Pékerman y James, los artífices de un sueño, hecho realidad en Brasil 2014

Pékerman y James, los artífices de un sueño, hecho realidad en Brasil 2014

Julio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pékerman y James, los artífices de un sueño, hecho realidad en Brasil 2014

James Rodríguez y José Néstor Pékerman responsables de la historia que marcó la selección Colombia en Brasil 2014.

El técnico argentino José Néstor Pékerman y el joven volante nacional, James Rodríguez fueron claves en el equipo nacional.

Si bien en un grupo tan grande el trabajo de todos los jugadores y cuerpo técnico terminan siendo importantes, es claro que siempre hay quienes se convierten en un tipo de guías de un trabajo, en este caso en particular, el del sueño de todo un país. El técnico argentino José Pékerman y el joven volante James Rodríguez, se constituyeron por su influencia en el grupo en los estandartes de un equipo que aunque se quedó en el camino a las semifinales, es claro que por su buen fútbol pudo seguir soñando en la siguiente fase de la competencia. Tras la lesión de Radamel Falcao García, quien se quedó sin mundial por la lesión de rodilla, James tomó ese puesto anímico del ‘Tigre’, quien era un sinónimo de unión.Por su parte, Pékerman demostró durante todo este tiempo su excelente manejo de grupo y amistad con los jugadores, lo cual fue determinante para darle fuerza a todos los convocados. Tomó las riendas Una vez confirmada la salida por lesión de Radamel Falcao García de la Selección Colombia, nadie se imaginó que fuera James Rodríguez quien tomara las riendas de la unión e imagen positiva del conjunto nacional. James tomó la bandera de la unión en el equipo y logró enamorar al país con su carisma. En los futbolístico el joven volante poco a poco comenzó a consolidar su juego y se ganó toda la confianza de un José Pékerman, que le entregó las riendas del medio campo nacional.Ya en el Mundial, la actuación de James Rodríguez fue más que sobresaliente. El futbolista del Mónaco marcó en los cinco compromisos de la Selección Colombia, se despidió con seis tantos como el máximo goleador del mundial de Brasil, y su juego lo puso entre los mejores del mundo.Su fútbol garantiza la continuidad de un brillante futuro del tricolor para los años venideros. James pasa a ser el estandarte de una generación que tendrá muchas más pruebas en competencias internacionales. Su nombre se escuchará por muchos años más con la camiseta de la Selección Colombia. El técnico silencioso Su prudencia y estilo de trabajo a más de uno le ha causado roncha desde que llegó a Colombia para tomar las riendas de la selección nacional. Sin embargo, poco o nada han importado las críticas de quienes no comporten su forma de manejar todo lo que tenga que ver con el equipo, pues los resultados han sido más que sobresalientes. El manejo del grupo, la confianza a los más jóvenes y el apoyo de todo un país, fueron las principales ‘armas’ de esta selección Colombia que estuvo muy cerca de meterse a semifinales de una copa del mundo por primera vez en su historia.Su poder de convencimiento se vio reflejado en cada uno de sus convocados, grandes y chicos. Cambió el chip de una generación que se convenció que con el talento que tienen pueden llegar muy lejos, como de hecho sucedió. La mayor enseñanza de don José, seguramente no es la de la táctica, o como moverse en el campo, sino la de creer fielmente en lo que se tiene.Pékerman a base de trabajo serio, se ganó la credibilidad de los jugadores y todo un país. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad