Santos, una 'Neymarlandia' rendida a los pies del crack de la Canarinha

Abril 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País.com.co
Santos, una 'Neymarlandia' rendida a los pies del crack de la Canarinha

Neymar, estelar delantero del Santos y la selección Brasil.

Neymar genera pasiones dentro y fuera de la cancha. A sus 22 años de edad tendrá un peso muy grande sobre sus espaldas en un Mundial donde Brasil es anfitrión y favorito.

Una "inspiración, un "ejemplo”, la "esperanza" de Brasil para conquistar el hexacampeonato en esta Copa del Mundo: el artillero Neymar, de 22 años, es un ídolo en la tierra donde creció. Puerto brasileño de Santos. En una autopista de la periferia, cerca del barrio donde se construye la fundación Instituto Neymar Jr, una gigantografía con el rostro de Neymar anuncia un proyecto inmobiliario. En otro lugar, unos niños sueñan con convertirse en futbolistas mientras corren detrás de una pelota en la misma cancha de futsal donde Neymar jugaba cuando tenía menos de 10 años y era un chico enjuto y de orejas grandes. En el barrio donde creció y donde aún vive su abuela paterna los vecinos recuerdan a Neymar como "un tipo sencillo y simpático". Escenas de una ciudad rendida a los pies del 'crack'. El placer del fútbolEl estadio Vila Belmiro del Santos FC, donde jugó Neymar antes de partir el año pasado al FC Barcelona, tiene un memorial de sus estrellas. El lugar más destacado es para el 'Rey Pelé', pero el joven delantero de la 'seleçao' también tiene su galería de trofeos. "Neymar siempre tuvo un placer inmenso en jugar al fútbol", cuenta a la AFP José Alexandre Cardozo, coordinador del área de futsal del Santos, donde el artillero llegó cuando tenía 10 años. Ahí vivió la transición. Primero pasó a las categorías de base del club y luego al fútbol profesional. La AFP contactó a Betinho, el entrenador que descubrió a Neymar y lo llevó al Santos, pero cobra una tarifa para conceder entrevistas. Cardozo, de 42 años, que lo conoció en el Santos, dice que Neymar "desde pequeño tuvo condiciones motoras impresionantes. Desarrollaba ambos lados con la misma maestría, izquierdo y derecho, y tenía una gran capacidad de decisión para jugar rápido". Este preparador recuerda que Neymar era un chico de una familia pobre, que viajaba desde la ciudad vecina de Praia Grande para entrenarse en el Santos donde, además de técnicas de fútbol, también recibía refuerzo alimentario. Según Cardozo, los años y el éxito no han alterado su esencia: "Dentro de la cancha, Neymar sigue siendo un niño feliz de jugar a la pelota". Un chico "sencillo"La abuela paterna de Neymar vive en el barrio Nautica 3 en la periferia de Sao Vicente, una ciudad vecina a Santos. Neymar Junior nació en 1992 en Mogi das Cruzes, cercana a Sao Paulo, pero la situación era difícil para la familia de Neymar Da Silva y su esposa Nadine Santos, que decidieron trasladarse a la casa familiar. "Neymar jugaba fútbol aquí en la calle, que en esa época era de tierra. Ahora está famoso y ya no lo veo tanto como antes, pero sigue siendo un tipo simpático, sencillo", dice a la AFP un vecino de la abuela. Es un barrio de clase media baja. La casa de la abuela de Neymar está protegida por cámaras de seguridad y un enorme portón que impide ver hacia el interior. Nadie atiende el comunicador. En Sao Vicente también está la Iglesia Bautista donde acude la familia Da Silva Santos y donde Neymar ha colaborado con dinero. "Es muy generoso", cuenta su pastor Nilton Lobato sin dar más detalles. El pastor evangélico lo recuerda como "un niño con un gran temor de Dios". De Nautica 3 la familia se trasladó a la periferia de Praia Grande. Aquí se levanta hoy la fundación Instituto Neymar Jr, que a partir de mediados de este año espera recibir a 2.500 niños para brindarles clases de fútbol y otros beneficios. Con una inversión en torno a los 4 millones de dólares, el proyecto está a cargo de José Benicio Da Silva, tío paterno de Neymar. "Como toda la periferia de Brasil en este lugar hay crimen, falta de infraestructura y de oportunidades; baja educación", comentó Da Silva a la AFP. "Y mi sobrino quiso hacer algo por la comunidad donde vivió", contó. El proyecto nació hace tres años. José Benicio espera que Neymar pueda estar presente en la inauguración ya que estará en Brasil por la Copa del Mundo, que se jugará entre el 12 de junio y el 13 de julio. ¿Y el Mundial? "Yo tengo una gran esperanza en Neymar", aseguró su tío. "Una inspiración”En la cancha del club de futsal Gremetal, en Sao Vicente, el partido está en lo alto. Hay gritos, pelotazos y órdenes de los entrenadores. Es un campeonato local de las categorías Sub-15. De los diez jugadores en cancha -en el futsal son cinco por lado- al menos ocho tienen el famoso peinado de Neymar: una cresta puntiaguda que sobresale en un cráneo casi rapado. "Él es un ejemplo total para mí, una inspiración. Su fútbol es alegre y osado, es mi ídolo", asegura Leonardo Costa, de 15 años, mientras espera su turno para entrar al juego. "Yo quiero ser como él", dice Anderson Silva, de 14. "Es bueno, es rápido, es ágil y además tiene una historia bonita: era muy pobre y llegó donde llegó. Para mí es un ejemplo", añadió.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad