Se cumplen 20 años del día en que Argentina lloró

Septiembre 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Se cumplen 20 años del día en que Argentina lloró

'Chonto' Herrera y 'El Pibe' Valderrama celebran uno de los dos goles que marcó Freddy Rincón en la goleada 5-0.

Hoy, hace dos décadas, la selección Colombia le propinó la histórica goleada 5-0 a Argentina.

“Históricamente, Argentina está arriba y Colombia abajo”, dijo Diego Armando Maradona el 2 de septiembre de 1993. Esa fue solo una de las cientos de frases que los argentinos lanzaron en la previa del partido por las eliminatorias al Mundial de Estados Unidos 94, para tratar de intimidar a los colombianos, pero el resultado fue contrario, porque lo que generaron fue que la tricolor se inflara para darle 5 golpes al ego de los gauchos en su propia casa. Óscar Córdoba, ‘Chonto’ Herrera, Luis Carlos Perea, Alexis Mendoza, Wilson Pérez, ‘Barrabás’ Gómez, Leonel Álvarez, Carlos Valderrama, Freddy Rincón, Adolfo Valencia y Faustino Asprilla fue el onceno que dispuso Pacho Maturana, quien no hizo cambios en los 90 minutos. El ‘Coco’ Basile formó con Sergio Goycochea, Julio Saldaña, Jorge Borelli, Óscar Ruggeri, Ricardo Altamirano, Gustavo Zapata, Fernando Redondo, Diego Simeone, Leo Rodríguez, Ramón Medina Bello y Gabriel Batistuta. El primer tiempo en el Monumental fue una clara muestra de la famosa frase del fútbol: “el que no los hace, los ve hacer”. Argentina generó varias opciones de gol que no cristalizaron, porque la primera parte de la hazaña la hizo el arquero Óscar Córdoba, quien puso el cerrojo.Y cuando Colombia logró salir del constante ataque argentino, a los 41 minutos abrió el marcador, en una jugada de memoria. Pase del ‘Pibe’, pique de Rincón, quien con la pierna izquierda controló y en el mismo toque adelantó el balón para dejar en el camino a Altamirano, encarar a Goycochea con gambeta larga y tocar suave para correr al primer festejo. El póker de goles Para la segunda mitad, los mismos 22 saltaron a la cancha, el abucheo a Colombia fue el mismo, con más bronca, pero el coro para Argentina cambió, ahora era: “Pongan huevos, huevos Argentina; pongan huevos, huevos de verdad, que esta noche cueste lo que cueste, esta noche tenemos que ganar”. Coro que hoy suena en los estadios colombianos, con la referencia de cada club. Pero el segundo tiempo fue todo para Colombia. A los 4 minutos, Rincón recibió un balón recuperado por ‘Barrabás’, levantó la cabeza y cruzó el balón de derecha a izquierda, donde encontró al 'Tino', quien controló, amagó a ir al fondo y se frenó, en una acción que le quebró la cintura a Borelli, pero cuando parecía se le iba larga, el ‘Tino’ se lanzó y de pierna derecha, desde el piso, venció a Goycochea, para salir a festejar el segundo. Allí apareció el manejo del ‘Pibe’ Valderrama, considerado ese año como el mejor jugador del continente, y en esos minutos creció el duelo Córdoba-Batistuta, que ganó el arquero colombiano, quien empujó a Colombia en busca de la hazaña. Así fue como a los 72 minutos llegó el gol más raro de los 5. Empezó con algo normal, una cabalgata del ‘Tino’ desde antes de la mitad del campo por la banda izquierda, con control de balón y constante marca asfixiante de Borelli, quien solo acompañó al 11 cafetero hasta la línea de fondo, pero cuando Fausto centró, Goycochea bloqueó el balón y dejó el rebote al borde del área. Sin embargo, allí empezó lo raro. El balón le quedó a Leonel, quien sorpresivamente se animó a hacer una de sus pocas gambetas que le permitió llegar al fondo, centrar de zurda y en el segundo palo, cuando el 'Tren' no alcanzó a cabecear, apareció Rincón, quien como pudo pateó el balón, que se desvió en Simeone para tomar rumbo de red y permitir el tercer festejo nacional. Pero cuando Colombia aún celebraba el gol de Freddy —de hecho, muchos nos perdimos el cuarto gol— Fausto robó el balón al último defensa, Borelli, para irse en plena carrera solitaria al cuarto gol, con una definición asombrosa, porque logró ponerla por encima de Goycochea, en una corta distancia dentro del área, para dar la cuarta alegría colombiana. Y ya con Argentina pensando en que Paraguay no ganara en el otro juego, porque de hacerlo eliminaba a los gauchos del Mundial, el ‘Tino’ se vistió de ‘Pibe’ para darle un milimétrico pase al ‘Tren’, quien con un solo toque de control, venció por quinta vez a Goycochea para salir a bailar, en medio de una danza futbolística inolvidable para los colombianos, que golpeó el ego de los argentinos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad