Santa Fe venció a DIM y se proclamó campeón de la Liga Postobón

Diciembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro / Colprensa
Santa Fe venció a DIM y se proclamó campeón de la Liga Postobón

Aficionados del Santa Fe celebran su octava estrella en el fútbol colombiano.

Con un gol de Luis Arias, el independiente Santa Fe ganó el partido de vuelta de la final de la Liga Postobón II, ante el Deportivo Independiente Medellín.

“Yo te aliento sin parar, yo te sigo a todas partes, vamos mi santafesito; eres una enfermedad, la que no quiero curarme, te quiero hasta el infinito; loquito por ti loco, loco; loquito por ti, por ti, por ti”, cantaron los más de 40 mil aficionados cardenales que vieron este domingo a su equipo levantar la octava corona del fútbol colombiano. El león volvió a rugir en Colombia y por octava vez los cardenales dieron la vuelta olímpica en Colombia para estampar la octava estrella en su escudo, gracias a la eufórica conducción técnica del argentino Gustavo Costas, la seguridad de Camilo Vargas, el equilibrio de Daniel Torres, la genialidad de Omar Pérez y el gran momento de Luis Carlos Arias, autor del gol del título. Por eso El Campín se engalanó este domingo, se vistió de rojo y aunque la intensa lluvia intentó aguar la celebración, sólo fue un ingrediente más para la alegría santafereña, que puso de fiesta a Bogotá y permitió a los hinchas cardenales recibir por adelantado el regalo de Navidad. Y es que los dirigidos por el argentino Gustavo Costas confirmaron este domingo 21 de diciembre en el partido de vuelta la victoria que lograron en la ida, con empate 1-1 sobre el Deportivo Independiente Medellín, que no pudo lograr la remontada y tuvo que presenciar la felicidad roja, pero de la capital colombiana, que se impuso con un agregado de 3-2. El compromiso final inició con los nervios normales de un juego de esta magnitud y por eso a los ocho minutos el director técnico tolimense Hernán Torres protestó airadamente las decisiones del central del compromiso, Luis Sánchez, quien lo expulsó del partido, para aumentar la tensión en el estadio. Con la expulsión su entrenador, la visita tomó un envión anímico en su juego, se adueñó del balón y se acercó sobre el arco de Camilo Vargas, quien a los 24 minutos salvó su portería tras remate de Yorleys Mena y el rebote lo tomó el defensa paisa Andrés Mosquera, pero su remate salió desviado. Luego de varios minutos de manejo del balón de Medellín, pero sin profundidad, Santa Fe reaccionó de contragolpe y se acercó por primera vez con un remate de media distancia de Armando Vargas que exigió a Carlos Bejarano a los 36 minutos, en una acción que hizo crecer las emociones y abrió el juego. Y fue Medellín el que tuvo las oportunidades más claras de la etapa inicial, a los 37 minutos con Yorleys Mena, quien se resbaló dentro del área cuando tenía el arco disponible para definir, por lo que Camilo Vargas anticipó y salvó su arco en la línea de meta. Dos minutos más tarde, Vladimir Marín pateó de media distancia y el balón lo devolvió el travesaño. Para el segundo tiempo, así como en el Atanasio Girardot, todo empezó derecho para el Santa Fe, que en el primer minuto abrió el marcador, con un gran remate cruzado de Luis Carlos Arias desde la izquierda que dejó sin opciones a Carlos Bejarano, para prender la fiesta cardenal en El Campín. Con el gol, el ambiente en el estadio fue único a favor de los cardenales, que se afianzaron mejor en la cancha y tuvieron para ampliar la diferencia, pero la visita volvió a reaccionar e inclinó la cancha contra el arco de Camilo Vargas, con dominio del balón, pero sin la profundidad necesaria para generar peligro sonbre el arco cardenal, mientras los locales apostaron al contragolpe. Pero el poderoso de la montaña no tuvo la capacidad para generar opciones claras, más allá de un de par opciones aisladas de Germán Cano, quien a pesar de la derrota, merece una mención especial, porque con 16 goles en el semestre, se quedó con el Botín de Oro de la Liga Postobón. Sin embargo, para ponerle emoción al juego, digno de una final, faltando dos minutos para el cierre, el defensa Andrés Mosquera descontó para Medellín, puso el empate en el partido e hizo sufrir hasta el último minutos a los cardenales, que a gritos pidieron el pitazo final, defendiendo su arco con las garras del león, que finalmente pudo rugir. Así, con la compañía de otro cántico de la afición: “volveremos, volveremos, volveremos otra vez, voleveremos a ser campeones, como la primera vez”, el árbitro Luis Sánchez marcó el final del partido para desatar la alegría en El Campín, permitir la fiesta roja capitalina y adelantar la Navidad de los hinchas cardenales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad