¿Qué hace especial al fútbol de Arabia?

Enero 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa - El Colombiano
¿Qué hace especial al fútbol de Arabia?

Foto de archivo que muestra a René Higuita, 'El Loco', en sus tiempos con el Al Nassr de Arabia.

René Higuita, exarquero de la selección Colombia y Atlético Nacional, fue de los últimos en vivir la experiencia del fútbol árabe, trabajando como entrenador de porteros del club Al Nassr FC.

Si un occidental va a jugar o dirigir en el fútbol árabe debe saber que allá la oración está por encima de la recreación, los entrenamientos son después de las 6:00 de la tarde -para evitar problemas con la temperatura-, las mujeres ni se ven en los lugares públicos y las celebraciones deben ser respetuosas.Óscar Aristizábal, quien ha dirigido en dos oportunidades en Emiratos Árabes, admite que la primera vez se asombró, porque "nos tocaba parar el entrenamiento para orar, ya que allá lo hacen cinco veces al día, y en la época del Ramadán toca cambiar todo el plan de trabajo, ya que primero está la religión y los deportistas nativos ayunan diario".El técnico antioqueño tampoco olvida que en 2004 no era permitido el ingreso de mujeres en los estadios, así como su presencia en las playas ni llevar ninguna parte del cuerpo descubierta, debido a las exigencias de la religión musulmana que practican el 85 por ciento de los más de ocho millones de habitantes.En 2011 volvió a Dubai y constató que la inversión de los jeques en infraestructura, jugadores y estrategas internacionales -especialmente brasileños y europeos- sirvió para "progresar, permitir que las mujeres empezaran a gozar del fútbol -eso sí bien cubiertas-, y ganar terreno en la Confederación Asiática con equipos como Ahli Dubai, Al Nasr, Al Jazira, Shabab Arabi, Hay Al-Ayn y Al-Shaab".La Liga de Emiratos (país compuesto por siete regiones: Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyaira, Ras al-Jaima, Sharjah y Umm al-Qaywayn) cuenta con 14 equipos que tienen sedes propias y se preparan cerca de 20 días en Europa para cada temporada y pese a que ha progresado, los estadios no registran más de 5.000 personas por partido.Aristizábal, el mismo que se asustó en su primera experiencia con Rak Team por la retención del pasaporte en inmigración, para que "la gente no se vaya sin terminar el contrato", es un convencido de que el fútbol de Emiratos progresa de manera acelerada.A diferencia de Colombia, donde predominan equipos con déficit, este entrenador que hoy labora en Valledupar, resalta que "en Dubai y los demás emiratos el Estado les brinda facilidades a los clubes para que inviertan y paguen bien; por esa razón contratan figuras en su remate de carrera, caso Gabriel Batistuta, a quien le pagaron más de 800.000 dólares por diez meses, para proyectar el campeonato y generar afición".Hay aporte colombianoEsos altos salarios y las garantías que les brindan a los extranjeros, pese a que tienen que pagar por todo, ya que a los locales les dan dinero para comprar su residencia cuando se van a casar, ha seducido a los colombianos.Además de Óscar, Francisco Maturana y René Higuita, en esa zona del Medio Oriente también figuraron el finado Elson Becerra, Ricardo Gato Pérez, Óscar Chico Restrepo y Mauricio Molina.Sin embargo, Jairo Tigre Castillo fue capaz de decirle no a un contrato de 500.000 dólares por 10 meses incluso con el abono del 40 por ciento en la firma de los documentos."No quiso, porque sabía que las restricciones son muchas; si bien Elson Becerra le llegó a contar que por cada gol le daban 2.000 dólares, a Castillo lo frenó saber que hay que parar los entrenamientos para orar, los hinchas van de túnicas y turbantes a los estadios, no hay sitios de diversión, no se permite el consumo de licor, las mujeres se bañan en el mar con mantos y que las costumbres son muy diferentes. Por eso prefirió quedarse en Suramérica", cuenta Aristizábal.Feliz porque aprendió a comer con los jeques en el suelo y sin cubiertos -solo con las manos-, satisfecho por aprender nuevas costumbres -"como ver casas con salones especiales para los hombres y las mujeres, porque cada sexo comparte por aparte"- y satisfecho por los aportes que hizo en sus seis años de experiencias, Aristizábal es un convencido de que el fútbol árabe ha progresado.Pese a lo fuerte de la temperatura que obliga a entrenar en otros horarios, cree que se consolidará a partir del Mundial de Qatar-2022, gracias "a las altas inversiones y al profesionalismo que vienen demostrando sus jugadores, que, a propósito, sólo se ponen ropa occidental cuando actúan en el exterior y apenas terminan los partidos cambian los guayos y las camisetas por las túnicas, los turbantes y la lectura de El Corán".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad