Santa Fe y Wílder Medina acabaron con la sequía

Santa Fe y Wílder Medina acabaron con la sequía

Abril 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro - Colprensa
Santa Fe y Wílder Medina acabaron con la sequía

Wílder Medina, delantero internacional del Santa Fe, durante un partido con Deportivo Pasto en El Campín de Bogotá, por la fecha 14 de la Liga Postobón I de 2014.

Ahora Santa Fe se alista para afrontar -el jueves- el compromiso por la Copa Libertadores frente al Atlético Mineiro brasileño, mientras que por la Liga visita el domingo al Once Caldas. Pasto recibe en la capital de Nariño al Atlético Huila.

Con dos goles y una asistencia de Wílder Medina, Independiente Santa Fe venció 3-2 al Deportivo Pasto, en juego válido por la fecha 14, que le permitió acabar con la racha negativa que presentaba en la Liga Postobón I, para ahora concentrarse en la Copa Libertadores. Un doblete de Wílder Medina y otro gol de Luis Carlos Arias, fue suficiente para que Santa Fe se impusiera este miércoles sobre el Pasto, que festejó con los goles de John Jairo Montaño y un gran tiro libre de Juan Sebastián Villota. El inicio del juego mostró la necesidad de Santa Fe por salir de la racha negativa y las ganas del Pasto por sacar un resultado que los llevara al grupo de los 8, por eso las emociones de los goles llegaron en el primer tiempo. A los 18 minutos, el paisa Wílder Medina acabó con la sequía que traía y luego de un error de Ervin Maturana, dentro del área, definió fácil para abrir el marcador.Sin embargo, la alegría duró poco, porque dos minutos después llegó la igualdad, gracias a un remate de media distancia de John Jairo Montaño y con complicidad de Róbinson Zapata. El juego creció en emociones, ya que a los 32 minutos la visita se fue arriba en el marcador, gracias a un tiro libre perfecto que cobró Juan Sebastián Villota.Diez minutos después llegó el empate cardenal, con una anotación de Luis Carlos Arias, que marcó el cierre de una pareja etapa inicial. Para la segunda mitad, el juego cambió, porque los cardenales inclinaron la cancha contra el arco de Lucero Álvarez quien, como ya es costumbre, empezó a acumular acciones para salir figura, hasta que se encontró en un mano a mano contra quien fue la real figura de la contienda, Wílder Medina. El antioqueño ratificó que salió de la mala racha porque le cometieron una falta dentro del área, que el árbitro sancionó como penal y el mismo Medina se encargó de cambiar la infracción por gol, para poner a Santa Fe arriba en el marcador a los 62 minutos. Luego del gol, Santa Fe le dio manejo al balón, tomó el control del juego y buscó ampliar la diferencia, ante un Pasto muy diferente al de la etapa inicial, que no encontró variantes ofensivas para generar peligro sobre el arco de Zapata, permitiendo así el triunfo santafereño. DIM derrotó a Millonarios en el AtanasioLo que importaba el martes en la noche era ganar, jugando mal, regular o bien y así lo hizo Medellín, 2-1 ante Millonarios. Difícil con un fútbol que no tiene conexión entre volantes y delanteros, que lleguen goles y eso le pasó al Medellín de los primeros 45 minutos, sin una jugada de riesgo. Luis Delgado, mantuvo su pantaloneta limpia, porque fue un espectador más. Tampoco fue mucho Millonarios, pero generó dos balones de riesgo en los piés de Dayro Moreno, especialmente en la del minuto 34, con una doble jugada: en la primera salvó el arquero Luis Herney Vásquez y en la segunda el remate, para fortuna del local, salió desviado. En el segundo tiempo, los primeros minutos, pintaron para lo mismo y lo vino a salvar el gol de Luis Tipton en jugada colectiva del rojo, que inició Yulián Mejía, con toque a GiovannyHernández y este de primera al lateral izquierdo, quien sacó un remate y nada pudo hacer Delgado. El balón se lo entregó Medellín a Millonarios, que aceleró y vino el empate a los 77’ en una acción bien rara debajo del horizontal que no atinó a rechazar Mosquera y tampoco el arquero. Ahí fue el empate. En un segundo tiempo que fue más fogozo, incluso con errores como el de Delgado, que valió el segundo gol rojo a los 82 de Ezequiel Cano. No fue un partido emocionante, pero celebraron los pocos rojos que estuvieron en el estadio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad