“Sentí que todo Colombia saltaba conmigo”: Caterine Ibargüen

“Sentí que todo Colombia saltaba conmigo”: Caterine Ibargüen

Agosto 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
“Sentí que todo Colombia saltaba conmigo”: Caterine Ibargüen

La colombiana Caterine Ibarguen celebra su victoria en la final del triple salto femenino de los Mundiales de Atletismo Moscú 2013, en el Estadio Olímpico Luzhnikí de la capital rusa.

La deportista, referente del atletismo mundial, agradeció especialmente a su técnico, el cubano Ubaldo Duany, quien la persuadió a especializarse en el triple salto.

La atleta antioqueña Caterine Ibargüen, quien el jueves puso a vibrar a todo Colombia tras conseguir la medalla de oro en el triple salto del Mundial de Atletismo en Rusia, confesó que la energía de sus compatriotas fue vital para lograr la gesta.“De verdad se sintió que todo Colombia estaba conmigo, los quiero y voy a seguir trabajando para seguirles danto más alegrías, porque esta es la cara linda de nuestro país”, dijo en su primer contacto con la prensa que cubría el evento.En medio de la emoción no se olvidó de darle créditos al técnico que se ha encargado de pulir ese diamante en bruto, el cubano Ubaldo Duany.”Gracias a Dios cuento con el apoyo de un excelente entrenador, además de mi familia y amigos; sin ellos no habría sido posible. Ubaldo es una parte muy importante de este logro; sin él no lo hubiese logrado”, contó.“Él me enseñó a soñar, a que viera que sí era posible, que estábamos a nivel de las mejores del mundo, que podíamos seguir trabajando y mejorando. Hoy se consiguió una medalla de oro pero seguimos trabajando para una mejor marca”, agregó.Recordó que fue Duany quien la persuadió para que cambiara de disciplina y se dedicara al triple salto.“Soy el instrumento de él (Ubaldo), cuando llegué a sus manos dije que me iba a adaptar al cambio, voy a trabajar lo que él me diga y el éxito radica en que siempre hago lo que Ubaldo me dice. Para mi es un padre”.Siguiendo con los agradecimientos, también dio crédito a la gente de Puerto Rico, país donde se terminó de forjar como atleta de élite; donde vive y estudia.“Me han acogido de la mejor forma. Agradezco mucho a la Universidad Metropolitana, parte importante en este proceso. Puerto Rico ha sido muy importante en este proceso; sé que allá también vibraron con este logro”.Confesó además que, a manera de amuleto de la buena suerte, siempre compite con unos aretes que le regaló su mamá. Amuleto que, como en los Juegos Olímpicos Londres 2012, surtieron efecto.Caterine aprovechó el momento efusivo para enviar un recado a todos esos niños, de su natal Apartadó y de Colombia en general, que quizá hoy empiezan a soñar con figurar en el atletismo.“Sólo les puedo decir que sí se puede, que hay que soñar y trabajar para eso, ponerse objetivos; soñar porque todo es posible”, expresó.“Me agrada mucho el apoyo que le están dando al atletismo; todos esos deportistas que recién están empezando en esta disciplina deben seguir adelante, intentándolo, porque estamos a nivel del mundo”.Argumentó que lo hecho en el Mundial de Rusia es lo que ella denomina “el abresalas”, enfatizando en el talento nato que poseen los deportistas nacionales. “Eso se ve reflejado en atletas como Rosibel García y Rafith Rodríguez, sin olvidar los niños que van a disputar ahora el Panamericano de Medellín. Colombia tiene con qué, esperemos que los apoyen y que sigamos soñando”.Finalmente y de cara a lo que viene ahora para su carrera deportiva, Ibargüen tiene muy claro su panorama a corto y largo plazo, donde la meta es volver a figurar en unos Juegos Olímpicos.“A corto plazo, el día 22, estaré en la Liga Diamante de Estocolmo. Vamos a trabajar con miras a Río de Janeiro”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad