Renuncia de Micolta, todo un rollo

Renuncia de Micolta, todo un rollo

Octubre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa – La Patria

La renuncia del volante del Once Caldas, Félix Micolta, sorprendió a todos, desde los directivos del club, hasta compañeros, prensa, su representante e incluso la Asociación de Futbolistas.

La renuncia del volante del Once Caldas, Félix Micolta, sorprendió a todos, desde los directivos del club, hasta compañeros, prensa, su representante e incluso la Asociación de Futbolistas.El jugador radicó en la recepción del equipo 'Albo' la renuncia de su puño y letra, en la que argumenta como motivo para su dimisión problemas familiares. Detrás del tema hay dos versiones. Por un lado, la decisión obedece a la frustración que siente por no poder ayudar a su padre que padece una seria enfermedad, a quien visitó recientemente y no pudo comprarle las medicinas que necesitaba.Y por el otro, hay quienes argumentan que a raíz de sus figuraciones en el equipo profesional, Micolta ha tenido comportamientos inusuales; dicen que el éxito le hizo daño y se le subió a la cabeza. El hecho ha sido tema entre el cuerpo técnico y la dirigencia.El jugador sostuvo lo contrario ante los medios y asegura que lo hace por necesidad; sin embargo, a medida que pasaron las horas por su comportamiento dejó entrever el error cometido.La historia comienza el domingo en la noche luego de la victoria ante el Atlético Huila, en que Félix Micolta actuó 62 minutos y su equipo logró la clasificación anticipada a la ronda de cuadrangulares semifinales. Luego del compromiso mientras varios de sus compañeros se reunían para celebrar, Micolta con dinero prestado salía rumbo a Cali a visitar a su padre enfermo.En casa de su familia advirtió la gravedad de la situación, pero ante la imposibilidad de aportar soluciones (compra de medicina) para la mejoría de su progenitor, se angustió de tal manera que regresó a Manizales con la idea de cobrar los cerca de dos meses de salario que le adeuda el Once Caldas.En medio de su desespero y sin consultarle a nadie, no vio otra salida que redactar una carta de renuncia, que hoy lo tiene ad portas de salir de la institución, aunque en el seno del club han advertido de que este es el resultado de una compleja situación familiar y de una salida en falso del jugador.Un psicólogo consultado sobre la reacción del jugador advirtió que en este tipo de situaciones los deportistas requieren comprensión y no sanción, “resulta evidente que con su conducta lo que está buscando es que le presten atención para solucionar un conflicto personal, porque en ningún momento pretendió hacerle daño a un tercero o a su empleador. Ese muchacho está confundido y necesita acompañamiento, no que lo castiguen”.Fue tan sorpresiva la renuncia, que en el primer entrenamiento del miércoles, el capitán del equipo Alexis Henríquez delante del grupo le gritó: “Y qué Micolta, ya tenés listo el contrato con la Juventus”. Y mientras el grupo reía porque se creía que era una broma, en Félix aumentaba internamente la sensación de que se había equivocado.El representante del futbolista, Fabio Marín Pilonieta, fue otro de los sorprendidos con la noticia: “no entiendo lo que ha hecho, no sé por qué tuvo esa reacción, yo soy el más interesado en qué esté trabajando, por eso le he ayudado económicamente para su manutención en Manizales durante estos meses de no pago de salarios”, precisó.Por su parte el director ejecutivo de la Asociación de Futbolistas, Carlos González Puche, advirtió que su agremiación ni siquiera estaba enterada del tema: “A nosotros no nos ha consultado nada, ni se le ha preparado ninguna carta, desconozco el tema, pero advierto que los clubes están desprotegidos y cualquier persona puede sonsacar a un futbolista y acabarle su carrera con promesas que generalmente no cumplen, aunque no sé si sea este el caso”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad