Selección Colombia de la gloria al infierno

Noviembre 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En tan poco tiempo Colombia pasó la delgada línea que divide el éxito del fracaso. De los elogios que recibió hace unas semanas por su valioso triunfo 2-1 sobre Bolivia en la altura de La Paz, el combinado nacional bajó a los infiernos por los cinco puntos que dejó escapar ante Venezuela y Argentina en calor de Barranquilla.

En tan poco tiempo Colombia pasó la delgada línea que divide el éxito del fracaso. De los elogios que recibió hace unas semanas por su valioso triunfo 2-1 sobre Bolivia en la altura de La Paz, el combinado nacional bajó a los infiernos por los cinco puntos que dejó escapar ante Venezuela y Argentina en calor de Barranquilla.Ahora el panorama se presenta muy oscuro para el equipo de Leonel Álvarez. Ni siquiera lo hecho en La Paz ayuda a maquillar un poco la descolgada que se pegó la Selección en la tabla de posiciones.Con Venezuela empató 1-1 y eso puede ser peligroso, ya que la 'Vinotinto' es un rival directo. Y ante Argentina se perdió 1-2, lo que es un mensaje certero para las otras selecciones porque avisa de la vulnerabilidad de Colombia.El País presenta lo que, a su juicio, fueron los cinco errores decisivos que llevaron a la Selección al fracaso en estos dos encuentros. Cinco pecados de la Selección 1 - No hubo arrestos físicos En los dos partidos, Colombia demostró tener muy poco fondo físico. Ante Venezuela y Argentina comenzó ganando, pero por su precaria preparación física, terminó dándole la iniciativa a los rivales hasta el punto de permitir que le empataran, en el caso venezolano, y que le ganaran, como lo hicieron los gauchos.El equipo siempre se quedó en los segundos tiempos, no tuvo arrestos para defender los resultados y para seguir atacando a sus rivales. En ambos encuentros terminó caminando la cancha, dejando una fea imagen ante su propio público. 2 - La falta de gol sigue facturando El cáncer que siempre ha afectado al fútbol colombiano, especialmente a la Selección, volvió a aparecer, especialmente en el partido contra Venezuela.Ante la Vinotinto Colombia creó más de ocho opciones claras de gol y apenas pudo convertir una. Tanta torpeza y escasa tranquilidad para definir se la cobró Venezuela, que sin llegar mucho, logró el necesario empate.Frente a Argentina no se presentaron muchas opciones y la única anotación tuvo que llegar en pelota quieta y no en jugadas hilvanadas. 3- Hubo jugadores en bajo nivel El rendimiento que muchos jugadores tienen en sus equipos distó demasiado de lo que mostraron en las dos presentaciones de eliminatorias.Amaranto Perea, Pablo Armero, Gustavo Bolívar, Abel Aguilar, Mario Yepes, Jackson Martínez, Teófilo Gutiérrez, Dorlan Pabón y Adrián Ramos, entre otros, no estuvieron a la altura de lo que de ellos se esperaba.También desentonaron David Ospina, Camilo Zúñiga y el mismo Freddy Guarín, cuyo único aporte importante fue el gol ante Venezuela y pare de contar. 4 - Faltó un libreto claro La Selección jugó muy mal los dos partidos, más allá que ante Venezuela generara varias opciones en el primer tiempo.Parecía que el estilo del equipo se limitara a los remates de media distancia de Freddy Guarín y Dorlan Pabón, a los chispazos de James Rodríguez, a los siempre acelerados carrerones sin un final feliz de Pablo Armero por izquierda y a un golpe de gracia de Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez dentro del área contraria.Faltó orden en la cancha. El equipo careció de un norte fijo y, lo más preocupante, no hubo un líder que asumiera ese rol. 5 - Leonel se durmió en el banco Tal vez el error más determinante corrió por cuenta del técnico, que demoró demasiado los cambios cuando era evidente que el equipo necesitaba con carácter urgente un revulsivo.Frente a Venezuela los jugadores caminaban la cancha, carecían de respuestas físicas y eran dominados por el rival. Pero Leonel Álvarez demoró tanto las variantes, que cuando las hizo era demasiado tarde.Ante Argentina el equipo también reclamaba una rápida intervención del técnico, pero ésta no llegó oportunamente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad