Primer traspié del Deportivo Cali en la Copa Libertadores de 2014

Primer traspié del Deportivo Cali en la Copa Libertadores de 2014

Febrero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co

En la tercera fecha del Grupo 3, el equipo de Leonel será anfitrión, en el Pascual Guerrero, del Lanús argentino. Ese partido está programado para el 13 de marzo.

Deportivo Cali perdió por 1-0 con el O'Higgins de Chile, la noche del miércoles, en el estadio Monumental de Santiago de Chile.El juego correspondía al Grupo 3 de la Copa Libertadores de América de 2014, llave que también integran Cerro Porteño del Paraguay y Lanús de Argentina.La escuadra que dirige el exseleccionador nacional Leonel Álvarez había debutado con pie derecho en el máximo certamen surcontinental de clubes, derrotando por la mínima diferencia (1-0) al Cerro Porteño, en el Pascual Guerrero.O'Higgins, por su parte, venía de sacarle un valioso empate al Lanús en feudo argentino, partido que se disputó el pasado 13 de febrero en el estadio Ciudad de Lanús.La única anotación del partido, que escrituró el triunfo de O'Higgins, se registró en el minuto 37 del segundo tiempo y llegó por la vía del tiro libre, merced a una ejecución de Yerson Opazo.Ahora los verdiblancos de Leonel Álvarez deberán ajustar baterías para un no menos complicado partido copero, frente al Lanús argentino en el estadio Pascual Guerrero de la capital vallecaucana.Detalles del Primer TiempoLos primeros cinco minutos mostraron a un Cali arriesgado, con propuesta ofensiva y salidas reiteradas por los costados con Mauricio Casierra, Víctor Giraldo y el mismo Jhon Viáfafara, que se recostaba sobre el flanco derecho para complementar la generación del paraguayo Néstor Camacho.El planteamiento de Leonel hacía ver sin argumentos al O'Higgins, que lucía sin mayores argumentos para superar los duelos con el tridente de contención integrado por Pérez, Cuéllar y Viáfara, el de mayor gasto en ida y vuelta.En 18 minutos y luego de un pelotazo profundo, desbordó por izquierda Néstor Camacho, penetró el área rival, tuvo un mano a mano reñido con Yerson Opazo, ganó de fuerza pero cuando remató su guayo no golpeó pleno el balón sino que tropezó con el césped y la esférica le llegó mansa al arquero Paulo Garcés.El Cali se hacía fuerte con el pasar de los minutos y anulaba por completo la estrategia ofensiva del anfitrión. De hecho, en 21 minutos el uniforme de Faryd Mondragón lucía impecable. La cancha se inclinaba sobre predios del O'Higgins.En 23 minutos se registró la primera aproximación ofensiva del dueño de casa y, de hecho, la jugada más clara de gol. Pelotazo en diagonal al área verdiblanca, Luis Figueroa se filtró en medio de Torijano y Giraldo, explotó por izquierda, remató de primera, como venía y de botín zurdo, era gol pero la figura de Faryd, prenda de garantía, se erigió y su achique fue providencial. Atajadón.Luego, en el 32, Pablo Hernández arrastró marcas, se quitó de encima la presión de Andrés Pérez, dejó en el camino a Víctor Giraldo, se perfiló por izquierda, punteó la esférica sobre la marcha, pero el cierre fue más que oportuno de Luis Payares, forzando el tiro de esquina. El Cali le bajó a su intensidad ofensiva y eso permitió que O'Higgins despertara del letargo. Sobre 40 el Cali se sacudió parcialmente del dominio local, cuando Robin Ramírez recibió en el costado izquierdo, unos metros antes de las 16 con 50, frenó en seco, enganchó, acomodó perfil, disparó con potente derechazo, medido, quiso colgar al arquero y la pelota pasó muy cerca del ángulo superior zurdo de la portería.Viáfara, que había olvidado sus libretos de proyección ofensiva, le tuvo que meter guadaña a Alejandro López, cuando el argentino escapaba por izquierda buscando romper la muralla azucarera. Esa infracción le costó la tarjeta Amarilla. Quedó advertido.Ya agonizando la inicial, minuto 45, Pablo Calandria explotó en velocidad por el costado derecho, dejó sin reacción a Casierra, el arquero Mondragón abandonó su redil, arriesgó demasiado, dejó el arco desprotegido, pero el delantero local no tuvo la frialdad para meter el centro a zona de riesgo. Con los ceros se fueron a camerinos.Lo mejor del Segundo TiempoArrancando la complementaria, apenas en el minuto 1, la gente de O'Higgins cobró un tiro de esquina, balón a zona de riesgo, Pablo Calandria, libre de marca, conectó un potente cabezazo, frontal, iba para adentro pero Faryd Mondragón lució como felino, tuvo una reacción de fantasía, la manoteó de zurda y ahogó la celebración austral. Figura.Los anfitriones, en contraste al arranque de la inicial, salieron con una mejor disposición, mayor colectividad, juego de primera, a dos toques y para adelante, generándole sendos problemas a la zaga verdiblanca.Sobre 9 minutos, en el Cali no pesaban, en absoluto, jugadores como Cristian Marrugo y Néstor Camacho, sobre el papel los generadores del fútbol. Los cerebros del Verde aparecían por intermitencias, por chispazos. En ese sentido, la lectura de Leonel Álvarez fue correcta y la primera variante fue sacar del terreno de juego al irregular Marrugo -quien todavía no despunta con la camiseta del Cali- para darle paso a un jugador diferente, Carlos David Lizarazo.En el minuto 10 se salvó Deportivo Cali. Apareció por izquierda Gonzalo Barriga, la cruzó a ras de piso, en zona de candela se perfiló Pablo Calandria, remató de primera, como venía, de zurda, ras de piso y en diagonal, pero la redonda se estrelló rebeldemente en la base del vertical derecho del arco de Faryd.La presión que ejercían los chilenos, totalmente volcados sobre predios verdes, hacía que hombres de oficio con el balón como Camacho y el recién ingresado Lizarazo, se sacrificaran en funciones de quite y marca.En 25 minutos Leonel quemó su segunda carta buscando recuperar la iniciativa ofensiva. Se fue de la cancha el paraguayo Néstor Camacho, de pobre actuación, y en su lugar entró uno de sangre nueva, Carlos Rivas.La última variante del profesor Álvarez se registró en 30 minutos, cuando abandonó uno todoterreno, Jhon Eduis Viáfara, para darle paso a un jugador de condiciones similares, pero falto de fútbol, Gustavo Bolívar.No llevaba un minuto en la cancha cuando ya estaba recibiendo la amonestación. En el 31 Bolívar le metió pierna fuerte a Diego Chaves, en la cabecera del área, falta innecesaria y la advertencia del árbitro Ricardo Marques.Y como tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe, en el 37 se rompieron los ceros en Santiago de Chile. Tiro libre que cobró desde el costado izquierdo Yerson Opazo, estaba lejos del arco, todos esperaban un centro elevado, la pelota fue a media altura, con potencia y se metió ceñida al vertical derecho, seriamente comprometidos quedaron Víctor Giraldo y el mismo Mondragón. Golazo y 1-0, a la postre definitivo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad