Por debajo de las expectativas en Londres 2012

Agosto 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Agencias y Redacción El País
Por debajo de las expectativas en Londres 2012

El jugador brasileño Neymar se lamenta después de que su compañero Oscar desaprovechase una oportunidad de marcar un gol en la final de fútbol de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 entre México y Brasil en el estadio de Wembley en Londres.

Brasil volvió a quedarse sin el título del fútbol masculino, cuando lo tenía todo servido. España, por su parte, no pasó de primera ronda. Isinbayeva, Dayron Robles y Roger Federer tampoco pudieron coronar.

Brasil se fue de Londres sin llevar a casa el único trofeo que falta en sus vitrinas: el del fútbol masculino en Juegos Olímpicos. Neymar lo quiso hacer todo y no hizo nada. Sandro estuvo descontrolado, peleándose con Rafael. La imagen final de los 'auriverdes' en el partido que perdieron 2-1 con México por el oro olímpico fue lastimosa. La derrota no sólo lo dejó sin el único título importante que nunca ha ganado, sino que planteó dudas respecto al proyecto que adelantan los brasileños con miras a ser protagonistas de la Copa Mundial a jugarse en su tierra en el 2014.“Todavía nos falta algo”, declaró el técnico de Brasil, Mano Menezes, quien reconoció la superioridad de México.Brasil lo había apostado todo a este torneo y se presentó en la capital británica con un equipo dirigido por el técnico de la selección mayor e integrado por jugadores llamados a ser la base del conjunto que jugará el Mundial. Incluido Neymar, el artista del balón que supuestamente va a marcar la diferencia. Los brasileños se pasearon a lo largo del torneo enfrentando a rivales de poca monta, muy distintos a los que los esperarán en el Mundial. México fue probablemente el primer contrincante serio y desnudó muchas falencias en el equipo ‘verdeamarelo’.Si bien el título olímpico es un trofeo de importancia relativa en el fútbol, reservado ahora para equipos menores de 23 años (aunque con tres excepciones) y al que nunca se le dio demasiada relevancia, para un país con los pergaminos de Brasil el no haberlo ganado nunca es una espina que tiene atravesada en el cuello. Esta fue la tercera final que perdió Brasil, tras caer ante Francia en 1984 y la Unión Soviética en 1988. Desde entonces cosechó apenas dos preseas de bronce, la de 1996 y la del 2008 en Beijing, donde cayó ante Argentina.Otra decepción en fútbol fue España, que pese a llegar con un gran favoritismo, quedó eliminada en primera ronda tras perder 1-0 con Honduras.Se acabó reinado de Isinbayeva¿Es el fin de la era de Isinbayeva? Esa fue una pregunta constante en Londres. La rusa Yelena Isinbayeva tiene todos los récords habidos y por haber en el salto con pértiga y buscaba su tercer oro consecutivo en Juegos Olímpicos. No sucedió. Peor aún, terminó tercera, aunque luego se le vio bastante contenta con su medalla de bronce, porque dijo que había tenido problemas físicos. Isinbayeva aseguró que volverá a buscar el oro en Río 2016, aunque para entonces ya tendrá 34 años.Dayron Robles, otra vez seráEra uno de los enfrentamientos más esperados de los Juegos de Londres: el cubano Dayron Robles contra el chino Liu Xiang en la final de los 110 metros con vallas. Las lesiones se encargaron de frustrarlo, tal y como sucedió en Beijing 2008. En aquella ocasión, fue Xiang el que se bajó de la prueba, para romperle el corazón a millones de compatriotas. Esta vez, Xiang se lastimó una pierna en la fase eliminatoria, mientras que Robles se lesionó en la final y no cruzó la meta. El cubano tratará de resarcirse en Río 2016.Roger Federer tampoco pudoEl británico Andy Murray, quien había perdido menos de un mes antes la final del Grand Slam de Wimbledon contra Roger Federer, derrotó al suizo por la medalla de oro del tenis olímpico, en un resultado sorpresivo. El británico lo describió como el mayor logro en su carrera, mientras que Federer conquistó su primera medalla individual en sus cuartos Juegos, algo que pareció apenas un premio de consuelo, después de que se anunciara la ausencia del español Rafael Nadal, su acérrimo rival en los últimos años.Lochte aún no es el reemplazoMucho se habló de Ryan Lochte antes del inicio de las competencias en Londres, mostrándolo como e el próximo Michael Phelps.El nadador estadounidense fue vendido por la máquina publicitaria como el sucesor de Phelps en la piscina, pero aunque ganó cinco preseas, sólo dos fueron de oro, un desempeño lejos de lo que se esperaba para el que fue el gran némesis de Phelps en las grandes competencias recientes. Con 28 años, difícilmente tendrá la oportunidad de aumentar mucho su botín si llega a competir en Río de Janeiro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad