Sherman Cárdenas, el nuevo referente del Atlético Nacional

Sherman Cárdenas, el nuevo referente del Atlético Nacional

Febrero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Nestor González - Vanguardia Liberal

A sus 24 años y con toda una carrera por delante, Sherman se erige en pieza clave, fundamental, en la titular del Atlético Nacional. Es hombre de confianza del técnico Juan Carlos Osorio.

El pasado miércoles 19 de febrero el Estadio Polideportivo Sur de Envigado se encontraba casi lleno y no era para menos, pues el Atlético Nacional de Juan Carlos Osorio visitaba al equipo ‘naranja’.En la tribuna, Esteban Aristizábal, un hincha de 49 años que no se pierde partido del club verdolaga, no estaba del todo tranquilo a pesar del gran momento del conjunto que ganó tres campeonatos en 2013.“Sherman no puede jugar, está lesionado y ojalá el equipo no sienta su ausencia”, comentó el seguidor.El ‘verde paisa’ inició ganando muy rápido, al minuto 2 con tanto de Orlando Berrío, pero Envigado reaccionó gracias a Néider Morantes, quien con dos penaltis sentenció el primer tiempo con un sorpresivo 2-1.“Yo lo advertí, Nacional es un equipo con Sherman y otro sin él. El ‘pela’o’ es ídolo. Nosotros no le creíamos porque en Junior no jugaba, pero nos calló la boca. Ese gol que le hizo a La Equidad no lo olvidamos (tomó el balón en propio campo e hizo una anotación maradoniana) y tampoco los goles y las jugadas que hace en los partidos importantes”, acotó otra vez el hincha, mientras degustaba de un perro caliente.Con mucha humildadEn su domicilio, el líder silencioso de Nacional tomaba reposo y se recuperaba de una intervención en el dedo gordo de su pie derecho, que le impidió estar en el duelo. Los juegos de sus dos hijos, Sherman Júnior y Shenoa, le impedían entrar en ansiedad.Son muchos los gestos de cariño que ha recibido de la fanaticada del ‘rey de copas’, pero Sherman Andrés Cárdenas Estupiñán conserva la misma humildad que exponía en Atlético Santander, club donde dio los primeros pasos.“Yo recuerdo que cuando el equipo viajaba intentábamos llegar temprano para que a Sherman no le tocara el puesto que no tenía espaldar, pero a pesar de eso él terminaba allí sentado. Eso no le importaba, él iba contento porque tenía que jugar”, comentó Evelio Cárdenas, el padre del ‘7’ de Nacional.En las épocas de infancia, Cárdenas ya tenía la simpatía de las personas que lo rodeaban, tanto así, que en su barrio, en el municipio de Floridablanca, las vecinas no hacían escándalo si los niños jugaban cerca de sus casas, siempre y cuando el pequeño “shermitan” estuviera presente.Como buen santandereano, siempre estuvo adelante. Su entrenador de infancia en la Escuela Atlético Santander, Nelson Maestre, recuerda que “el enano llegó con 9 años a la Escuela y se caracterizó por superar a sus compañeros en todos los trabajos, fueran físicos o técnicos. Él, a pesar de ser menor, reforzaba las categorías mayores y no se notaba la diferencia de edad”.Una cita con el destinoMás de ocho años han pasado desde aquel 28 de agosto de 2005, cuando con apenas 16 años debutó en el fútbol profesional colombiano vistiendo los colores de su querido Atlético Bucaramanga, en un juego ante Real Cartagena, donde los ‘leopardos’ se impusieron 2-1. En aquel entonces, el ‘pequeño’ en estatura pero gigante en riqueza futbolística, sorprendió a propios y extraños.Con el paso de los partidos se consolidó en el elenco que dirigía Nelson Reyes y el 18 de septiembre del mismo año anotó su primer gol como profesional, en un partido disputado en el estadio Alfonso López ante Atlético Nacional, club que le tenía reservado un sitial especial en su historia.“Todavía era un niño cuando debuté en Bucaramanga, pero fue una gran experiencia. Encontré el respaldo de mucha gente y, sobre todo, de mi familia”, aseguró el consentido de la afición verdolaga.De resistido a referenteEn la actualidad, con 24 años tiene la experiencia de pocos, pues ha vestido los colores de Bucaramanga, Millonarios, La Equidad, Junior y Nacional. Sabe cuándo jugar largo o corto, sabe cuándo encarar y sabe cuándo cambiar de ritmo. Aunque actúa con la camiseta número 7, es un artista para disfrazarse de ‘10’, con todas las implicaciones que esto significa: genialidad, asistencia y gol.En tiempo récord, y ante el escepticismo de muchos, se convirtió en ídolo de una de las aficiones más exigentes del fútbol colombiano: la de Atlético Nacional.“Al principio fue complicado porque se habló mucho de mi llegada. En redes sociales se dijeron muchas cosas, pero yo estaba tranquilo, porque sabía a lo que venía a Nacional, tenía que trabajar duro y demostrar mi juego en la cancha. Ahora me motiva mucho el trato de la hinchada”, sostuvo Sherman.En un año como verdolaga ya disputó cuatro finales, de las cuales ganó tres, siendo vital en todo momento. “Sherman es un jugador que nosotros recomendamos para que viniera a Nacional, pensando en el futuro, pero nos ha mostrado que tiene un presente importante. Es un jugador con gran proyección y es un referente del equipo. Él debe pensar en selección y en el exterior, porque es diferente, puede jugar de interior, de media punta, de extremo y tiene mucho oficio”, comentó Pompilio Páez, asistente técnico de Nacional.La ausencia de Sherman se sienteEn el segundo tiempo, Nacional recuperó el control del cotejo y con algo de sufrimiento dio vuelta al resultado, con dianas de Santiago Tréllez y Juan David Valencia.No obstante, fue notorio que el santandereano le imprime un condimento adicional al equipo. No por menos, la temporada anterior fue uno de los jugadores que más minutos acumuló.“Sherman se ganó la confianza del entrenador Juan Carlos Osorio y encajó muy bien en los planes estratégicos. A pesar de la rotación es de los futbolistas que más juega y en los partidos trascendentales siempre está”, afirmó Wilson Díaz, periodista deportivo del periódico El Colombiano de Medellín.La lesión solo impidió la ausencia de Cárdenas en dos juegos (Envigado y La Equidad). El próximo martes ante Gremio por la Copa Libertadores, con seguridad estará comandando los hilos desde el mediocampo.Dejaron huellaSherman Cárdenas se ha convertido en uno de los pocos santandereanos que se destacó en el Nacional.Algunas temporadas atrás el defensor central Humberto Mendoza se consolidó en el club antioqueño y logró tres títulos nacionales. Asimismo, el mediocampista de marca Dúmar Rueda fue vital en el elenco ‘verdolaga’ al cosechar un campeonato local y dos internacionales.Más atrás en el tiempo, es indudable reconocer el aporte de Norberto Peluffo, quien brilló con luz propia en aquel Nacional que dirigió Osvaldo Zubeldía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad