Rivales asiáticos para River Plate y Barcelona en semifinales de Mundial de Clubes

Rivales asiáticos para River Plate y Barcelona en semifinales de Mundial de Clubes

Diciembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co - AFP
Rivales asiáticos para River Plate y Barcelona en semifinales de Mundial de Clubes

Los jugadores del River Plate argentino ya se acostumbraron a celebrar.

Antes de la final prevista por la mayoría, argentinos y catalanes deberán superar las semifinales, un trámite que no será ni mucho menos fácil.

El Guangzhou Evergrande chino y el Sanfrecce Hiroshima japonés serán los rivales de River Plate y Barcelona en la semifinales del Mundial de Clubes, después de los partidos de cuartos de final celebrados este domingo en Osaka.

Un gol en el descuento del brasileño Paulinho dio la victoria (2-1) al Guangzhou Evergrande frente al América, que se había adelantado en el marcador y tuvo controlado el encuentro hasta 10 minutos antes del final.

Después, en el mismo recinto, el Sanfrecce Hiroshima no dio opción al TP Mazembe congoleño, al que derrotó por un claro 3-0, con goles de Tsukasa Shiotani (44), Kazuhiko Chiba (56) y Takuma Asano (78).

En un estadio de Nagai desangelado, con menos de media entrada (unos 20.000 espectadores), lograron el pase para enfrentarse a los dos grandes aspirantes al triunfo en el Mundial de Clubes, River Plate y Barcelona, que no entrarán en juego hasta esa instancia previa a la final.

"El América tenía mucha más historia, tradición y experiencia que nosotros ¿Por qué no soñar ahora con ganar al Barcelona? Vamos a pensar así y trabajaremos para eso, tengo que concienciar a mis jugadores de que es posible", declaró exultante el brasileño Luiz Felipe Scolari, entrenador del Guangzhou chino.

"Sabemos que somos pequeños, pero queremos lograrlo. Hemos estado magníficos, hicimos lo que teníamos que hacer para jugar ante el Barcelona", añadió en conferencia de prensa.

El equipo chino ya dio una sorpresa este domingo al imponerse al América, que partía como favorito y que se adelantó en el inicio del segundo tiempo con un tanto de Oribe Peralta (55), después de haber tenido varias ocasiones para marcar.

Sin embargo, el equipo chino mantuvo la fe en la victoria y dio la vuelta al partido: primero empató a falta de 10 minutos por medio de Zheng Long (80), tras una gran jugada de Paulinho, y certificó la sorpresa el centrocampista brasileño, rematando de cabeza un saque de esquina (90+3).

"Enfrente tuvimos a un gran rival. Nos ganaron en el último minuto pudiendo ir a tiempo extra. Es un fracaso rotundo. Soy el responsable y sí, temo por mi continuidad, no ganamos en México ni aquí", destacó por su parte el entrenador del América Ignacio Ambriz.

El Guangzhou desafiará al Barcelona el próximo jueves a las 10h30 GMT en Yokohama por un puesto en la final.

Posteriormente, fue el turno del equipo anfitrión. Último clasificado para la competición, el Hiroshima debutó el jueves con otro incontestable triunfo, 2-0 ante el Auckland City, tercero en la pasada edición.

En ocho días el equipo ha sumado tres victorias fundamentales. Primero ganó al Gamba Osaka la final del campeonato japonés, lo que le dio la clasificación al Mundialito, donde se ha mostrado como un bloque sólido, capaz de ganar sin recibir goles de manera consecutiva al campeón de Oceanía y al de África.

El Mazembe, que aspiraba a repetir la hazaña de cuando jugó y perdió la final del Mundial de Clubes en 2010 ante el Inter de Milán (3-0), aguantó el primer tiempo, en el que las fuerzas estuvieron igualadas, pero tras el duro golpe que supuso el primer gol al filo del descanso, sucumbió en el segundo.

"Marcamos nuestro primer gol en un momento clave", declaró el técnico japonés Hajime Moriyasu, que admitió la superioridad del rival en el primer periodo.

El entrenador destacó la "disciplina" y la "paciencia" de sus jugadores. "Fue crucial y mis jugadores aplicaron el plan de juego muy bien. Fuimos más inteligentes y merecimos la victoria".  

Chinos y japoneses piensan ya en sus duelos ante Barcelona, que viajó este domingo a Japón, después de empatar el sábado ante el Deportivo de La Coruña (2-2), y River Plate, que se entrenó por primera vez en Osaka tras pasar cinco días en Tokio preparando el encuentro del miércoles a las 10h30 GMT.

Será el último trámite para la ansiada final, el domingo 20 en Yokohama. "La final contra el Barcelona está en boca de todos", admitió este domingo Leo Ponzio, una de las piezas clave del engranaje de los Millonarios.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad