Presos construyen estadios para Copa Mundial de Brasil 2014

Presos construyen estadios para Copa Mundial de Brasil 2014

Febrero 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
AP / El País
Presos construyen estadios para Copa Mundial de Brasil 2014

Estadio Fonte Nova en Salvador, sede del Campeonato Mundial Brasil 2014.

No fue una decisión difícil para ‘Chiquinho’, un ladrón de banco convicto: Pasarse el día en su celda o ganarse dinero trabajando al sol, ayudando a construir un estadio para la Copa del Mundo de fútbol a jugarse en Brasil en 2014.

No fue una decisión difícil para ‘Chiquinho’, un ladrón de banco convicto: Pasarse el día en su celda o ganarse dinero trabajando al sol, ayudando a construir un estadio para la Copa del Mundo de fútbol a jugarse en Brasil en 2014.Nivaldo Inacio da Silva, quien estaba siendo explotado en un trabajo en el que se lo trataba casi como esclavo, tuvo una decisión igualmente fácil: Recoger algodón por dos dólares al día o ganar ocho veces más como albañil en otro estadio de la Copa del Mundo.Silva y ‘Chiquinho’, cuyo nombre es Francisco das Chagas Queiroz, son algunos de los beneficiados por la celebración de la Copa del Mundo al recibir oportunidades laborales con las que no contaban.Son parte de programas para ayudar a quienes no tienen perspectivas en el mercado laboral, aprovechando las oportunidades que abre la Copa del Mundo. "Esto es lo mejor que me ha sucedido", dijo ‘Chiquinho’, de 52 años, en una entrevista telefónica con The Associated Press. "Este tipo de trabajo nos da dignidad, algo para el futuro. Si hago un buen trabajo aquí quizás la compañía quiera emplearme cuando salga en libertad". El programa ya ha ayudado a 2.200 reos en el país y actualmente 59 trabajan en algunos de los 12 estadios de la Copa.A unos 1.600 kilómetros, en la ciudad occidental de Cuiaba, Silva tiene una oportunidad similar.Silva trabaja en la construcción del estadio Arena Pantanal, que será sede de cuatro partidos del mundial."Hablamos con el consorcio de compañías que construyen el estadio y las convencimos de que podían emplear a esos trabajadores una vez fuesen entrenados apropiadamente", dijo Valdiney Arruda, que está a cargo del programa del ministerio de trabajo. Las compañías que emplean a los ex esclavos dicen que fue una decisión fácil aceptar a esos trabajadores, porque el sector de construcción civil está teniendo problemas para atraer mano de obra."Gracias a este programa ellos van a poder seguir trabajando en la construcción civil en el futuro", dijo Simone Ponce, portavoz del consorcio Santa Barbara y Mendes Junior. "El legado social va a ser tremendo".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad