deben hacer claras y transparentes.

¿Qué cosas le disgustan y le sacan el malgenio?

Las injusticias. No tolero las irresponsabilidades y eso me disgusta mucho.

¿Cuándo se va a la cama se duerme con la tranquilidad del deber cumplido?

Sin duda. Mi mente siempre mantiene tranquila, así que puedo colocar mi cabeza en la almohada y dormir plácidamente.

¿La parte mental la trabaja de una manera especial?

Cuento con apoyo sicológico del Comité Olímpico Colombiano, complementado con el trabajo con el profesor Ubaldo Duany en materia de visualizaciones y mentalización de aspectos específicos. Eso va de la mano con la preparación física.

En medio de un proceso de paz en Colombia, ¿cuál siente que es su labor a futuro?

Como deportista creo que ya estoy haciendo mi trabajo, porque en cada pista intento mostrar lo bonito de mi país, con esperanza y alegría, cada deportista que compite hace un trabajo lindo por Colombia y ese es el valor nuestro, que el mundo entero se entere que somos un país de grandes oportunidades.

¿Cree en la paz para Colombia?

Soy colombiana y sueño con la paz, lo único que digo es que el trabajo que me toca lo estoy haciendo con mucho esfuerzo.

Logros de CaterineMundial de 2011 -  Fue tercera.Panamericanos 2011 -  Fue primera.Olímpicos 2012 -  Fue segunda.Mundial de 2013 -  Fue primera.Centroamericanos 2014 -  Fue primera.Panamericanos 2014 -  Fue primera.Mundial de 2015 -  Fue primera.Liga de Diamante -  Ha sido dominadora durante cuatro años.Olímpicos 2016. - Fue primera.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad