“Si me muero en un partido, pues me muero”: Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez

“Si me muero en un partido, pues me muero”: Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez

Abril 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
John Eric Gómez - Colprensa - El Colombiano
“Si me muero en un partido, pues me muero”: Hernán  Darío ‘Bolillo’ Gómez

Hernán Darío Gómez, técnico de la selección Panamá.

El equipo antioqueño lucha esta temporada por no descender a la Primera B. Dura tarea para el técnico 'paisa'.

El director técnico del Deportivo Independiente Medellín, Hernán Darío Gómez, habló sobre la situación por la cual pasa el equipo en la actualidad. ¿Hernán, qué balance hace desde que dirige al DIM? "Lo agarré en la situación en que está. Con el descenso presente, mal funcionamiento, y problemas administrativos. Ha sido un reto difícil. El primer semestre del año pasado fue de observar y en el segundo hicimos una buena presentación con unos reemplazos y una buena administración de Julio Roberto Gómez.Se empezó a mejorar y todo el mundo creyó en el equipo". ¿Y qué ha pasado? "Llegó otra gente muy querida y buena a darnos más estabilidad. Como iba, Medellín no era que descendiera sino que no iba a salir al torneo. Con la llegada de los nuevos directivos y con un trabajo del que me siento parte, hemos ayudado a que el equipo mejore y, de hecho, he logrado muchas cosas que no se ven". ¿Qué cosas ha logrado? "Hemos colaborado para que este equipo viva bien y que sea un grupo muy unido. Tenemos un presidente que está pendiente, unos nuevos dueños y un comité ejecutivo paciente, que apoya, que nos llama y nos busca. Estamos al día, hay respeto, hemos jugado buenos partidos, pero tenemos la tristeza de no haber sacado mejores resultados y no quiero desconocer que es una situación muy grave". ¿Le duele mucho la crítica? "Estoy curtido. Ha sido muy importante alejarme de los medios. No leer, no oír, no estoy en las redes sociales ni me interesa. Siento mucho apoyo, pero soy consciente de que con la cantidad de puntos que tenemos, para la gente que vive del resultado es muy fácil decir barbaridades. De fútbol se puede decir lo que quiera y no pasa nada, pero hable de política o religión y lo pueden meter a la cárcel. Si la gente analiza este es un Medellín con orden y estilo, no una recocha". ¿Cómo lo descalifican? "La gente que no profundiza dice que los muchachos son unos troncos y que este técnico no sirve". ¿Cree que lo pueden sacar? "Dios quiera que nos dejen estar acá. Como va Medellín, no sé si nos alcance en este torneo, pero el entrante tiene que dar las garantías. Si miramos cada partido jugado, hasta ahora, ganado o perdido, siempre generamos opciones y es que duélale a quién le duela, este equipo juega bien". ¿Tiene enemigos? "En el fútbol siempre tenés enemigos. Un ejemplo es el de Pékerman, que cuando llegó generó muchas dudas y después mucha gente se montó en el bus. Yo era Dios en diciembre y ahora vivo en la cabeza del uno y del otro". ¿En qué se ha equivocado? "Muchas veces, pero no puedo decirle todas. Tocaría temas que no quiero tocar. En la parte técnica he hecho muchos cambios que no me salieron". ¿Ha fallado en el manejo del grupo? "A mis jugadores los arropo y los braveo. Cuando me toca enfrentarlos lo hago y hay un respeto hacia el técnico. La hoja de vida mía y mi trabajo no se pueden echar en la misma bolsa. A Bolillo hay que echarlo porque nunca fue nadie. Eso no es así, Bolillo es un técnico que hay que respaldar, porque tiene cómo responder. En tres meses puse al equipo en la final". ¿Tiene problemas de salud por culpa del fútbol? "Sí los tengo, pero me voy a morir en la cancha. Los médicos me dan las pastillas y vengo, entreno y, si me muero en una putería de esas de un partido, pues me muero. A esta institución la hago defender por encima de muchos hinchas que van a insultarme. Son muy poquitos, porque todavía siento el apoyo de la gran hinchada. Eso sí, no le aconsejo a nadie ser técnico". ¿Qué dice la gente cercana? "Me dicen cosas mi familia y los técnicos de la rosca paisa aunque eso cause piquiña en el país. Ellos me hablan muy bien del equipo. Me manifiestan que no me desespere que van a empezar a llegar los resultados. Nadie me insulta en la calle y aunque tengo opciones para irme no lo quiero hacer. Quiero sacar a este Medellín de la mejor manera".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad