Radiografía: los pros y los contra de las selecciones de cuartos de Brasil 2014

Julio 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Leonard Gutiérrez Bueno | Reportero de El País

Los ocho seleccionados que desde este viernes pelearán por un cupo a semifinales buscarán resaltar sus virtudes, por encima de los defectos.

Estamos a un día de que comiencen los apasionantes cuartos de final de Brasil 2014. Ocho equipos se pelearán por cuatro plazas para jugar la semifinal de la competencia.Para muchos ha sido el mundial indescifrable, de sorpresas y decepciones, pero cuando miramos la tabla de los clasificados a esta instancia de la competencia, nos damos cuenta que más allá de algunos resultados y partidos que fueron sorpresa, nos encontramos casi con los mismos protagonistas de siempre, y con tres colados que han llamado la atención de todos.Emocionante, sería la palabra a utilizar en esta cita, pues nadie puede negar que fue más que agradable ver como Alemania tuvo que emplearse hasta último momento para que Argelia no diera una sorpresa mayúscula, o a una Argentina dependiente de la ‘Pulga’ y que por poco no puede ante la efectividad y paciencia suiza. Después, los nombres siguieron siendo los mismos.Brasil, Francia, Alemania, Holanda y Argentina, como antes, hoy también están en los sitios de privilegio. Colombia, Bélgica y Costa Rica son las verdaderas revelaciones, estos equipos sí fueron indescifrables, no estaban en las cuentas de nadie, y hoy, se encuentran a punto de escribir una página más pesada que la misma Copa Fifa.No existió el equipo perfecto, ni siquiera el Brasil de 1970, y estos tampoco lo son. Unos llegan a esta fase con más defectos que virtudes, pero en estas instancias nunca se sabe, en un segundo puedes echar al traste el gran trabajo de cinco partidos, o por el contrario, lograr lo que nunca fuiste capaz de hacer, y meterte para siempre en la historia.Nada está definido, y desde este viernes cuando ruede el balón, los candidatos tendrán que revalidar sus sueños durante noventa minutos o más.Una Colombia sorprendenteQue Colombia tenga el balón no es una novedad, y para darnos cuenta de eso tendríamos que acordarnos de la Colombia de Francisco Maturana o Hernán Darío ‘el Bolillo’ Gómez. La tenencia del balón siempre ha sido prioridad en el balompié colombiano, lo novedoso de este equipo, y que se convierte en una de sus grandes virtudes, es que a esa capacidad de tener el esférico, le sumaron el fútbol vertical, el desborde por los costados, obviamente, gracias a la facilidad que tienen Pablo Armero y Camilo Zúñiga por las bandas.Ese fútbol que pidió siempre el hincha del común, ese ir para adelante, por fin evolucionó aquel toque toque vistoso de los 90 que carecía de profundidad. Individualmente Colombia ha demostrado que pasa, zona por zona, y hombre por hombre, por un muy buen momento, es por eso el resultado de los cotejos que ha tenido el equipo del argentino hasta ahora. Los nuestros llegaron a la competencia con una alta dosis de confianza, que con el pasar de los compromisos ha ido creciendo, a tal punto de parecer local, ganándose los elogios de propios y extraños que se ven identificados con este ‘Jogo bonito’.En James tenemos un hombre diferente, a tal punto que logró conseguir lo que para muchos era un sueño: Ser goleador del campeonato. Cuadrado parece ese brasilero que le hace falta a los locales, Carlos Sánchez es el titán del medio campo, con la confianza que le entrega un mariscal como Mario Alberto Yepes.Como todo no puede ser perfecto, para este cotejo ante Brasil por cuartos de final, Colombia deberá mejorar en los balones aéreos desde los costados, al igual que los tiros de esquina que tienen como objetivo buscar la cabeza de David Luiz, Fred y Hulk. Por momentos el tricolor tiene lagunas futbolísticas que deberá evitar ante Brasil.La desconocida BrasilLa retina futbolística histórica de Brasil habla de grandes selecciones que a lo largo de las competencias mundialistas han sorprendido por la capacidad individual de sus jugadores, gracias a una imparable máquina de hacer futbolistas que ha tenido este país a lo largo de la historia. Hay quienes dicen que todo pasado fue mejor, esa pareciera ser la frase que se acomoda fácilmente a la actualidad del conjunto brasilero orientado por Luis Felipe Scolari. No queda ninguna duda que en la verdeamarelha de otrora, muchos de los que hoy se ponen la camiseta pentacampeona, no tendrían ninguna posibilidad de jugar. Desde su primer partido ante Croacia quedó claro que esta podría ser la peor versión de una Brasil que se deleitó en el pasado con figuras de gran factura como Carlos Alberto, Rivelino, Tostao, Falcao, Ronaldo, Bebeto, Romario y hasta el mismísimo Pelé. Este Brasil del 2014 es irresoluto, incapaz de generar fútbol colectivo, ¡quien lo podría imaginar alguna vez! Su inteligencia y cambio de ritmo depende de un jugador de 22 años como Neymar, escaso de compañía en el medio campo, y rodeado de compañeros como Luiz Gustavo, Fred, Hulk y Oscar, que hasta el momento parecieran ser jugadores madurados con la tinta de los diarios brasileros, y no nacidos de esa máquina que parecía interminable con futbolistas de gran estirpe.Los grandes siempre tienen ese as bajo la manga que logra borrar equipos imperfectos y pésimos compromisos. Colombia deberá de cuidarse de la magia propia del único que parece venir de la vieja escuela, Neymar es su carta de salvación, y ellos lo entienden de esa manera. David Luiz va muy bien al cabezazo, esa es una de las pocas virtudes este Brasil que deberá apelar a su clase histórica, porque el corazón de Colombia difícilmente podrá superarlo.Francia: silenciosa y peligrosaDidier Deschamps tiene en sus manos a parte de la nueva generación del balompié francés, sabe que no cuenta aún con un equipo como el que pasó a la historia en 1998, pero está convencido que con lo que tiene, sin mucho ruido y trabajo, puede dar una gran sorpresa en suelo brasilero.Hoy el gran punto a favor de este seleccionado es la unión de grupo, todos van al mismo lado, contrario a lo que pasó en Sudáfrica 2010. Lo anterior, se ve reflejado en la cancha, no tienen un fútbol vistoso, por momentos pareciera que no les alcanza, pero ya se instalaron en cuartos y llegan sin ningún tipo de complejos ante la poderosa Alemania.Antoine Griezmann y Paul Pogba, dos jugadores de la categoría Sub 20, haciendo las veces de antagonistas de Karin Benzema (Real Madrid), están logrando lo impensado por muchos franceses, antes que comenzara a rodar el balón en territorio suramericano.Si llegara a pesar algo en contra para los de Francia, seguramente sería la inexperiencia de algunas de sus piezas y la falta de tiempo en equipo, el cual apenas comienza a pulir el técnico Didier Deschamps.Alemania: candidata, pero no gustaFutbolísticamente Alemania podría ser una de las decepciones de Brasil. Si hablamos de proceso, este ha sido el equipo más serio en ese sentido, mucho de lo que pueda tener el conjunto europeo, en parte es gracias al buen trabajo realizado por Juergen Klinsmann, ahora con el seleccionado de Estados Unidos. Los alemanes esperaban que todo ese trabajo se viera reflejado con un fútbol arrollador en Brasil, pero claramente se han quedado esperando. El balompié teutón se ha visto resumido en pequeños pedazos de buen juego, y ha tenido que sufrir ante equipos que sobre el papel son infinitamente inferiores, como fue el caso de Argelia en los octavos de final. Kroos, Khedira, Lahm y hasta el mismo Mertesacker, han quedado en deuda hasta el momento, después de vender una imagen gigante de superioridad ante una pobre Portugal que tenía como única ilusión a un lesionado Cristiano Ronaldo, que en tres compromisos no fue ni sombra de lo que normalmente demuestra en Madrid.Su gran poderío ya lo conocen todos, las individualidades en cualquier momento cambian la historia de cualquier compromiso.Argentina, 'Messidependiente'¿Quien puede negar que hombre por hombre Argentina es una de las mejores selecciones del mundo? pero como equipo, la actual versión de los gauchos deja mucho que desear. Por el momento quedan en el pasado aquellos episodios de equipos aguerridos en la mitad de la cancha que no daban ningún balón por perdido. Aquella garra que los hizo grandes se hace casi invisible en los pies de Fernando Gago o el mismo Javier Mascherano. El equipo de Alejandro Sabella, hasta el momento, deja más dudas que certezas, y en el partido de octavos Suiza se encargó de evidenciarlas.El medio campo argentino brinda muchas ventajas, Gonzalo Higuaín está peleado con el gol, Sergio Aguero se lesionó, y Ángel Di María apenas apareció. Hoy, Argentina tiene un excelente grupo de jugadores, pero del equipo de la eliminatoria, no queda ni la sombra.Lo mejor de Argentina es Lionel Messi, ha sido vital en cada uno de los compromisos, y por el momento, carga sobre sus hombros el peso de todo un país.Bélgica: con pinta de grandeEl conjunto de Marc Wiltmots llegó como una de las candidatas para destacarse en la competencia brasilera, y aunque tuvo problemas en un inicio, parece que comenzó a retomar el fútbol que lo puso en lo alto del escalafón de la Fifa en las eliminatorias del viejo continente. Su fútbol tiene como base a futbolistas como Courtouis, Fellaini, Hazard, Van Buyten y Lukako, este último, importante en la victoria de octavos de final ante Estados Unidos.Los resultados han llegado gracias a la base de jugadores y la continuidad que le han entregado a un proceso que parece puede poner en peligro a la indescifrable Argentina de Lionel Messi.El equipo de Juergen Klinsmann demostró en varios pasajes del compromiso que a los belgas les duele que le quiten el balón y los ataquen por los costados, defectos que deberán mejorar ahora más que nunca, después de los visto por Ángel Di María ante el conjunto de Suiza.Holanda, ¿'Naranja mecánica'?Los nueve puntos conseguidos en el Grupo B del mundial, no son precisamente para Holanda la mejor demostración de poderío futbolístico. La victoria contundente 5-1 ante los españoles en la primera jornada, mostró a una Holanda poderosa que arrasó a la actual campeona del mundo, aunque con el pasar de los compromisos quedaría en evidencia que la hoy mal llamada ‘Naranja mecánica’ no hizo nada diferente a aprovecharse del ocaso de la selección del tiki-taka.Holanda se juega la vida al contragolpe, aprovechado la velocidad de Arjen Robben y la efectividad de Van Persie. Si un rival no está bien parado y regala espacios, seguramente la pasará muy mal ante los holandeses.Su medio campo no podrá dar ventajas ante una Costa Rica ordenada que conoce a cada uno de sus rivales muy bien, gracias a la disciplina de Jorge Luis Pinto. Si se descuidan en la zona posterior, como les ha pasado en los cotejos anteriores, podrían pasar una mala tarde ante Joel Campbell.La aplicada Costa RicaLlegó como la cenicienta del Grupo B con Italia, Inglaterra y Uruguay, sus posibilidaes no eran mínimas, era mucho peor, no existían para el incrédulo mundo del fútbol. 4-4-2, el estilo que tanto hemos criticado en Colombia, le dio frutos a Jorge Luis Pinto en Brasil 2014. Pero más que un estilo, el poder de este equipo centroamericano radica en el convencimiento de una idea, gracias a la credibilidad que brinda un entrenador estudioso como el santandereano. Su equipo, en cada línea respeta los conceptos tácticos del entrenador, eso quedó evidenciado en el enfrentamiento con los griegos en octavos de final. En ese cotejo Costa Rica sufrió una expulsión, pero nunca perdió el horizonte, por el contrario, la idea se hizo mucho más fuerte.Su debilidad puede ser precisamente su desconocimiento de como se debe jugar este tipo de instancias, para Pinto y sus dirigidos es una experiencia totalmente nueva. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad