Resucitó 'Santi'

Resucitó 'Santi'

Marzo 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
JHAN FONTALVO - Especial para El País

Tengo la fortuna de estar en el evento más grande de Suramérica: el torneo de Acapulco, que lleva 20 años de historia, que convoca en la misma semana un ATP 500 de hombres y un WTA.

Tengo la fortuna de estar en el evento más grande de Suramérica: el torneo de Acapulco, que lleva 20 años de historia, que convoca en la misma semana un ATP 500 de hombres y un WTA.Se realiza en un lugar espectacular para todo el mundo, dentro de un hotel que tiene más de 1.000 habitaciones, al lado de la playa, con cinco canchas de tenis en arcilla, con un estadio para 7.000 personas, en donde los jugadores saltan de la cama a la cancha o a la playa y que, además, entrega US$1.500.000 en premios.Uno no necesita salir del hotel para nada. La programación inicia a las 3:00 p.m. y termina a las 12 de la noche, cuando inicia la rumba, las zonas VIP, etc.Por eso este año estuvieron jugadores como Ferrer, Wawrinka, Verdasco, Simon, Nalbandián, Chela, Mónaco y, en mujeres, Peneta, Errani, etc.Este torneo inició en México DF, pero se tuvo que trasladar a esta ciudad porque los jugadores no querían competir en altura, algo parecido a lo que nos sucede en Bogotá.Aquí pudimos acompañar a Santiago Giraldo, Juan Sebastián Cabal y a Mariana Duque en su cuadro.Constatamos el mejor nivel que Mariana está demostrando desde que trabaja con su nuevo entrenador, Borja Uribe, gran persona, quien también sabe de tenis y, lo mejor, la sabe llevar a ella, la llena de confianza.Aunque perdió con Peneta, el sabor fue bueno, sobretodo en el segundo set. Sigo insistiendo que este año Mariana Duque se mete entre las 100 y si se lo cree, entre las 30 del mundo en dos años. Llegó a cuartos y esto le sube su ranking.Cabal, por su parte, jugó una buena calificación en sencillos, pudo ganar su primer partido del principal pero no se la creyó, ya sabe que es un grande en los dobles y que lo respetan demasiado.Aquí pudo dar más pero su pareja no era de arcilla y se les escapó una oportunidad; tuvo que jugar con Bracialli, porque no entraba con Farah; ahora jugará con Meyer en Indians Wells y con Fernando Verdasco en Miami.Giraldo resucitó aquí. Venía de un pésimo inicio de temporada, no defendió nada de lo conseguido como la final del 250 de Chile; no pasaba rondas; llegó sin entrenador, sin confianza, sin resultados, pero con tranquilidad y esa le permitió decirle a Borja, el entrenador de Mariana, que lo ayudara esta semana. Que bien que le ha ido.Inició con un partidazo ante Nalbandián, quien no se movió ante la iniciativa de 'Santi'; llegó a semifinales -al momento de escribir esta nota-, ganando 180 puntos ATP que lo meten otra vez entre los 55 del mundo. Y eso que dice que no le rinde en polvo a nivel de mar, que la bola no le corre.Giraldo gana por su decisión, su coraje y porque sabe qué quiere con este tenis; es limitado en golpes, pero tiene un derecha espectacular.Me sorprendió el carisma que imprime. Aquí juega de local, todos lo conocen y el público lo apoya. Me gustó esta semana. Viví un gran torneo con buenos resultados de nuestros jugadores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad