Pobre Nacional

Noviembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa – El Colombiano

El ‘verdolaga’ no tuvo ideas ni argumentos frente a un bien plantado Once Caldas que lo venció 1-3 en el ‘Atanasio’ y lo dejó casi eliminado de la final de la Liga Postobón II. Nada le salió este domingo al elenco paisa.

El exceso de gambetas de Dorlan Pabón, la pasividad de Víctor Ibarbo, el nerviosismo de la defensa, la entrega errática, la falta de recuperación, la pifia de Gastón Pezzuti cuando no debía, los cambios desacertados del técnico José Fernando Santa y la superioridad del Once Caldas dejaron a Nacional al borde de la eliminación.Esa recuperación mostrada en Cúcuta fue flor de un día, porque el domingo el elenco ‘verdolaga’ hizo una pésima presentación que le significó la derrota 1-3 en el estadio ‘Atanasio Girardot’ para quedar rezagado del cuadrangular B de la semifinal de la Liga Postobón-II.Sólo un milagro lo mandaría a la final, ya que, debido a la segunda caída consecutiva de local, el onceno antioqueño es colero de su llave con un punto, mientras que su verdugo de turno aparece cómodo al frente del grupo con 7 y el privilegio de tener el punto invisible.Eso significa que Nacional está a seis unidades de la punta, con nueve por disputar, y un futuro oscuro, fundamentado en una pobreza futbolística que volvió a generar la reacción enérgica de su afición y puso en riesgo su participación el próximo año en un torne internacional.Es verdad que el elenco albo fue superior y muy efectivo, al hacer tres goles (Fernando Uribe, 10 p.t., Jéfferson Cuero 11 s.t., y Dayro Moreno 43 s.t.) en cinco llegadas claras. También lo fue que el elenco anfitrión le brindó todas las facilidades, esas que sólo los equipos sin libreto e impotentes facilitan.Pese el gol de Mendoza, de penalti, a los 20 p.t., las ideas no aparecieron ni la sapiencia de Santa para acertar en los cambios, quien por tratar de no quedarse corto ante la responsabilidad arriesgó sin contención para atacar con cinco hombres que carecieron de la serenidad y los argumentos para responder y darle vida al verde que ya, parece, debe pensar en el 2011.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad