Selección Colombia: James y Quintero, las dos 'joyas' del mediocampo

Selección Colombia: James y Quintero, las dos 'joyas' del mediocampo

Junio 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
César Polanía | Enviado Especial de El País a Brasil

James Rodríguez y Juan Fernando Quintero son los jóvenes talentos de la ‘Tricolor’. En estos dos cracks está puesta la responsabilidad de generar fútbol. Tienen temperamento y amor a la camiseta. Sus perfiles.

James Rodríguez: el dueño de la '10'Todavía se escuchan voces de aquellos que pensaban que a James le quedaría grande la camiseta 10 de Colombia, sobre todo por lo que hizo el mítico Carlos Valderrama con la Selección en la década de los 90.Siempre, inclusive, se les ha comparado, pero ambos han salido al corte a esa situación. “El ‘Pibe’ es irremplazable, no habrá otro jugador que lo iguale. Yo trato de aportar el fútbol que tengo, con características distintas, para ganarme mi propio espacio en la Selección”, ha dicho en reiteradas ocasiones Rodríguez. “James es un crack, un jugador con un talento innato, que tiene vocación ofensiva, sabe asociarse con sus compañeros y le gusta el gol”, ha conceptuado Valderrama.Lo cierto es que, con esa presión encima, James aterrizó en la Selección en plenas eliminatorias mundialistas como un hombre a tener en cuenta, pero pronto, con su talento y carácter, demostró que su precocidad en el fútbol es una realidad.Los datos hablan por sí solos: a los 14 años debutó como profesional en el fútbol colombiano y logró el título de la Primera B con Envigado. Dos años después, en el 2009, alzó la copa del fútbol argentino con el Banfield que dirigía Julio César Falcioni. Más tarde, desde el 2010 y hasta el 2013, ganaría siete títulos nacionales y uno europeo con el Porto de Portugal. Parece tener más copas en su vitrina personal que años en su almanaque.Pékerman llegó al banco de la Selección en plenas eliminatorias, tras la salida de Leonel Álvarez, y ya venía con el nombre de James en su mente. Por eso le dio la confianza y le soltó el reto de conducir los hilos de Colombia en la fase clasificatoria.El jueves, al término del partido contra Costa de Marfil, el técnico trajo a valor presente su opinión sobre el cucuteño. “James está en los niveles más altos de un futbolista de sus características. Tiene definición, visión de juego, remate, hizo gol de cabeza. Es un jugador que va a ser de lo mejor en este campeonato de Brasil”.Y el 10 de la Selección ha dado fe de ello en la cancha. Ante Grecia, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, fue el hombre de las ideas, repartió juego por todos los costados y, no conforme con ello, marcó el tercer gol con un bonito remate al palo derecho del arquero.Cinco días después, en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, confirmaría que lo del debut suyo en un Mundial no fue un accidente del fútbol. Y, en una acción poco usual en su juego, venció de cabeza el arco de Costa de Marfil para abrir el camino hacia la victoria.Ya son 24 partidos internacionales con la Selección y siete goles en su cuenta personal: tres en eliminatorias, dos en juegos amistosos y otros dos en el Mundial.“Estoy cumpliendo un sueño. El día del debut quería hacer un buen partido y marcar un gol, y gracias a Dios se me dieron las cosas. Y ahora vuelvo a anotar. Estoy muy feliz”, dice sonriente el jugador.Hoy, James es la principal figura de Colombia, tras la ausencia obligada del delantero Falcao García por lesión. Y sabe, el volante cucuteño, que todas las miradas apuntan a él, pero lo asume con personalidad. “Me halaga que me vean como la figura después de Falcao, y día a día trato de corregir mis falencias para ser mejor”.A pocos metros de distancia, el propio Quintero manifiesta su admiración hacia James. “Me encanta jugar a su lado. Somos dos futbolistas con características similares, toque rápido, velocidad, manejo de pelota, pegada de media distancia y gol. Quizás él juega mejor por los costados y a mí me gusta más el centro”.Definitivamente, ya no es un sueño pensar que James puede ser una de las grandes figuras del fútbol mundial. Pese a su juventud, es un jugador que siempre ha demostrado carácter y este Mundial es su carta de presentación para demostrarle a todos que él es un muchacho que, en definitiva, está para lograr grandes cosas en este deporte tan apasionante.Juan Fernando Quintero: el niño de oro de la 'tricolor'Solo en la cabeza de un obstinado creyente de las jóvenes promesas como Pékerman cabía el nombre de Juan Fernando Quintero para ser incluido en la lista de los 23 jugadores colombianos que finalmente llegaron a Brasil 2014.Cuando Pékerman hizo el llamado inicial de los 30 preseleccionados, todos, absolutamente todos, daban a Juan Fernando como uno de los que se quedaría en casa viendo el Mundial, no propiamente por sus condiciones, sino por su ‘inmadurez’ para afrontar la máxima cita del fútbol.Pero Pékerman se jugó una carta que hoy le da la razón y que implicaba dejar relegado a un hombre de gran experiencia, como Macnelly Torres, a quien utilizó en las eliminatorias.Deco –aquel virtuoso volante que fuera campeón de la ‘Champions’ con el Porto en el 2004 y luego se fuera al Barcelona— expresó, antes comenzar el Mundial, que Juan Fernando “tiene talento y calidad, y aunque le falta tiempo, va a llegar a la cima”.Con autoridad para opinar sobre James y Quintero, no solo por su condición de volante, sino por sus afectos al Porto, Deco sostiene que el 10 de la Selección “tiene una calidad pura, algo hermoso, pero Juan Fernando es mucho más rápido”.Juan Pablo Varsky, periodista deportivo argentino, comenta que Pékerman, “como ninguno otro, sabe apostar por el talento juvenil”. No en vano ha sido dos veces campeón mundial con la Selección Argentina en esa categoría.Quintero ya es una realidad para Colombia. Para sorpresa de muchos, aterrizó en Brasil con el resto de la plantilla colombiana y está dando de qué hablar. Hoy, el jugador paisa, nacido el 18 de enero de 1993 en Medellín, completa seis partidos con la Selección y un gol en su cuenta. Debutó con la camiseta amarilla en octubre del 2012, en la victoria 3-0 frente a Camerún, en juego amistoso.La revista Panenka, de España, lo eligió en el 2013 dentro de la lista de 50 promesas del fútbol mundial. Y la mejor prueba de ese reconocimiento fue en el Campeonato Suramericano Sub 20 de Argentina, donde Juan Fernando marcó cinco goles que fueron fundamentales para la obtención del título. Justamente en el marco de ese torneo, el Porto les ganó de mano a otros clubes y se hizo a los servicios del creativo, que jugaba entonces para el Pescara de Italia, desde el 2012.En Brasil 2014, Quintero está demostrando que Pékerman no se equivocó al incluirlo en sus planes. Jugó unos minutos ante Grecia, para enfriar el partido, pero ante Costa de Marfil sacó su casta.Juan Fernando ingresó en el minuto 53 del juego, cuando el partido iba 0-0 y, recostado por la izquierda, le dio más dinámica e ideas al ataque colombiano, al lado de James, su mancuerna.Y el premio a su comportamiento en la cancha llegó 17 minutos después, en el 70, cuando aprovechó una triangulación que armó James tras robar un balón y entregársela a Teófilo Gutiérrez, que dejó limpio de gol al paisa. Y por poco ‘derriba’ de emoción el estadio Mané Garrincha cuando, posteriormente, casi marca el tercero con un globo que desprendió de su prodigiosa zurda desde la mitad de la cancha.Con su carisma y su innegable talento a la hora de manejar la pelota, ‘Quinterito’ espera seguir cumpliendo con un muy buen papel en Brasil. Aunque, por su edad, para nadie es un secreto que jugará muchos mundiales más.Además, poco a poco, este volante suma minutos con el equipo principal para asociarse con James en el medio y ratificar por qué ambos se ven como un clon en el campo de juego. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad