Ronald Palomino, la nueva sangre del squash

Ronald Palomino, la nueva sangre del squash

Diciembre 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Reportero de El País
Ronald Palomino, la nueva sangre del squash

Ronald Palomino, destacado jugador de squash caleño.

A sus 16 años, Ronald es una de las grandes promesas del squash colombiano. Es el tercer mejor jugador de su categoría (Sub-17) en Suramérica.

A primera vista pensaría uno que se trata de un futbolista. Sus 1,90 metros de estatura lo hacen con un biotipo envidiable para el balompié, pero sus sueños van ligados no a los balones sino a las raquetas. Se trata de Ronald Palomino, jugador caleño de squash, considerado una de las figuras promisorias del deporte vallecaucano.

A sus 16 años ocupa la primera posición en el escalafón nacional y es el tercer mejor jugador de la categoría Sub-17 en Suramérica.

“Comencé a jugar desde los 11 años. Aunque mi sueño era ser futbolista, por invitación de un amigo fui un día al Club Cañasgordas y desde allí estoy en este deporte”, indicó el deportista.

Es el único jugador afrodescendiente en esta disciplina en el país. Su anhelo es llegar a estar dentro de los mejores del mundo, siguiendo el ejemplo del bogotano Miguel Ángel Rodríguez, la mejor raqueta colombiana y quinto en el mundo.

Ronald, quien acaba de graduarse como bachiller, ha disfrutado de campamentos en Egipto y Malasia, intercambios que le han servido para mejores aspectos técnicos de su juego.

“Cuando estoy entrenando acá en el club pongo en práctica las rutinas que he aprendido en esos sitios. Esos ejercicios me sirven mucho para madurar en lo profesional”, expresó el squashista vallecaucano.

Aspira a ser un gran deportista para darle un mejor bienestar a su familia. Su padre es un reconocido cheff del Club Colombia. Sabe que ese apoyo recibido por parte de sus progenitores lo tiene que retribuir con un proceso de preparación, crecimiento deportivo y personal destacado.

Recientemente se alzó con las preseas de plata y bronce en los Juegos Deportivos Nacionales con la camiseta rojiblanca del departamento del Valle del Cauca.

“Es un orgullo y privilegio poder representar la tierra donde yo nací. Debemos siempre de intentar colocar los colores del Valle en lo más alto del deporte nacional”, opinó Ronald, quien además ha vestido el uniforme de la selección Colombia en Campeonatos Suramericanos y Mundiales juveniles.

A partir de la próxima temporada, la raqueta caleña entrará el categoría Sub-19, la segunda más importante por detrás de la élite.

“Acabo de ganarme el Máster en mi categoría, lo que me dio el derecho de jugar en la siguiente división. Voy a jugar con dos años por debajo de la edad que requiere esa categoría”, comentó.

 La temporada 2016 la comenzará con un gran reto: el Suramericano de Cartagena a mediados de febrero, donde espera seguir demostrando por qué es considerado uno de los mejores en su deporte.

La Federación Colombiana de Squash, conocedora del talento y proyección de Ronald, se interesó en apoyarlo; igualmente lo hizo La fundación Club Campestre y entre las dos instituciones comenzaron a ayudar al deportista para que adelantara ciclos de preparación por fuera del país.

En lo personal su meta es capacitarse en el manejo del idioma inglés para buscar una beca con una universidad en los Estados Unidos por su desempeño deportivo.

“El squash colombiano es uno de los mejores de la región. Hay que tratar de buscar nuevos talentos para tener a un futuro cercano una verdadera renovación.  En el Valle debe haber una política para captar un semillero importante de deportistas”, concluyó el jugador vallecaucano.

Datos Ronald Palomino nació en el tradicional barrio  Meléndez de la capital vallecaucana.    Su rutina de entreno va de martes a domingo en el Club Campestre,  donde realiza las funciones de monitor. Los profesores Delio Escobar y Andrés Palacios han  sido sus impulsores en esta compleja disciplina deportiva.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad