Recorrido

Diciembre 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País.com.co
Recorrido

Gerardo Pelusso, técnico uruguayo.

Los cardenales dejaron en el camino a equipos históricos como Nacional de Uruguay e Independiente de Argentina.

Contra el Huracán argentino, Independiente Santa Fe cerró un gran semestre internacional, al levantar por primera vez en la historia para Colombia el título de la Copa Sudamericana, el trofeo denominado en el continente como la Otra Mitad de la Gloria, segundo en importancia después de la Copa Libertadores. 

Fueron 47 clubes de los 10 países que integran la Confederación Sudamericana de Fútbol los que aparecieron en el listado inicial con el objetivo de levantar el trofeo, ese que sólo uno conquistó: Independiente Santa Fe, quien remplazó en el trono continental al River Plate argentino, verdugo del Atlético Nacional hace un año.

Los cardenales cobraron revancha como nación y se impusieron ante el Huracán de la Argentina, luego del 0-0 en la ida, que complementaron en la vuelta para ganar su primera corona internacional en todos los tiempos, que consolidan a esta generación como la más ganadora.

En el camino a la corona, los santafereños anotaron 10 goles y recibieron cinco, en 12 partidos enfrentando a equipos de Ecuador, Uruguay, Paraguay y Argentina, siempre con el beneficio de cerrar como local, luego de sacar ventaja de visitante.

En la primera fase eliminó a la Liga de Loja de Ecuador, con un 0-0 en la ida y goleada 3-0 en la vuelta en Bogotá. Ese triunfo le dio paso a la segunda fase, en la que dejó afuera al Nacional uruguayo, con triunfo 0-2 de visita y derrota 0-1 en casa, cuando transitó por momentos complicados por lesiones, sanciones y un calendario apretado. 

Ya en los octavos de final, el equipo de Gerardo Pelusso sacó del camino al Emelec ecuatoriano, con derrota 2-1 de visita y triunfo 1-0 de local, que le permitió valer el gol de visitante y avanzar a los cuartos de final, en los que eliminó al Independiente argentino, con triunfo 0-1 en territorio gaucho y empate a un gol en la capital colombiana.

En las semifinales, los cardenales volvieron a utilizar la ventaja del gol visitante, ya que luego del empate 1-1 en Paraguay contra el Sportivo Luqueño, igualaron sin goles en Bogotá para avanzar a la final, fase en la que lograron el empate sin goles en la ida en Argentina contra Huracán y en la vuelta en Bogotá por la vía de los penales. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad