¿Qué medidas se tomarían para evitar que sigan los disturbios en el Pascual Guerrero?

Mayo 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
¿Qué medidas se tomarían para evitar que sigan los disturbios en el Pascual Guerrero?

Pese al esfuerzo de la Policía por controlar a los hinchas en el estadio Pascual Guerrero, estos persisten en su mal comportamiento.

Autoridades rechazaron y lamentaron los hechos del pasado miércoles que provocaron la suspensión del partido entre América y Deportivo Cali por la Copa Postobón. Exigen sanciones.

Celebrar los tres próximos clásicos a puertas cerradas, permitir el ingreso de una sola barra y prohibir el uso de camisetas, banderas u otros objetos alusivos a los equipos serían las nuevas medidas de seguridad que implementarían las autoridades para evitar disturbios en el estadio Pascual Guerrero.Así lo dio a conocer el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, durante un consejo de seguridad realizado en la mañana de este jueves y luego de los desmanes protagonizados por hinchas del América y Deportivo Cali la noche del pasado miércoles en el escenario deportivo."Rechazamos completamente los disturbios de anoche y el próximo martes habrá una reunión con los representantes de las barras para establecer una serie de acciones con el fin de evitar que se sigan presentando estos hechos", manifestó el alcalde Rodrigo Guerrero.Añadió que, en caso de que no se llegue a un acuerdo con los líderes de las barras o se considere que ellos no están en capacidad de controlar está situación en próximos partidos, se tomarían las medidas de seguridad ya mencionadas.Los desórdenes del miércoles se presentaron cuando apenas trascurría el minuto nueve del segundo tiempo en el partido que disputaban América Vs Deportivo Cali y aficionados de las dos escuadras ingresaron al campo de juego, por lo que finalmente el partido fue suspendido. En consecuencia, seis personas fueron detenidas, dos más resultaron heridas, al igual que dos policías.Por su parte, el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín insistió en la necesidad de carnetizar a los hinchas y que, por el momento, se debe exigir a quienes ingresen a los partidos la respectiva identificación. Además, reiteró que es necesario "llegar a una solución concreta para este problema, pues mientras se destinan más de 1000 uniformados a estos partidos, el resto de la ciudad no es atendida como debe ser, sobre todo el día sábado en el que sabemos que se presenta una mayor actividad delincuencial en la ciudad". La secretaria del Deporte y la Recreación de Cali, Clara Luz Roldán, también rechazó los desmanes en el Pascual Guerrero, al tiempo que descartó vehementemente la posibilidad de volver a instalar mallas en el estadio y puntualizó que se trata de un tema de cultura ciudadana."Me niego si quiera a pensarlo. Sigo insistiendo en que tenemos que crear cultura ciudadana, que tenemos que entender que la ciudad y la hinchada deben saber que el estadio es para ellos, que es para distrutarlo y generar espacios de convivencia", explicó la funcionaria.Sin embargo, la secretaria manifestó que se analizará la construcción de una fosa que separe la tribuna de la gramilla, como un alternativa para evitar desórdenes y garantizar el normal desarrollo de los partidos."Hay que analizar el tema. Voy a poner a nuestros técnicos para que estudien qué tan viable es su contrucción en este escenario deportivo", expresó la secretaria, quien agregó que el asunto también será discutido con las directivas de los equipos de Cali.La funcionaria manifestó que, pese a que se ha venido trabajando con las barras en programas que incentiven el respeto y la convivencia, la situación "se les sale de las manos"."Es muy desacertado, triste y desafortunado que se sigan presentando estas situaciones. Vi una foto en la que un hincha le pega una trompada a un policía y es una barbaridad que lleguen a estos extremos", señaló la secretaria del Deporte de Cali.Por eso, Roldán anotó que es urgente que se empiece a aplicar la Ley 1445, que establece multas entre cinco y diez salarios mínimos legales mensuales vigentes y prohíbe acudir a escenarios deportivos, por seis meses hasta tres años, a personas que atenten contra el buen desarrollo del espectáculo."Hay que empezar a procesar y mostrarle las garras a la ley. Por ejemplo, respecto a lo de ayer, tenemos cámaras por todos los sitios, hay videos y la Policía debe empezar a capturar a aquellos que incumplan la ley", dijo la funcionaria, tras afirmar que aún no conoce la primera sanción en el marco de la 1445.A estas declaraciones se sumó el presidente del Concejo de Cali, Fernando Tamayo, al aseverar que "con las barras bravas de Cali y América se terminó el tiempo de dialogar. Se exige la judicialización de los vándalos y desadaptados, así como suspender el ingreso de ambas barras, durante un mes, al Pascual Guerrero".Entre tanto, el personero de Cali, Andrés Santamaría, hizo un llamado a las directivas de los equipos de fútbol para que lleven a cabo procesos pedagógicos y educativos con los hinchas y las barras bravas. “Estos actos no pueden seguir pasando, pero es necesario abrir caminos de diálogo con estos jóvenes”, afirmó el funcionario, quien pidió hacer una mesa de acercamiento y concertación con los hinchas para que estos hechos no sigan ocurriendo. Finalmente, la secretaria del Deporte de Cali aplaudió que la Dimayor haya decidido suspender el partido y que esté analizando la posibilidad de sancionar a los equipos. "Lamentablemente los equipos son los que acarrean el problema, pero tienen que darse cuenta que esto no es para nada bueno y es un perjuicio para ellos mismos", aclaró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad