DEPORTES
Hoy:

Pierden demanda por caso Viáfara

Julio 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País

El Once Caldas podría sumar cerca de $1.200 millones más a su déficit operacional si el Tribunal de Bilbao (España) no le acepta su argumentación y ratifica el fallo en primera instancia a favor de la firma Flefield Consultadoría Económica e Investimentos LTA, que reclama la comisión del negocio que permitió el paso de Jhon Viáfara al Porstmouth, de Inglaterra, que equivale al 25% de la operación (300 mil euros).

El Once Caldas podría sumar cerca de $1.200 millones más a su déficit operacional si el Tribunal de Bilbao (España) no le acepta su argumentación y ratifica el fallo en primera instancia a favor de la firma Flefield Consultadoría Económica e Investimentos LTA, que reclama la comisión del negocio que permitió el paso de Jhon Viáfara al Porstmouth, de Inglaterra, que equivale al 25% de la operación (300 mil euros).El 16 del pasado mes, mediante la sentencia 173, el juez español María Amaya Pérez le dio la razón a los empresarios y le ordena al Once Caldas pagar 300 mil euros, más los intereses y las costas procesales, cifra que podría subir a los 520 mil euros, según lo averiguado por LA PATRIA.En esencia, el juez le dio la razón a los demandantes porque encontró que José Manuel López Bugallo, presidente en ese entonces del Once Caldas, pactó el 25% de la comisión, negocio que fue autorizado posteriormente por la Junta.LÓPEZ ES LA CLAVE Al parecer, para inclinar el fallo en favor de los empresarios, fue fundamental la versión que dio López Bugallo en Bilbao (España), cuando fue citado a declarar, lo mismo que un documento aportado posteriormente por los miembros de Junta de entonces, en el que reconocen que la transferencia del jugador y las condiciones del negocio, si fueron aprobados en Junta.En la misma sentencia le dan 5 días hábiles al onceno caldense para que haga uso al derecho de apelación, plazo que finaliza este miércoles, 28 de julio. Duván Vásquez, gerente general del Club, indicó que la Corporación hará uso de ese derecho.Las diferencias se suscitaron a comienzos del 2006, cuando bajo la presidencia de Germán Cardona Gutiérrez, el Club contrató la auditoría con C&A Consulting Ltda, entidad que recomendó no pagar la comisión con el argumento de que no existían los soportes documentales para hacerlo, pero el juez consideró que si el documento no fuera válido, el Once Caldas no habría recibido el pago del millón doscientos mil euros.Desde entonces empezó un litigio que está en los juzgados de Bilbao por la demanda que recibió el Club.Según esa auditoría, el negocio fue hecho entre John Viáfara (jugador), Ánder Fernández (colaborador de la empresa) y Luis Ignacio Ibáñez (del Grupo Santos), aunque la entidad que demandó es la empresa portuguesa Flefield Consultadoria Económica e Investimentos LTA. SIN CONCILIACIÓN Varios fueron los intentos de los empresarios para tratar de llegar a una conciliación, pero en el Once Caldas siempre pensó que tenían la razón, motivo por el que fue dilatando los tiempos y no se tomó en serio la amenaza que representaba para las arcas del club una posible demanda.En dos oportunidades la Asamblea General de Socios autorizó a la Junta Actual y a la que presidió Jairo Quintero Trujillo para que se llegara a un acuerdo con los demandantes, pero mientras el Once ofrecía hasta 120 mil euros en la administración de Quintero Trujillo, la contraparte no aceptaba menos de 220 mil euros.El más reciente intento por llegar a un acuerdo fue el del presidente Juan Hernando Ramos que ofreció hasta 170 mil euros, más el poder para representar a los jugadores del Club en Europa. El tema quedó ahí.Sin embargo, la demanda siguió su curso y ahora generó el primer resultado a favor de los empresarios. En caso en que el Once Caldas interponga algún recurso, el tribunal tendrá 15 días para estudiar y admitir los argumentos, y posteriormente, Flefield Consultadoria Económica e Investimentos LTA, tendrán 30 días para sustentar.En caso de ganar, los empresarios tendrían que recurrir a Fifa para cobrar, ya que la Corte Suprema de Justicia admite los procesos en el domicilio de los demandantes. La demanda fue puesta en Bilbao (España) y el Once Caldas tiene su residencia en Manizales (Colombia).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad