"Selección Colombia puede dar un batacazo en Uruguay”: Antonio Alzamendi

Octubre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- Reportero de El País

Antonio Alzamendi, leyenda del fútbol uruguayo.

Un histórico de la selección uruguaya, protagonista en dos mundiales, dice que para el duelo del martes confía mucho en la celeste, pero no desconoce el poderío de Colombia.

Más de doce años en la selección uruguaya; dos mundiales jugados —México 86 e Italia 90—, dos títulos en tres Copas América que jugó con la celeste y un estilo que impuso como puntero derecho imparable le abrieron a Antonio Alzamendi un rincón en la rica y envidiable historia del fútbol charrúa.

Jugó en los equipos grandes de su país, Nacional y Peñarol; también en River Plate de Argentina, con el que le ganó al América la Copa Libertadores en 1986.

Alzamendi tiene un grato recuerdo de las varias etapas que vivió con la selección uruguaya. A su lado tuvo jugadores brillantes como Rubén Paz y Enzo Francescoli, que ya sabían a quién tirársela para que corriera y definiera, o habilitara a Venancio Ramos o al 'Polilla' Da Silva, casi siempre sus compañeros de ataque.

'El Policía', como se le conoció, tiene hoy 59 años; trabaja en sus negocios particulares, es técnico de fútbol y no le pierde pisada a la actual selección charrúa. Desde su casa en Cardona, ciudad del suroeste de Uruguay, Alzamendi habló con El País sobre el duelo del martes.

Yo estoy feliz porque al ‘Maestro’ Tabárez le pase esto, lo mismo que al grupo; en Uruguay han cambiado muchas cosas y Bolivia es un rival muy complicado cuando está en la altura; se planteó un buen partido, los chicos se mataron corriendo. No le voy a quitar méritos a Uruguay, me parece que ganó bien y que muchas selecciones van a tener problemas con Bolivia en La Paz.

Lamentablemente no. Sé que le ganó a Perú 2-0 casi al final y que le costó mucho; pero son dos selecciones que van a pelear la eliminatoria por lo que han venido haciendo. 

Uruguay se va a enfrentar a un duro equipo, pero Colombia también sabe lo que es Uruguay. Yo siempre apuesto por Uruguay, es un equipo que uno no sabe si va a ganar, empatar o perder. A Uruguay se le teme; es un equipo que responde partido a partido. Nosotros somos así, vamos paso a paso; y si apelamos a la historia, el partido lo va a ganar Uruguay. Pero Colombia ha demostrado este último año que tiene jugadores con un buen nivel y que puede dar un batacazo en Uruguay. Hay que esperar, pero confío mucho en mi Selección ante una Colombia que aún le debe a su gente.

Porque Colombia de repente tiene un año espectacular y al año siguiente no lo tiene. Hay que dar ese paso que incluso lo dije en su momento por Chile. Ellos ganan la Copa América y ahora tienen que mantener ese paso. Argentina, Brasil y Uruguay  siempre han mantenido un nivel importante; Colombia, después de la época de Valderrama y de todas esas figuras, tuvo el año pasado un Mundial muy importante, pero en la Copa América de Chile no vimos a la Colombia que todo el mundo vio en el Mundial.

Yo no soy el único que lo digo. Yo siempre digo que la historia hay que respetarla. Por algo somos 17 veces campeones de América, dos veces campeones del mundo y último campeón juvenil. Y somos un país con poca gente y con precario nivel económico. Ojalá Uruguay pudiera tener el nivel que tienen Colombia u otros países en diferentes ramas. Sin embargo siempre estamos peleando. Algo hay. De pronto los otros países no tienen lo que tenemos nosotros. Y no lo digo con soberbia. Las estadísticas están escritas y en eso no se miente.

Yo no soy quién para decir qué tendría que hacer Colombia porque no vivo allá. Pero considero que todo es un trabajo de lucha, que el jugador entienda que no se puede andar un año bien y el otro nada; eso tiene que ver con la formación y con la dirigencia que no puede aceptar eso.

Los clase A son importantes siempre. Es lo mismo que acá  con Cavani y Suárez. Colombia tiene jugadores para hacer un gran partido; pero sería irrespetuoso decir que no va a sentir a James, o si dijera que nosotros no sentimos a Cavani o a Suárez. Yo admiro al técnico colombiano porque es una persona trabajadora, humilde, que no anda hablando nada, mucho menos es agrandado. Trabaja y trabaja y por eso están los resultados.

El fútbol es fútbol, no me animaría a decir quién pierde más. Nosotros no vamos a tener a dos de los mejores del mundo como Édison Cavani y Luis Suárez. Eso, indudablemente, comparado a Colombia que pierde uno, de pronto nos golpea más a nosotros. Y más cuando somos un país de tres millones de habitantes. Pero acá están surgiendo nuevas figuras que nos van a dar posibilidades más adelante.

La garra charrúa es algo interno que tenemos hoy, mañana y siempre. Pero no nos olvidemos de Rubén Paz, de Francescoli, de Bengochea, Maneiro. En nuestra historia siempre hemos tenido grandes jugadores. Lamentablemente el jugador de buen pie que tiene Colombia, hoy no lo tenemos y por eso nos cuesta mantener la pelota. Por eso no sabemos soportar los partidos. Hoy aparecen Lodeiro y hay otros chicos que están comenzando. Nosotros tenemos la garra desde que nacimos. Para el uruguayo todo es sacrificio, estamos acostumbrados a luchar desde niños.

Los jugadores no son robots, ni máquinas manejadas por una computadora; son humanos cuyo físico se resiente después de una lesión. No voy a discutir a Falcao porque es un fenómeno. Ojalá se vuelva a recuperar y el fútbol recupere a un jugador de la categoría de Falcao. Lo que pasa es que muchas veces nosotros somos bastante criminales con un jugador que ha dado todo por su país y porque no anda bien en estos momentos, se pierde la vida.

El fútbol colombiano y el peruano tienen el mejor pie. Mencionar uno sería injusto. Colombia tiene jugadores fenomenales. Quizá nosotros no tenemos tantas posibilidades de tener un jugador técnico como lo tienen Colombia o Perú. 

Con sacrificio, esfuerzo, no creer que me las sabía todas; en el fútbol es el día a día. No es que si estoy en la Selección, ya logré todo y me siento. A medida que iban pasando los años, iba sintiendo más responsabilidad. Yo aprendí a correr la cancha, me entrené y me cuidé siempre. Yo no fui un jugador fenomenal, pero sí fui un constante en sacrificio y sabía que si dejaba de trabajar, iba a ser uno más. Eso me dio resultado.

Expresar lo que uno siente por jugar un Mundial es difícil; diría que es graduarse de una carrera, se siente uno en el cielo. De tantos jugadores que hay en tu país, ser uno de los 22 para ir a un Mundial es lo máximo. Es el título mayor que un jugador puede tener.

DatosAlzamendi debutó en la selección uruguaya en 1978. Allí estuvo hasta 1990, ganando las copas América de 1983 y 1987.Fue titular en los mundiales de México 86 e Italia 90.Clubes en los que actuó: Sud América, Rampla Juniors, Nacional y Peñarol de Uruguay;  Mandiyú, Independiente y River Plate de Argentina; Tecos de México y Logroñés de España.Se retiró a los 35 años.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad