Pista libre a los Gaviria, una estirpe de campeones en Río 2016

Agosto 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP- El País.com.co
Pista libre a los Gaviria, una estirpe de campeones en Río 2016

Fernando Gaviria, bicampeón del mundo en la prueba del ómnium.

Juliana y Fernando Gaviria son los dos hermanos que buscarán triunfos para Colombia en el ciclismo de pista.

La pequeña Juliana tenía cinco años cuando paseaba por la calle, vio una bicicleta y, obnubilada, echó a correr detrás de ella. José Hernando, el patriarca, terminó 48º en el único Clásico RCN que disputó. Fernando es el nuevo prodigio del ciclismo en pista mundial. Por las venas de los Gaviria no corre sangre sino aceite.

El aceite de la cadena bien engrasada que permite que los pedales giren y las ruedas se muevan con soltura.

José Hernando lo empezó todo. Pero era otra época. Debía ayudar a su padre en el campo, descargar los camiones, ir a la escuela y, cuando tenía un rato libre, se escapaba en la bicicleta.

"Me levantaba sin despertador a las 3 de la mañana para entrenar", relató hace tiempo.

Pero precisamente esa falta de espacio le privó de cumplir su sueño. Se graduó en el colegio, se licenció y se especializó en educación física, a lo que se dedica hoy en día.

"Yo era corajudo. Me iba mejor en terreno llano que escalando. Pero era muy aguerrido".

Genes sobre ruedas

José Hernando tuvo que resignarse y mirar hacia adelante. Se casó y empezó una familia, con el recuerdo permanente de lo que podría haber sido y no fue. Con la espina clavada del "y si..."

Y en esas nació su hija mayor, Juliana, a quien debió transmitir su pasión a través de los genes ya que, cuando ésta tenía cinco años se escapó para perseguir una bicicleta. Hipnotizada, casi atraída por una fuerza magnética, Juliana corrió y corrió hasta que dio con ella.

"Yo estaba hablando en una cabina de teléfono y se me perdió la niña. Había salido detrás de la bicicleta y la encontré en la casa del dueño viéndola. Entendí que también le gustaba el tema", comentó sobre el suceso José Hernando.

"Entonces compré la bicicletica". Azul con llantas blancas, los Gaviria la guardan como una joya en su casa de La Ceja, en Antioquia. Un recuerdo que lo explica todo.

"En ella aprendieron a montar Juliana y Fernando".

A los 21, Juliana participó en keirin, velocidad individual y por equipos en los Juegos de Londres-2012, haciendo realidad el sueño de su padre. No se acercó al podio pero el trabajo estaba hecho.

Hoy está en Rio de Janeiro, donde compartirá velódromo con su hermano Fernando, el nuevo prodigio del ciclismo en pista mundial.

"Pa, yo quiero ganarme un Tour de Francia", le dijo de pequeño a su padre.

Es posible que nunca se imponga en una Grande Boucle pero, a los 21 años, Fernando es una máquina insaciable de ganar títulos.

'El Misil' fue campeón del mundo de ómnium en 2015, revalidó su título en 2016 tras ganar el campeonato panamericano de 2013, los Juegos Sudamericanos 2014 y los Juegos Panamericanos de Toronto-2015. Un metrónomo.

Tercera generación

En Rio vivirá uno de los duelos más esperados al medirse al británico Mark Cavendish, al italiano Elia Viviani y al alemán Roger Kluge.

Cavendish, ganador del Mundial de ruta en 2011 y con 30 victorias de etapa en el Tour en su bicicleta, se verá las caras con una de las más firmes esperanzas de Colombia a conseguir un oro.

"Gaviria está listo para ganar. Si las condiciones son las adecuadas, luchará por el oro", dijo a la AFP Agustín Moreno, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo.

Que tiemblen sus contrincantes. En 2016, Fernando ha logrado victorias de etapa en la Vuelta a Polonia, en la Tirreno-Adriático, el Tour de San Luis, el de la Provence y se colgó la medalla de oro en el Mundial de Pista.

Nada mal para alguien que suspendió educación física en su etapa escolar...

"¡Un bicampeón mundial de ciclismo que pierde educación física! Irónico, ¿no?", comentó su padre entre risas.

José Hernando, Fernando y Juliana, cuyo marido es Fabián Puerta que estuvo en Rio y también se dedica... ¡al ciclismo en pista!

Los Gaviria tienen el ciclismo en las venas. Y cada generación parece mejor que la anterior. A Fernando aún le queda mucha carrera por delante pero ¿hasta dónde llegarán los primogénitos de Juliana y Fabián?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad