Se viene una dura sanción para el América de Cali

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El miércoles la Dimayor daría a conocer la sanción para América por los actos de vandalismo el domingo en el Pascual Guerrero.

América se enfrenta, mañana, a una dura sanción por parte de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), después de los hechos ocurridos el domingo anterior en el Pascual Guerrero en el cotejo ante el Pereira.El conjunto escarlata podría medirse al Unión Magdalena el próximo lunes festivo a las 5:00 p.m. en el escenario del barrio San Fernando, pero a puerta cerrada, o, en el peor de los casos, tendría que buscar otro estadio para seguir su participación en los cuadrangulares semifinales; eso, sin contar que una sanción económica también afectaría al cuadro rojo en este momento.“No puedo entregar ahora ningún tipo de declaraciones hasta que no tenga en mis manos el reporte de los árbitros. Cuando eso pase, seguramente se lo contaremos a la opinión pública. Mañana, en horas de la mañana (hoy), lo tendré”, aseguró el presidente de la Dimayor, Ramón Jesurum.El domingo, el juez central del compromiso, Edilson Ariza, suspendió inicialmente el cotejo por los desmanes que se presentaron en la gradería de sur, al parecer por el mal resultado del equipo, aunque ayer se ventiló que hay enfrentamientos internos en dichas barras. Después de un rato, el árbitro decidió dar por terminado el juego, lo que hizo que América perdiera puntos importantes y quedara a la espera de una fuerte sanción.Gustavo Moreli, jefe de seguridad de la Federación Colombiana de Fútbol, no quiso, al igual que Ramón Jesurum, entrar en detalles con la que podría ser la posible sanción de América, pero sí dejó claro quiénes tienen que dar la cara.“No hay ningún informe y obviamente no puedo referirme a algo que todavía no conozco. Ustedes deben hablar con el Alcalde Cali, con el comandante encargado de la Policía, ellos sabían los requerimientos que se hicieron para este partido. Hay que dejar claro que aunque se hagan recomendaciones, siempre puede pasar algo”, explicó el funcionario, quien en las próximas horas viajará fuera del país.Osberth Orozco, miembro de la junta directiva del América, rechazó lo sucedido en el Pascual Guerrero.“Los hechos ocurridos son vergonzosos para el América, no hay que llegar al vandalismo por la excusa de un mal juego o el resultado”, expresó el dirigente, a quien le preocupa también la posibilidad de una fuerte sanción.“Por la crisis que tenemos, lo menos costoso para nosotros sería que jugáramos a puerta cerrada en el Pascual Guerrero, aunque la institución respetará lo que digan, pero ojalá no nos obliguen a transportarnos, sin contar que los daños causados los tenemos que pagar”, dijo el dirigente deportivo. Orozco descartó seguidamente la opción de ir a Bogotá en caso de no poder regresar al Pascual.“A Bogotá no vamos, los tiquetes son muy caros. A mí me gusta Jamundí o Palmira a puerta cerrada”, dijo Orozco, aunque dejó claro que esa es su posición personal, y no sabe qué puedan decir el resto de integrantes de la junta.A lo anterior se suma que existe la posibilidad que el alcalde Bogotá, Gustavo Petro, quiera evitar un problema con los seguidores rojos en la capital y no deje que jueguen en dicha ciudad los cuadrangulares que buscan entregarles el ascenso a dos equipos en enero.¿Qué opina la fanaticada?A través de un foro publicado en el Fan Page de Facebook de El País, los usuarios compartieron sus apreciaciones sobre esta mala hora que enfrenta el equipo escarlata."Lo mejor que pueden hacer es vender la boletería con número de cédula. Máximo 2 por persona, con silla numerada se evita la reventa y responde por los daños quién aparezca como comprador de la boleta o entrada. De paso contralan un poco a los menores de edad que son los que nos tienen jodidos", dijo Bladimir Muñoz Coy.Por su parte Andrés Cobo indicó que "Acá no es de sancionar. Hasta que los propios equipos (y hablo del rojo y del verde) no dejen de apoyar a estos hinchas disfrazados de vándalos, este problema se va hacer cada vez mas grande"."No permitir el ingreso de las mal llamadas barras bravas, los líderes no pueden garantizar la paz en los estadios, y por esta temporada no facilitarle el Pascual a este equipo, le toca irse nuevamente a Palmira, pero vamos a ver si la sanción de la fedefutbol es ejemplar para que no se presenten más este tipo de hechos con estos delincuentes por que hinchas no son, hace poco hicieron lo mismo en Villavicencio es hora de ponerle fin a la violencia en los estadios", fue lo que expuso Hering Jesús Medina Blanco.Para Oriana Pachón la solución sería "partidos a puerta cerrada, como ya tienen reconocidos a algunos de los vándalos judicializar y con trabajo social que ellos mismos a arreglen sus daños obligatoriamente además de una buena temporada en la cárcel, ya que estos personajes no son solo vándalos y delincuentes dentro del estadio sino también fuera de el"."Que les quiten esas tribunas y sigan haciendo las tribunas de la familia, además ya no mas trapos, ahi camuflan la droga. Son uno desequilibrados prehistóricos", expresó Heiner Mina Nuñez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad