Sneijder, tocado por la varita

Julio 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
AP/ Enlajugada
Sneijder, tocado por la varita

Los goles de Wesley Sneijder han sido definitivos para la clasificación de Holanda a la gran final del Mundial de Sudáfrica 2010.

No hay caso. Los dioses del fútbol le están sonriendo a Wesley Sneijder. Pareciera que cada pelota que toca termina adentro del arco. El volante holandés, quien tuvo un año memorable con el Inter, es una de las figuras de la Copa Mundial a fuerza de goles.

No hay caso. Los dioses del fútbol le están sonriendo a Wesley Sneijder. Pareciera que cada pelota que toca termina adentro del arco. El volante holandés, quien tuvo un año memorable con el Inter, es una de las figuras de la Copa Mundial a fuerza de goles.Sneijder marcó su quinto tanto del torneo, ayudando a que Holanda derrotara 3-2 a Uruguay y avanzara a su primera final desde 1978. El gol lo dejó empatado con el español David Villa al tope de la tabla de cañoneros."Esto nunca se olvidará", declaró el jugador. "Estamos en la final. Tengo que acostumbrarme"."Estamos muy cerca (del título). No hay nada como un Mundial", agregó.Fue nuevamente un gol extraño. Con el partido igualado 1-1 y muy reñido, Sneijder se encontró con una pelota en la entrada del área y sacó un derechazo al segundo palo. El balón pasó entre varias piernas, se desvió levemente en un defensa uruguayo y entró pagado al poste, lejos del arquero Fernando Muslera.Fue un gol con suerte. Igual que los dos que había marcado en los cuartos de final contra Brasil, con los que Holanda se impuso 2-1.En el primero, Sneijder tiró un centro al corazón del área. El arquero Julio César se molestó con su compañero Felipe Melo y la pelota fue a parar al fondo de las mallas, ante la sorpresa del propio Sneijder. Inicialmente el gol fue asignado a Melo, pero luego la Fifa se lo dio al holandés.Sneijder marcó también el segundo tanto de su equipo en ese partido y nada menos que de cabeza, en el centro del área, pese a que es bajo de estatura. Su compañero Dirk Kuyt peinó un balón hacia atrás y la pelota le cayó justo para que metiese el frentazo, rodeado de rivales mucho más altos.Sneijder marcó un tanto en la victoria 2-1 sobre Eslovaquia en los octavos de final y también el gol del triunfo 1-0 sobre Japón en la primera ronda,l o cual lo ha convertido en uno de los jugadores más importantes de Holanda y del Mundial.El holandés ha tenido un año para el recuerdo. Luego de ser descartado por el Real Madrid, brilló en el Inter, con el que ganó la Liga de Campeones, la liga italiana y la Copa Italia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad