¿Qué hay de la vida de Víctor Bonilla, exjugador del Deportivo Cali?

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Cárdenas - Q'HUbo - El País.com.co

Bonilla formó el club Atrato River, con el que tendría una ficha para jugar la B el otro año en Chocó. El exjugador tumaqueño cumple el sueño de dirigir.

Don Víctor Bonilla colgó las botas, pero su pasión por el fútbol está más viva que nunca. Por eso ahora sueña con tener un equipo en la B del fútbol colombiano, dirigirlo y que sea en el Chocó, de donde es la Fundación Atrato River.Así como Víctor Manuel Bonilla Hinestroza se ilusionó en su niñez con ser una figura del fútbol profesional, triunfar en el balompié colombiano y jugar en el exterior, asimismo quiere que el anhelo de jóvenes de todo el país se haga realidad.Por eso desde hace dos meses está trabajando arduamente en el Club del Municipio de Cali con cerca de 30 muchachos, a los que quiere guiar de su mano por el camino del éxito, el mismo que él recorrió durante los años 90 y la primera década del 2.000.El club que orienta Bonilla, que se llama Atrato River, entrena todos los días en la mañana y su mayor particularidad es que no participa en torneos ni de la Liga del Valle ni en ningún otro campeonato, pues el objetivo del exdelantero es competir a nivel profesional. ¿Cómo inició el proyecto?Desde que el tumaqueño se puso al frente de este proyecto, cuando era futbolista, siempre ha mantenido la firme intención de emprender el camino como entrenador para poner en práctica todo lo que aprendió como jugador durante largos 18 años.Su frenesí por el fútbol no tiene límites. El desenfreno por una pelota lo tiene hoy en día aguantando el inclemente sol que azota a la ‘Sultana del Valle’. “Ahora soy técnico porque el fútbol es mi pasión, es lo mío. Desde que jugaba ya sabía que iba a ser entrenador. Esto es de familia, es hereditario y para eso me preparé, por eso mi sueño es llegar a dirigir a nivel profesional”.Su pasión por la ‘pecosa’ le fue enfundada por su padre, que lleva su mismo nombre. Cuenta Víctor que la ‘venita’ de ser técnico se la debe toda a él.“Todo se lo debo a mi papá. Aquí en Colombia él no pudo triunfar. Pasó por América, Pereira y jugó con el ‘Pecoso’ Castro en el Caldas. A él lo compró un club que se llama 9 de octubre y ahí fue figura en Ecuador. Allá lo mencionan y es como decir el ‘Pibe’ Valderrama en Colombia. Por eso llevo la herencia del fútbol en mi sangre, por mi padre, además otros familiares fueron jugadores”.Luego de pensar mucho en cómo iniciar su propio equipo, Don Víctor habló con su pana, Walter ‘El Potro’ Escobar, con quien jugó en el cuadro ‘azucarero’, para que lo acompañara en este camino. Realizaron tres convocatorias a las que asistieron jóvenes de distintas latitudes del país en busca de cumplir un anhelo.Con la selección de chicos talentosos de Buenaventura, Guajira, Armenia, Cali, Tumaco y del departamento del Cauca, se dio inicio un 9 de junio del 2014 al equipo Atrato River, nombre que lleva en honor al gran río chocoano y al club más laureado de Argentina, River Plate.“Este es un proyecto diferente a los demás porque la idea es sacar a los jóvenes tanto nacional como internacionalmente. El objetivo es lograr una ficha de la B para tener un equipo en esa categoría. Este proyecto es a largo plazo pero jugaríamos en Quibdó, Chocó, que será nuestra casa. Allá ya tenemos una filial de categorías menores. Acá buscamos jugadores de calidad y no cantidad”.Es viable tener un equipo en la BReveló Víctor que la aspiración de tener la ficha para jugar en la B, está cerca. “Tenemos una opción que no la podemos dar a conocer, es algo que ya se planteó de cómo poder llegar a esa ficha y en ello estamos trabajando. Sé que como lo vamos a manejar las cosas se van a dar. Creo que de aquí al otro año empieza el equipo en la B en el Chocó y vamos a poder montar un club competitivo que tenga una sede propia”. Para llegar a cumplir esta meta es indispensable el factor económico, aspecto nada fácil, aunque reconoce el exgoleador del fútbol colombiano que con los recursos propios llegarán a la cúspide del objetivo trazado.“En ese sentido no es fácil. Ya tenemos una casa hogar. Por ahora lo estamos financiando con recursos personales, con la ayuda también del ingeniero Danilo Rentería, quien es el presidente del club, y de Walter Escobar, quien es uno de los entrenadores”. Y como se trata de un proyecto de gran magnitud, hasta empresarios internacionales ya muestran interés en apoyarlo.“Hay un empresario mexicano que vino a Colombia, habló con nosotros, le gustó la idea y está de acuerdo con cada una de las condiciones. Él tiene nexos con inversionistas de Estados Unidos. También vamos a dialogar con otras dos personas más porque este es un trabajo grande e importante”.Puntualizó Víctor Bonilla que es esencial el obtener los recursos necesarios para terminar de fortalecer el proyecto que está liderando.“Los ingresos, obviamente, se necesitan para sostener esto porque es un proyecto a largo plazo muy importante y sabemos que tenemos la gente para ello. Con la bendición de Dios todo nos saldrá bien, aunque no falta el malintencionado, la envidia que quiera frenar nuestro trabajo, pero sabemos que todo va a marchar bien". ¿Quiénes forman el equipo?La conformación del conjunto de Atrato River inició en Buenaventura con la programación de unas pruebas. Se realizó una en la sede campestre del Deportivo Cali y otra en el Club del Municipio, donde actualmente realizan las prácticas.Tras arduas horas de entrenamientos en los que participaron más de 300 jugadores, se decidió que el equipo lo integren adolescentes nacidos entre los años 96 y 98, es decir, jóvenes entre los 16 y 18 años.Además de Bonilla, como entrenadores están Walter Escobar y Jairo Valencia; el preparador físico es Didier Maturana, mientras la presidencia está a cargo del ingeniero Danilo Rentería. En el comité ejecutivo del club está el exgerente deportivo del América, Mauricio Vélez.“Me cerraron la puertas en el Cali”"Algunos directivos me cerraron las puertas en Deportivo Cali. Siempre hubo la posibilidad de volver, pero en este momento no se puede. Tal vez no soy del agrado del Presidente Martínez. Sé que hubo una persona que no quiso que yo formara parte del club a principio de este año. Algún día volveré a mi institución porque es mi sueño”, concluyó 'Don Víctor' Bonilla.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad