¿Por qué te quieren tanto en el América de Cali, 'Pulpo' Viera?

¿Por qué te quieren tanto en el América de Cali, 'Pulpo' Viera?

Agosto 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Reportero de El País
¿Por qué te quieren tanto en el América de Cali, 'Pulpo' Viera?

Imagen del arquero uruguayo Alexis Viera en su paso por el América de Cali.

Días antes del ataque que hoy lo mantiene en estado crítico, el periodista de El País Juan Carlos Pamo habló con Alexis Viera de su vida y sus proyectos futuros. Hoy, en su hora más difícil, el comunicador lo recuerda de forma conmovedora.

Lo dijiste una y otra vez, Alexis. En momentos buenos y en otros muy malos. Lo repetiste siempre con pasión y convencimiento: "América de Cali es el equipo en el que quiero terminar mi carrera, el equipo en el que quiero pasar a la historia". Y en alguna ocasión, incluso, te lo escuché decir con rabia: "América de Cali lo es todo; me hago matar por esta camiseta, me hago romper todo".

Por eso, 'Pulpo', aunque ya no vestís el uniforme de los 'diablos', sos parte de la entraña de la hinchada escarlata. Por eso no es extraño comprobar que hoy en Cali, y en Colombia entera, los rojos tienen el corazón en la mano y aprietan los dientes como si fuera una final. Es una final con pénales. Todos saben que el 'Pulpo' está solo en el arco. Solo frente al balón de la muerte. Y la fe de la barra está más viva que nunca. #FuerzaPulpo, te gritan todos desde las tribunas de las redes sociales.

¿De dónde nace este amor que te tienen? ¿Por qué te quieren tanto, 'Pulpo'? ¿Cómo hiciste para meterte al bolsillo a una de las hinchadas más grandes, apasionadas y volcánicas de Suramérica?

Si, es una pregunta que resulta absurda para cualquiera que no conozca los códigos íntimos del universo futbolero. Porque, después de todo, los títulos son los que convierten en ídolos de multitudes a los futbolistas en el mundo entero. Y esa regla no se cumple en vos, que nunca has sabido lo que es levantar un trofeo con la 'mechita'.

Recuerdo que en las mejores épocas del cuadro escarlata, fueron muchos los jugadores que vistieron esa camisa y que dejaron una profunda huella en el hincha rojo, acostumbrado a ver ganar a su equipo: Ricardo Gareca, Juan Manuel Battaglia, Gerardo González Aquino, Roberto Cabañas y Julio César Falcioni fueron considerados verdaderos ídolos por sus gestas deportivas en la década de los 80.

Pero, pensándolo bien, ninguno de ellos supo lo que era tener que ganarse el corazón de los aficionados en medio de una crisis administrativa y deportiva sin antecedentes. Ninguno necesitó valor para levantarse en medio de la derrota. Ninguno tuvo que hacerle un achique a la angustia y la frustración. Solo vos, 'Pulpo', lo lograste. Y hoy se me ocurre pensar que tal vez ese es el trofeo que te ha dado más orgullo: te convertiste en el gran héroe rojo de los tiempos grises.

Los que han compartido muy de cerca con vos me dicen que por tus venas corren la pasión y el entusiasmo por ganar siempre. Dicen que ser un guerrero ha sido siempre tu bandera. ¡Y qué forma la que tuviste de demostrarlo! Cuando América se fue al terrible descenso, fuiste de los pocos jugadores que quiso venir a dar una mano a una institución de la que siempre estuviste enamorado. En diciembre de 2012, y por tu propia iniciativa, sin que nadie te obligara, decidiste regresar a las toldas rojas, sacrificando incluso tus pretensiones económicas y las de tu familia. 

Y ahora mismo veo en internet que ese no fue un acto de demagogia como los que acostumbran ciertos directivos del fútbol. ¡Qué manera de amar la camiseta, 'Pulpo'!... ¡Qué 'huevos' los que pusiste cuando más se necesitaba! 

No importa lo mal que estuvieran las cosas en la cancha y fuera de ella, siempre te echaste el equipo al hombro. Lo cargaste por largo trayecto y lo convenciste de seguir adelante. Por momentos, fue como si todo dependiera de vos: América necesitaba un Alexis atajando, y uno regateando, y uno recuperando, y uno metiendo balones al área, y uno más cabeceando el anhelado gol que nunca llegó. Y la hinchada necesitaba muchos Alexis Viera para seguir creyendo. Y vos siempre estuviste allí, metiéndola toda. Y fue allí cuando te ganaste eso que los hinchas del mundo entero tanto valoran, eso que ahora todos te tributan en tu hora más oscura: Respeto.Intentando entender por qué te quieren tanto, 'Pulpo', le pregunté a mucha gente. Oreste Sangiovanni, presidente del América, por ejemplo. "Alexis supo ganarse el corazón del hincha americano por su entrega, trabajo y dedicación. Son de esos jugadores que hacen su labor con amor. Tiene esos dotes para ser líder. Es una persona seria con un temperamento pasional y por eso lo seguimos considerado como de nuestra casa", me dijo.  

Y tu  amigo, el arquero Jhon 'Pluto' Meneses, con el que compartiste durante año y medio los secretos bajo los tres palos, me dice sin vacilación que mientras estuviste en América fuiste casi como un papá para el grupo. 

“Es un jugador que siempre entregó todo por la camisa de nuestro equipo. No se ahorra una gota de esfuerzo. En ese tiempo que convivimos fue como un padre para nosotros. Nos transmitía mensajes de vida para que fuéramos conscientes de que esta profesión es fundamental para sacar adelante nuestras familias”.

Qué admiración la que te tienen, 'Pulpo'. Me lo certifica Jhon Jairo López, técnico del América en la temporada 2014, en la que vos fuiste el capitán del equipo. “Su vida personal va muy ligada a la futbolística. Siempre va en búsqueda de la mejoría como profesional. Tiene una lucha diaria por ir más allá de lo básico. Es un hombre que no tiene un enemigo, sin duda que es un verdadero líder. Para los jóvenes que arrancan en el fútbol siempre es un gran consejero”, me dice. 

Entre los periodistas se te respeta y se te admira profundamente, 'Pulpo'. Mi colega Óscar Luis Cárdenas, quien por muchos años ha realizado el cubrimiento de las actividades del América, me cuenta cosas que me sorprenden: “Alexis era el líder natural del equipo y siempre figuraba para poner el pecho a las adversidades. Cuando no había dinero para pagar los salarios, Viera siempre motivó a sus compañeros para ir y conseguir logros importantes”.

Todo eso lo supo la gente, 'Pulpo'. David Anaya, vocero de Barón Rojo, me dice que lo que más admira en vos es el respeto que tenés por tu profesión.  "El 'Pulpo' transmitía en la cancha lo que nosotros en la tribuna pedíamos: entrega total”. 

La semana pasada hablamos y me contaste que tenés 37 años, dos bellos hijos, una amada esposa, dos operaciones de ligamento cruzado en las rodillas y que no te gusta hablar del retiro. Y me contaste por qué decidiste quedarte en Cali, tras tu salida intempestiva a mitad de año del América, a pesar de que tenías algunas ofertas de equipos de primera división. 

Cuando decidiste quedarte en una institución joven como Dépor FC no estabas pensando solo en el simple hecho de seguir vigente. Tus metas e ilusiones le apuntaron a quedarte en esta bella Cali a la que siempre consideraste "un buen vividero". ¿Y cómo no quedarte, si aprendiste a alternar el mate con el champús, y el asado con el sancocho; y aprendiste a bailar un poco de salsa y te hiciste amigo de negros gozones como Junior Jein? Esta Cali te enamoró tanto, que sé que ya estás haciendo trámites ante la Cancillería para nacionalizarte como colombiano.

Sé que querés iniciar una nueva etapa profesional aquí como empresario, con una escuela personalizada para arqueros. Es una idea innovadora en nuestro balompié, 'Pulpo', y sé que tenés planeado hacer el lanzamiento para medios en septiembre. 

Así que tenés que levantarte de esa cama, 'Pulpo'. El Dépor FC y el América de Cali te están preparando un lindo homenaje para el próximo domingo, cuando se enfrentarán en una fecha más del Torneo de Ascenso.

La gente irá al Pascual Guerrero con camisetas blancas para recordarte y apoyarte. Vamos a ir al estadio con la esperanza de que ocurra un milagro: que vos, Alexis Viera, aparezcás por ahí, te enfundés una camiseta y volvás a jugar. Suena difícil, lo se, pero a lo mejor sucede. La fe de una hinchada mueve estadios.

Y creo que a nadie le va a importar si esta vez se las tapás todas a tu 'mechita' del alma. Te lo van a perdonar. Lo realmente importante, 'Pulpo', será comprobar que le atajaste el penal a la muerte y levantaste el trofeo de la vida. 

Así que, ¡Fuerza Pulpo!, te estamos esperando.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad