“Sentí una gran alegría por el hincha”: Jersson González

Septiembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS / Redacción El País

El autor del gol sobre Itagüí señaló que el año que estuvo inactivo fue muy duro y que sólo su familia sabe el esfuerzo que tuvo que hacer. En el tiro libre acordó con Rubén Bustos que el ángulo le convenía.

Con lágrimas y subido en los hombros de Paulo César Arango mientras en las tribunas retumbaba el estribillo de “Jersson, Jersson”, el volante americano se convirtió en el héroe de la angustiosa victoria del América sobre el Itagüí.Después de acordar con Rubén Bustos que el ángulo de remate le convenía más a él, González ejecutó de forma brillante un tiro libre en el minuto final del choque, para poner a celebrar a los más de diez mil aficionados que llegaron al Estadio 'Pascual Guerrero' en la noche de amor y amistad, sin importarles que también había caído un fuerte aguacero en el previo del compromiso.Ese gol tiene un gran significado por habérselo marcado a uno de los rivales involucrados en la tabla del descenso. Jersson habló con El País sobre la acción. ¿Cómo vivió el momento del gol?"Es una alegría inmensa, estoy muy contento de que las cosas nos hubieran salido bien y satisfecho por la emoción que produjo en la afición americana. Con mis lágrimas creo que todos se contagiaron para celebrar un resultado que nos va a servir mucho de aquí en adelante".Arango lo llevó en hombros hasta sur, ¿qué le dijeron sus demás compañeros?"Yo siempre he tenido el aval de ellos, por eso me siento muy tranquilo y orgulloso. El técnico también me da la tranquilidad de hacer las cosas como hasta ahora, por eso tengo muchos deseos de seguir para adelante".¿A qué se le arrimó Viáfara?"A decirme que me concentrara y que me tuviera confianza para meterla, afortunadamente así ocurrió".¿Y cuál fue el mensaje de Bustos cuando estaban frente al balón?"Los dos nos conocemos muy bien, sabemos que si está recargado al lado derecho es para que le pegue yo, y si está hacia la izquierda, para él. Nos entendemos perfectamente y el que haga el gol lo marca en favor del equipo y para felicidad de la hinchada".El técnico también lo abrazó con gran efusividad..."Nosotros apenas llevamos ocho días con él, pero ha sido una persona que nos ha hablado muy bien, tiene mucho manejo de grupo y sabe lo que le gusta y no le gusta al jugador".¿Su familia fue vital para pasar las dificultades que vivió en el año que estuvo sin jugar?"No hay duda, ellos son los únicos que saben del esfuerzo hecho".¿Fue muy difícil ese año?"Sí, es complicado estar fuera de las canchas y ver a otras personas jugando. Pero con la ayuda de Dios pude volver a mi equipo y espero que todo nos salga bien".¿Qué hizo en ese tiempo?"Estuve dando clases en la escuela de Frankie Oviedo, y los fines de la semana los pasaba en la casa con la familia".EMPATE EN EL CLÁSICO DE LA BEl duelo vallecaucano por el Torneo Postobón entre Cortuluá y Pacífico, jugado en el Estadio 'Doce de Octubre', fue un mal negocio para ambos equipos por el 0-0 final.Ese resultado los deja en la parte baja de la tabla, viendo cómo se sigue ensanchando la diferencia con relación al lote que va en la zona de arriba del tablero de posiciones.La fecha del torneo de ascenso fue mala para el Valle porque el otro representante de la región, el Dépor Aguablanca, perdió ayer 1-2 en el 'Pascual Guerrero' ante el Deportivo Pasto.El paraguayo Carlos Villagra puso a ganar al onceno nariñense a los 35 minutos; pero Leonardo Quintero, a los 74, igualó la contienda para el Dépor. Pero tres minutos después un ex jugador del Dépor, Mauricio Mina, sentenció la contienda para el Pasto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad