“Son muchas las irregularidades en Boyacá Chicó”: Jhonny Ramírez

“Son muchas las irregularidades en Boyacá Chicó”: Jhonny Ramírez

Febrero 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
FILIBERTO ROJAS FERRO - Colprensa
“Son muchas las irregularidades en Boyacá Chicó”: Jhonny Ramírez

Jhonny Ramírez (azul), volante de marca.

El volante de Millonarios habló en exclusiva para Colprensa sobre algunas de las irregularidades que maneja el Boyacá Chicó con el futbolista.

El volante antioqueño Jhonny Ramírez rompió el silencio, no aguantó más y habló sobre un tema que tal vez muchos lo saben, muchos lo viven, pero pocos se atreven a decirlo y hacerlo público: el manejo de algunos clubes profesionales de fútbol con el empleado, con el jugador. En particular, la experiencia del volante paisa es con el Boyacá Chicó, del que renunció luego de varios años de contrato, se quedó con sus derechos deportivos y ahora, el máximo accionista del equipo ajedrezado, Eduardo Pimentel, lo tilda de “desagradecido”. ¿Por qué Eduardo Pimentel lo tilda como desagradecido? "No entiendo por qué, si él no me estaba haciendo un favor, ya que yo estaba trabajando y lo hice muy duro y muy fuerte para que Boyacá Chicó se beneficiara con mi trabajo, que era lo único que yo le podía dar al equipo y lo hice con mi mayor esfuerzo". ¿Pero no cree que Chicó debería recibir algo más a cambio, como el dinero por la venta de sus derechos deportivos? "Puede ser y yo entiendo lo que siente Pimentel, pero por qué en su momento, viendo que uno era un jugador importante para su equipo, no me brindó todo, por qué no me pagaba todo el año lo que me debía pagar, por qué no nos colaboraba más, pues entiendo que un jefe debe tener a la gente contenta, más aún cuando uno da un buen trabajo para que se sientan tranquilos y yo en ciertos momentos se lo expresaba y se lo decía, porque veía muchas irregularidades y yo se las manifesté". ¿Como qué irregularidades? "Son muchas las irregularidades en Chicó, por ejemplo, uno tiene que tener un rendimiento regular, porque si no lo tiene, difícilmente lo van a sostener, entonces como hay un contrato por el mínimo, en cualquier momento lo pueden despedir y como ellos no entregan copia de contrato, el jugador va a pelear y no puede". ¿Cómo es el sistema de pago en Boyacá Chicó? "Allá le pagan a uno fijo es el contrato por el sueldo mínimo, más un contrato verbal que no era fijo, ni por premios, mensualmente lo fijo era el mínimo, porque si me expulsaban y me daban dos o tres fechas, ese mes no tendría otro ingreso porque no jugué, además de que la salud y los pagos legales, no los hacen a tiempo o no los hacen, pero cada mes aparecía el descuento en el desprendible de pago por el sueldo mínimo, y cuando no pagaban, la familia quedaba desprotegida". Con todo eso ¿por qué aceptó en un principio trabajar con esas condiciones? "Porque cuando llegué al Boyacá Chicó, reconozco que lo hice por necesidad y por eso firmé un contrato como ese, no era un momento fácil, porque no tenía trabajo y no sabía si podía volver a jugar y uno por oportunidades le toca hacer muchas cosas, como esa, aceptar esas condiciones, pero después me di cuenta que las cosas no eran justas, porque ni siquiera un sueldo mínimo lo cumplen como debe ser, ademas de que desprotegen mucho a la persona, más que el jugador, porque con este contrato no se puede gozar de muchas cosas". ¿Y usted estando allá nunca se lo manifestó? "Sí, hace un año y medio o más yo le puse claro todas estas cosas a Pimentel, para que me pagara mi contrato completo y le dije que por eso me quería ir para otro equipo, lo que muestra que la discusión es desde hace mucho tiempo, pero esas cosas se quedan allá y difícilmente salen, porque no encontraba la oportunidad para hacerlo, esa que tengo ahora por mi momento deportivo". ¿Y qué le respondía Pimentel? "Él me decía que yo ya estaba muy viejo, por eso me decía que no me fuera, porque no quería que yo viniera a Millonarios, por eso tuvimos otra discusión el año pasado, porque había varios equipos interesados y él no resolvía nada, porque pedía mucho dinero". ¿Ese dinero por sus derechos deportivos es al final lo que pelea Pimentel? "Sí, porque todo radica en que esta situación implica dinero, que los clubes quieren, pero si un jugador tiene un contrato hasta cierto momento, que lo desvincula del club, el club se quedaría sin lo que le pueden dar por el jugador y no piensan en la persona, sino en el beneficio propio de los clubes, sabiendo que hay momentos que pueden tener bien al jugador para recibir mucho dinero, pero les pregunto, por qué no tratan bien al jugador para que esté con agrado, por ejemplo, yo ahora no me quiero ir de Millonarios, porque me tratan bien, con las mejores condiciones para el trabajador, eso es lo que tienen que ver los clubes, para que mejoren, que tengan a los jugadores contentos y nunca se les van a ir así". ¿Le agradece algo a Pimentel? "Sí claro, uno siempre tiene agradecimiento, pero como se lo he dicho, el mejor agradecimiento que le di fue mi buen rendimiento durante los años que estuve allá, porque sin duda me entregué al máximo, por eso él me trataba un poquito mejor que a los demás compañeros, y aún así me estoy quejando y estoy molesto por muchas cosas". ¿Se sentaría a solucionar este proceso en diálogo con Pimentel? "Sí, por qué no, porque yo no soy orgulloso, pero sé que él sí lo es, porque conozco su manera de pensar y no va a acceder a que yo arregle con él, pero las cosas son justas y legales, por eso voy a seguir adelante con este proceso". Más allá de lo legal ¿cómo siente que ha manejado su ética profesional en este proceso, al dejar al Chicó de esa forma? "La moral también está a mi favor, porque las injusticias que se ven allá son muchas y yo quiero ser un abanderado de todos los que han sufrido por los abusos a los que someten a muchos compañeros, porque he visto muchos casos allá de jugadores que llegaban, firmaban por el mínimo, acomodaban su familia, se instalaban en Tunja y por no tener un buen rendimiento los sacaban. Cuando quedamos campeones echó a algunos y no les dio su premio por el título, pero son muchas más cosas que lo ponen a uno en mal ambiente y yo estando allá ya me sentía mal, sólo estaba esperando mi momento y era este". ¿Y cómo percibe la ética del manejo en el Boyacá Chicó? "Los dirigentes salen a decir que los jugadores no somos éticos, pero ellos son menos éticos y tienen menos moral que uno. Pimentel maneja una doble moral, porque no le da el mejor trato a sus jugadores y muchos jugadores que han salido de allá, como Evert 'chaca' Palacios, Franckie Oviedo, Óscar Díaz, Leonardo López y José Erick Correa, entre otros, lo hicieron igual y si les preguntan ellos van a manifestar lo mismo de los problemas y abusos que hay en Chicó, sino que los están allá no van a salir a hablar porque se meterán en problemas con Eduardo". ¿Qué le diría usted a Eduardo Pimentel? "Que en el trabajo no hay desagradecidos, porque uno debe ser justo con sus trabajadores y yo creo que di mi mejor trabajo, porque él sabe que me ponía como ejemplo y si lo hacía, por qué no me trató bien, al menos con lo que la Ley exige". ¿Cómo ha obrado la Dimayor en este proceso? "Dimayor ha estado muy a favor del Boyacá Chicó, ellos se cuidan como clubes y no protegen al jugador en ningún momento, ellos defienden al club y esa es su manera de trabajar y por eso estoy tranquilo, a la espera de lo que termine en este proceso". CON MILLONARIOS ¿Cómo es la relación con Millonarios? "Es muy buena, gracias a Dios alcanzamos el título, que me tiene bien parado, porque terminé con buen rendimiento y ellos después de que les mostré que era jugador libre se volvieron a interesar, porque ellos no querían hacer ningún negocio con Chicó, por la manera de ser del dueño del equipo (Pimentel) y por eso me recibieron, porque soy una persona legal y siempre he obrado de buena fe. Estoy feliz y no me quiero ir de Millonarios por todo lo que viví y por todo lo que me ha pasado en este equipo". ¿Cómo es el trato para el jugador de Millonarios? "Laboralmente, Millonarios tiene todo lo que uno puede esperar, la diferencia entre Chicó y Millonarios es muy larga por todo, principalmente porque lo tratan a uno mucho mejor y con justicia". FRASES “La presión que ejerce Eduardo Pimentel sobre el jugador es fuerte, porque es una persona que con su solo hablar, con su mirada impresiona y tiene mucho poder de convicción, entonces es difícil enfrentarlo fácilmente”, Jhonny Ramírez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad