Selección Colombia sufrió una herida difícil de cicatrizar

Julio 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Enviado especial de El País-Buenos Aires (Argentina)
Selección Colombia sufrió una herida difícil de cicatrizar

Dayro Moreno (derecha) se lamenta tras la eliminación de Colombia en Copa América. El rostro de Hugo Rodallega (izquierda) también refleja la frustración.

La eliminación de Colombia de la Copa América, a manos de Perú, fue un golpe durísimo para la Selección, pero también para una afición que veía con más optimismo el paso a la semifinal.

El rostro de Hernán Darío Gómez en la rueda de prensa post-derrota 0-2 ante Perú, por más que lo quiso disimular, denotaba impotencia, rabia, desazón y, como él mismo lo llama en determinados momentos, 'mucha piedra'. Igual aconteció con los jugadores cuando pasaron por la zona mixta del estadio ‘Mario Kempes’ de Córdoba, minutos después de consumada la eliminación de la Copa América. Seguramente esos sentimientos quedaron marcados en los aficionados colombianos que siguieron 'en vivo y en directo' el partido desde las gradas del escenario, y los que estuvieron pegados del televisor en cualquier rincón del planeta. Todos esas sensaciones tienen una clarísima explicación: el que sacó a Colombia de la Copa América fue Perú y no Argentina, Brasil, Uruguay o Paraguay. Quien ganó el pulso no resultó ser uno de los grandes sino un rival igual o de menor escala que el combinado nacional. Para decirlo de otra manera: a Colombia la derribaron jugadores que, salvo dos o tres excepciones como Juan Vargas, Alberto Rodríguez y Paolo Guerrero, militan en el discreto torneo peruano. Esa es la causa de tanto dolor, resentimiento y frustración del técnico, jugadores y aficionados. ¿Cuáles fueron las causas del descalabro ante un equipo que apenas está en construcción? Muchas. Colombia careció de fórmulas ofensivas para superar el sólido bloque defensivo que montó Sergio Markarián. Al equipo de 'Bolillo' Gómez le taponaron las puntas y por eso se quedó sin luz. Sin Zúñiga y Dayro funcionando por derecha, y sin Armero y Ramos carburando por izquierda, Colombia no tuvo otra opción que chocarse con el muro peruano. No aparecieron Aguilar, Sánchez y Guarín para desengancharse de tares defensivas y dar una mano en ofensiva. También falló el técnico que no advirtió eso y el bajón de varios jugadores para encontrar en el banco de manera oportuna el revulsivo. Para el traspié jugaron otros detalles, pero quizá los más decisivos fueron los errores de 'Neco' Martínez que le entregaron los goles a Perú en tiempo extra, primero con Carlos Lobatón y después con Juan Vargas. De esa manera, desteñida por cierto cuando en primera ronda se rozó casi que la perfección, terminó la participación de Colombia en la Copa América. No fue un adiós cualquiera. Fue una salida triste, con una herida que por ser el rival que sacó a Colombia de camino, tardará mucho tiempo en cicatrizar. ¿CAMBIARÁ 'BOLILLO'? En la primera fase, como todo funcionó a las mil maravillas, o por lo menos eso se vio especialmente en los partidos ante Argentina y Bolivia, y un poco en la primera salida frente a Costa Rica, muy poco se habló del esquema utilizado por el técnico Hernán Darío Gómez, sin un 10 en su nómina pero sí con dos volantes abiertos de ida y vuelta como Dayro Moreno por derecha y Adrián Ramos por izquierda. Sin embargo, el sábado frente a Perú, con el esquema utilizado por Sergio Markarián, el de taponarle las bandas a Colombia, la fórmula de 'Bolillo' Gómez quedó al desnudo porque no hubo variantes ofensivas y eso resintió notablemente a la Selección hasta el punto de llevarla a la derrota. Sucedido eso, la pregunta que surge ahora es: ¿cambiará 'Bolillo' de cara al futuro? Difícil de precisarlo, sobretodo cuando el técnico ha demostrado varias veces que no se deja influenciar por las críticas, por lo que diga la prensa y mucho menos por lo que opine la afición. Sin embargo, el cambio de módulo táctico en la Selección no depende de Hernán Darío Gómez sino de los jugadores que llevan en su camiseta el número 10 o los que juegan en esa posición de volante ofensivo por el centro. Si Giovanni Hernández, Macnelly Torres y Giovanni Moreno, que son los más conocidos y juegan en esa posición, están en un buen nivel en el momento de una convocatoria, a Gómez no le quedará otro camino que convocarlos y seguramente utilizarlos en la formación inicialista. Ahí está la clave de si cambia o no. Todo está en el momento o en las piernas de los llamados 10, los que esta vez estuvieron ausentes con la Selección en la Copa América.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad