Rigoberto Urán, a un paso de la camiseta amarilla

Rigoberto Urán, a un paso de la camiseta amarilla

Julio 19, 2017 - 03:32 p.m. Por:
EFE / El País
Rigoberto Urán

Rigoberto Urán, ciclista colombiano.

EFE / El País

Paso a paso, tal y como lo ha programado en su mente, el colombiano Rigoberto Urán logró este miércoles encaramarse al podio provisional del Tour de Francia tras acabar segundo en la decimoséptima etapa y lograr seis segundos de bonificación.

En un Tour tan ajustado, el ciclista del Cannondale consiguió ese segundo puesto por tan solo 4 centésimas con respecto al francés Romain Bardet. Los jueces de carrera tuvieron que ir a buscar esa diferencia a los tiempos tomados en la contrarreloj inaugural de Düsseldorf, y comprobaron que Urán está a 27 segundos y 82 centésimas del líder, el británico Chris Froome, mientras que el galo está a 27 segundos y 86 centésimas.

A falta de dos etapas decisivas, con la meta del Izoard mañana y una contrarreloj de 22,5 kilómetros el próximo sábado en las calles de Marsella, el ciclista de Antioquía está en buena situación para acabar entre los tres mejores en los Campos Elíseos el próximo domingo.

Urán volvió a estar con los mejores en una etapa en la que se ascendió el mítico Galiber, además de otros dos puertos, la Croix de Fer y el Télégraphe. En ningún momento se descolgó del grupo de favorito, pese al fuerte ritmo impuesto por los hombres del Sky de Froome.

También respondió con astucia a los ataques de Bardet, que no logró despegarse del grupo de favoritos.

"Se han ganado segundos importantes. Distanciamos a Aru que es un ciclista importante que hay que tener en cuenta hasta el final. Es una buena etapa para mí", indicó Uran.

El francés se mostró muy crítico con la actitud de Urán, a quien acusó de no atacar a Froome y de aprovecharse de las bonificaciones para arrebatarle el segundo puesto.

"Urán no ha dado muchos relevos hoy, se ha limitado a tomar la bonificación en meta. Veremos mañana", dijo el francés del AG2R tras la etapa.

El colombiano señaló que era difícil atacar con el control de Sky y en un puerto tan duro como el Galibier, situado a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar, el techo de la edición.

"Hay un equipo muy fuerte como Sky, que lleva muy bien la carrera, pero se ha hecho todo muy bien", indicó.

"Mañana hay un final en alto muy duro, ya somos segundos en la general y vamos a seguir trabajando", comentó.

En la jornada también se dejó ver John Darwin Atapuma, que estuvo en la escapada del día antes de que, tras ser cazado, esperara a su jefe de filas, el sudafricano Louis Mentjes, que se había descolgado.

"Fue un día bastante difícil, con muchos ataques, todo el día a tope, con mucho nivel. Intentamos de todo (...) Queda una etapa acorde para nosotros y esperemos que las piernas no amanezcan muertas tras el día de hoy", señaló.

Atapuma se alegró de que Urán haya llegado al segundo puesto. "Estoy muy contento por saber que Rigo está llegando al podium, esperemos que lo pueda mantener", dijo.

La jornada volvió a ser negra para el colombiano Nairo Quintana, que se dejó más de 6 minutos y medio con el grupo de favoritos y ya es duodécimo a 12.54 de Froome.

"Hoy he tenido otro día de sufrimiento, de lucha. Vamos a terminar este Tour con tranquilidad. He sufrido mucho pero hemos llegado bien", dijo el ciclista del Movistar, que no espera que mañana pueda estar mejor.

Quintana trató de escaparse en el ascenso a la Croix de Fer junto al español Alberto Contador, pero finalmente se quedó descolgado.

El colombiano de Boyacá está teniendo un duro final de Tour, con malas jornadas en la carretera y rumores de que hay mal ambiente en el seno del equipo Movistar.

Incluso hay rumores de que Quintana puede abandonar el equipo al final de temporada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad