Pilotos colombianos, conquistando el mundo

Pilotos colombianos, conquistando el mundo

Abril 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Pilotos colombianos,  conquistando el mundo

Óscar Andrés Tunjo, piloto caleño.

Son más de dos docenas y compiten en importantes torneos del automovilismo mundial. Omar Julián Leal es el más cercano en llegar a la Fórmula Uno. Mapa de la conquista.

El mapa del automovilismo mundial podría ser señalado con docenas de puntitos rojos para indicar la ubicación de los pilotos colombianos. Dos docenas de puntitos, en realidad, y en los campeonatos más importantes del planeta.Estados Unidos es el país donde más pilotos colombianos hay y aquello tiene una explicación: es donde mejor se paga —si se llega a triunfar claro— y es donde es más factible sobrevivir en un deporte que es considerado uno de los más costosos del mundo. Al año, en promedio, por ejemplo, un piloto de la Indy Car puede gastarse entre cuatro y cinco millones de dólares.Justamente, en esa categoría de monoplazas, la más importante de Estados Unidos, compiten cuatro pilotos colombianos: Juan Pablo Montoya, Carlos Muñoz, Sebastián Saavedra y Carlos Huertas.En ese mismo país figura Gustavo Yacamán (está en el United SportsCar Championship, categoría propiedad de Nascar), además de Gabby Chaves y Juan Piedrahita, estos últimos en la Indy Lights.Juan Esteban García, por su parte, participa en la serie Nascar K&N, y Juan Diego Maldonado y Santiago Lozano, en la USF 2000.En tierras europeas, en cambio, se encuentran Óscar Tunjo y Tatiana Calderón, que participan en el campeonato europeo Fia de Fórmula 3; Andrés Méndez compite en el Campeonato de la Fórmula Alemana de F3 y William Barbosa en la Eurofórmula Open.Ómar Julián Leal, además, compite en la GP2 y Juan Sebastián Acosta, en el campeonato japonés de turismos.Leal, por cierto, es el piloto que, de momento, es el que tiene más posibilidades de llegar a la Fórmula Uno. No solo porque ha hecho un gran inicio de temporada (es segundo), sino porque compite en la que es llamada 'trampolín' para llegar a la máxima categoría, la GP2, que reemplazó a la Fórmula 3000 y se corre paralelamente y en los mismos circuitos que la Fórmula Uno.El asunto es que esa conquista del mundo por parte de los pilotos colombianos, dice el periodista y experto en automovilismo Juan Carlos Delgado, se debe, primero, a Juan Pablo Montoya y sus triunfos, y segundo, a los esfuerzos de las familias de los pilotos para costear sus gastos. Montoya, por un lado, dice Delgado, demostró que sí se podía llegar a las grandes ligas y las familias de quienes soñaban con lograrlo, ser los otros 'Juan Pablos Montoyas', decidieron recorrer ese camino abierto, intentarlo de nuevo.Gustavo Yacamán, padre del 'Tigrillo' Yacamán, está de acuerdo. “Lo realizado por Juan Pablo Montoya le ha dado un reconocimiento a los pilotos colombianos, ha servido mucho para abrir nuevas oportunidades. Porque Juan Pablo ha hecho cosas muy grandes, a pesar de que hay gente que dice que no”.De no ser por Montoya y los esfuerzos familiares, entonces, no habría sido posible conquistar otros territorios. En Colombia, explica Juan Carlos Delgado, no existe actualmente una escalera de formación como en algún momento la hubo. Era la categoría Renault 2,0 donde se fogueaban los pilotos locales, pero ahora apenas pueden participar en categorías de turismo. Ninguno de los pilotos que hoy están en el exterior, de hecho, corrieron, se formaron, en Colombia. Este, en todo caso, es el mapa de la conquista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad