Reinaldo Rueda volvió una realidad su obsesión por la Copa Libertadores

Reinaldo Rueda volvió una realidad su obsesión por la Copa Libertadores

Julio 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Reinaldo Rueda volvió una realidad su obsesión por la Copa Libertadores

Reinaldo Rueda, técnico vallecaucano, campeón con Atlético Nacional en Copa Libertadores.

Rueda se convirtió este miércoles en el primer técnico vallecaucano en ganar una Copa Libertadores. Podrá sonar raro, pero su equipo ganó porque jugó fútbol.

Aunque el equipo verdolaga suma ya muchos títulos, el del miércoles en la noche quizá será uno de los que mejor sabor de boca dejará en los hinchas del Atlético Nacional por una razón muy sencilla:  el equipo verde alzó la gloria jugando fútbol, pero del bueno, bajo la batuta de Reinaldo Rueda, el primer técnico vallecaucano en ganar una Copa Libertadores.

Metódico, analítico, apasionado, ‘comefútbol’, así es Rueda, pero su mayor mérito con este Nacional es que a pesar de la presión siempre existente por los resultados, nunca abandonó la idea de que su equipo ganara jugando bien a la pelota, superando al contrario desde la posesión del balón y el trabajo colectivo.

“Cuando los directivos del Atlético Nacional vinieron a buscarme, me dijeron que mi principal tarea tenía que ser reconciliar al equipo con el buen fútbol, para volver a traer a la gente al estadio”, comentó Reinaldo tras ganar al título de la Liga Águila II del 2015 en una dramática definición contra el Junior de Barranquilla.

Efectivamente, esa orden fue cumplida con creces por el vallecaucano, que es de por sí uno de los estrategas colombianos más exitosos en el ámbito internacional, porque a la Copa Libertadores obtenida anoche ante Independiente del Valle, hay que sumarle las clasificaciones a Copas del Mundo que logró con Honduras (2010) y Ecuador (2014), países en los que el apellido Rueda siempre generará cariño y reconocimiento.

Pero además de ponderar el buen uso de la pelota, el otro gran mérito del estratega nacido en Cali el 16 de abril de 1957 es que supo aprovechar de gran manera el excelente plantel que tuvo a su cargo durante la Copa. 

Potenció al arquero Franco Armani, le dio confianza a un Alexis Henríquez que ya hasta sale jugando desde el fondo, creyó en Farid Díaz y también en el liderazgo y el fútbol de hombres como Alex Mejía, Sebastián Pérez, Macnelly Torres, Alejandro Guerra, Orlando Berrío y ahora Miguel Ángel Borja.

 “Creo que hemos sabido jugar muy bien la Copa Libertadores”, fueron las cortas pero contundentes palabras de Reinaldo tras superar al Sao Paulo de Brasil en las semifinales. 

Entre líneas, con cada planteamiento y cada decisión que tomó a lo largo del certamen, el vallecaucano demostró que su gran obsesión era ganar esta Copa, que por fortuna ya está en las vitrinas de Nacional.

“Ganar este torneo es un objetivo muy claro y el grupo está consciente de que este será nuestro gran reto, nuestra gran obsesión”, había señalado meses atrás Reinaldo.

Ahora, con su gran sueño ya cumplido (la Libertadores), Rueda tendrá que tomar una decisión trascendental para su carrera como profesional: seguir dirigiendo al Atlético Nacional para disputar en diciembre el Mundial de Clubes de la Fifa (donde también estará el Real Madrid de James Rodríguez, campeón de Europa), o tomar la determinación de irse a dirigir a la Selección de Paraguay, que en estos momentos está en la pelea por un cupo al Mundial de Rusia 2018.

Cuando la Copa estaba a mitad de camino, Rueda expresó en un programa radial muy escuchado en las mañanas que su objetivo, si ganaba la Libertadores, era jugar el Mundial de Clubes, pero, al parecer, en los últimos días los paraguayos habrían estado insistiendo mucho para contratarlo.

 Cualquiera que sea el camino que tome, es claro que su destino está encaminado hacia algo grande porque si elige dirigir un Mundial de Clubes de la Fifa, aumentaría de gran manera su prestigio y se podría enfrentar en la final al Madrid; pero, si se decide a ir a Paraguay, podría terminar clasificando a una nueva Copa del Mundo, aunque, claro está, aquí los riesgos son mayores.

 Pero eso ya Reinaldo lo pensará luego, porque la licencia de celebrar lo obtenido nadie se la puede quitar.

Los otros vallecaucanos del cuerpo técnico

Bernardo Redín - Asistente técnicoComentario: Dirigió a equipos importantes como el Deportivo Cali y el América. Desde hace un año puso todo su conocimiento al servicio de Rueda y Nacional. Eduardo Velasco - Preparador físicoComentario: PF con una excelente experiencia. Tiene toda la confianza de Reinaldo Rueda, puesto que ha trabajado con él en las selecciones de Honduras y Ecuador. Pedro Antonio Zape - Entrenador arquerosComentario: Histórico exportero. Aunque es caucano, se hizo profesional en Cali. Con Rueda estuvo en dos Mundiales, primero con Honduras y luego con Ecuador. Pablo Román - Analista de vídeosComentario: Es el segundo asistente técnico que tiene Atlético Nacional. Se dice que es uno de los ‘pupilos’ aventajados del profesor Reinaldo Rueda. Orlando Caicedo - PsicoterapeutaComentario:  En Nacional, este caleño se desempeña como psicoterapeuta y además es el motivador del equipo. Con Rueda, tuvo este mismo rol en Ecuador.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad