DEPORTES
Hoy:

Real Madrid venció plácidamente al Levante

Febrero 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE / Enlajugada
Real Madrid venció plácidamente al Levante

Jugadores del Real Madrid celebran la victoria ante el Levante.

Karim Benzema y Ricardo Carvalho, marcaron los tantos con los que el Real Madrid venció al Levante, en un encuentro al que aplicó la ley del mínimo esfuerzo con rotaciones de José Mourinho, ya que la mente esta puesta en destrozar la maldición de octavos de Liga de Campeones.

Karim Benzema y Ricardo Carvalho, marcaron los tantos con los que el Real Madrid venció al Levante, en un encuentro al que aplicó la ley del mínimo esfuerzo con rotaciones de José Mourinho, ya que la mente esta puesta en destrozar la maldición de octavos de Liga de Campeones.El cuarto enfrentamiento de la temporada entre Real Madrid y Levante nació condicionado por el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, el próximo martes, en Lyon.Mourinho apostó por rotaciones y el 8-0 copero condujo a Luis García, técnico del Levante, a protegerse con una línea defensiva de cinco hombres. Fue un error. Pese al descanso a Xabi Alonso, el conjunto valenciano se encerró en su terreno y asumió el papel de víctima desde el pitido inicial.Reservando fuerzas de Xabi Alonso, Mesut Özil y Emmanuel Adebayor, la noche fue plácida para el Real Madrid. Su portería la defendió Antonio Adán, ante la sanción de Iker Casillas, pero pudo ponerse cualquiera. El Levante ni tiró a puerta. Con el nivel de exigencia muy bajo, los goles blancos eran cuestión de minutos.Con el partido en el terreno que deseaba el Real Madrid, que quería guardar fuerzas, salieron a la luz cuentas pendientes de las celebraciones de la dura goleada de Copa del Rey. Sergio Ballesteros tenía tomada la matrícula a Cristiano. Un jugador que se calienta tanto como él cuando es provocado. Un golpe en la espalda cuando el colegiado no miraba sirvió para encender la mecha.Seguía llegando el conjunto madridista a la portería de Munúa. Ramos disparaba cruzado, Cristiano perdonaba dos claras tras pases medidos de Di María, quien veía como el portero del Levante le brindaba la parada de la noche. Una estirada a un zurdazo ajustado al palo. El único jugador de ataque que no aparecía era Kaká.El encuentro estaba sentenciado. El hambre de goles del precedente copero no reapareció en el Real Madrid. El Levante, que solo llegó con un remate desviado de Valdo, no tuvo fe en nada. Mantuvo su defensa de cinco, con Del Horno en una situación extraña como tercer central, hasta bien avanzado el segundo acto.El portero uruguayo evitó la goleada. Acertó a remates de Khedira, Benzema y Özil. El juego de su equipo no estuvo a la altura y el Real Madrid se acuesta a dos puntos del Barcelona, sintiendo el renacer de la Liga y la llegada de la hora de la verdad. Los octavos de final y su maldición europea saltan a la escena.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad