Ricciardo ganó en el caos de Baku y Alonso puntuó por primera vez este año
DEPORTES
Hoy:

    Ricciardo ganó en el caos de Baku y Alonso puntuó por primera vez este año

    Junio 25, 2017 - 02:22 p.m. Por:
    Elpais.com.co
    Daniel Ricciardo

    Daniel Ricciardo durante el festejo del Gran Prix de Azerbaiyán.

    EFE / El País

    El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) ganó el caótico Gran Premio de Azerbaiyán, el octavo del Mundial de Fórmula Uno, disputado en la pista urbana de Baku, tras el cuál el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), cuarto, justo delante del inglés Lewis Hamilton (Mercedes), amplió dos puntos su ventaja sobre éste y lidera con 153 y una diferencia de catorce.

    Ricciardo, de 28 años, logró su primer triunfo del año y el quinto desde que pilota en F1, al ganar en la capital azerbaiyana por delante del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que en los últimos metros le arrebató la segunda plaza al debutante canadiense Lance Stroll (Williams), contento con haber logrado su primer podio en la categoría reina, en una prueba que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren-Honda) -que puntuó por primera vez este año- acabaron octavo y noveno, respectivamente.

    El simpático piloto de Perth, que hace tres años ganó las únicas tres pruebas que cedió Mercedes y que, tras un 2015 sin triunfos, venció el año pasado en Malasia, supo pescar en río revuelto.

    Ricciardo forjó su victoria a partir de la reanudación, tras la bandera roja, de una prueba muy loca, en la que salió décimo y avanzó nueve puestos, protagonizando la segunda mejor remontada del día. Por detrás de la del doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault), que había arrancado penúltimo y acabó noveno, demostrando una vez más que encuentra oro donde nadie lo busca.

    Hamilton había mejorado el sábado, elevándola a 66 (con la quinta del año), la segunda mejor marca histórica de 'poles' en F1 del mítico Ayrton Senna -muerto en accidente en el Gran Premio de San Marino de 1994-, año y medio después de igualar los tres títulos mundiales del brasileño, el ídolo de su infancia.

    Metiéndole de esta forma presión a Vettel, con el que había acortado diferencias -reduciéndolas a 12 puntos- tras ganar por sexta vez en Canadá, y que en Baku arrancó cuarto, por detrás de Bottas y de su compañero el también finlandés Kimi Raikkonen.

    Parecía tan claro que Kimi no opondría resistencia a un posible adelantamiento del cuádruple campeón mundial alemán, como que Bottas podría ejercer de 'tapón' con una buena salida de Hamilton. Y que 'Seb' debía vigilar al holandés Max Verstappen (Red Bull), potencial peligro, que salía sólo un puesto detrás.

    Pero el guión de la carrera fue cambiando poco a poco, hasta hacerlo de forma drástica, incluso; y los dos grandes favoritos al título acabaron fuera del podio a orillas del Mar Caspio.

    El gran beneficiado de la arrancada, en la que se tocaron Raikkonen y Bottas -que salió inicialmente peor parado- fue el mexicano Sergio Pérez (Force India), que adelantó a Max y ascendió tres puestos, colocándose tercero, detrás de Hamilton y Vettel.

    En una acción cuyo mayor daño colateral lo sufrió Sainz -que acabó logrando un muy meritorio octavo puesto- al hacer un trompo tras la primera curva, para evitar colisionar con su compañero ruso Daniil Kvyat, que regresaba de la escapatoria.

    Alonso, que salió penúltimo -sancionado con 40 puestos al cambiar numerosas piezas de la unidad de potencia de su McLaren-Honda-, por delante del inglés Jolyon Palmer (Renault, ausente en calificación) y por detrás de su compañero belga Stoffel Vandoorne -que perdió 35 por idéntico motivo-, ya era decimotercero, por delante de Sainz, tras la sexta de las 51 vueltas; y ascendía otro puesto tres más adelante, al pasar al sueco Magnus Ericsson (Sauber).

    'Checo' resistió las embestidas de Verstappen hasta que el coche del holandés perdiese fuelle y bajase al octavo puesto, poco antes de la entrada del 'safety car' para retirar de pista el de Kvyat, que abandonaba poco antes de que lo hiciera el propio Max.

    Nada más reanudarse la prueba, Checo atacó a Vettel, que resistió poco antes de que el Ferrari de Kimi perdiese una pieza y entrase por segunda vez el coche de seguridad, de cuyo escasez de velocidad se quejaba Hamilton. Al que acabó dando por detrás Seb. Que entendió que Lewis había frenado demasiado y reaccionó de forma agresiva, tocándole una segunda vez, de forma intencionada. Lo que le acabó costando una penalización ('stop and go') de diez segundos.

    Con Alonso en undécimo puesto se volvió a lanzar la carrera. El brasileño Felipe Massa (Williams) y los Force India, que se acabaron tocando, atacaban duramente a Vettel; y tanto 'Checo' -que acabaría retirándose- como su compañero francés Esteban Ocon -sexto- cayeron hasta el fondo de la parrilla, con Raikkonen nuevamente damnificado.

    Por tercera vez salió un coche de seguridad, cuando Alonso era octavo y Sainz, noveno; y antes de que se atendiera la petición del genial piloto asturiano de sacar bandera roja, debido a la cantidad de elementos que había en pista y que hacían peligrar la seguridad.

    Nada más reanudarse la prueba, interrumpida poco antes de su ecuador, Ricciardo dio el golpe maestro y, de una tacada, sobrepasó a los dos Williams de Massa -que acabaría retirado- y de Stroll. Se colocó en tercera posición, por detrás de Hamilton y Vettel. Poco antes de que Fernando rodase sexto y Carlos, séptimo.

    Pero el excéntrico y espectacular campeón inglés tuvo que parar en la vuelta 32, para sustituir el reposacabezas de su coche, que se iba soltando. Justo antes de que a Vettel, que tomó brevemente el liderato, se le indicase la sanción de para diez segundos en garaje.

    Ricciardo se encontró de golpe con el liderato y Stroll, de sólo 18 años, con el segundo puesto. Vettel salió de nuevo a pista por delante de Hamilton, en unos momentos en los que Alonso circulaba quinto, antes de ser rebasado por Bottas en el giro 35 y por los dos primeros del Mundial, una vuelta después.

    Los últimos instantes fueron más que emocionantes, al compactarse los puestos del segundo al quinto. Bottas mantuvo su progresión y le arrebató la segunda plaza justo antes de meta a Stroll, que dio por bueno un tercer puesto que le convirtió en el segundo más joven de la historia en subirse a un podio de F1, por detrás de Verstappen.

    Vettel mantuvo el cuarto puesto, le 'metió' dos puntos más a Hamilton y llegará a Austria, sede del próximo Gran Premio, dentro de dos fines de semana, con catorce puntos (153 frente a 139) de ventaja sobre el inglés. Ricciardo festejó victoria y ascendió al cuarto puesto del Mundial, que ocupa con 92 unidades, 19 menos que Bottas.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad