Pékerman, Sampaoli y Pinto, cuando el éxito se encuentra en tierra ajena

Junio 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País

Colombia y Chile, a órdenes de los argentinos Pékerman y Sampaoli, y Costa Rica, con el colombiano Pinto en el banquillo, navegan con el viento en popa después de dos victorias en sus grupos y ahora luchan por acomodarse en la siguiente fase como los primeros de sus llaves.

Con sus selecciones en los octavos de final y convencidos de poder alcanzar algo más, José Pekerman, Jorge Luis Pinto y Jorge Sampaoli recogen elogios en el Mundial Brasil-2014, una muestra para el fútbol latinoamericano de que es posible triunfar con otra bandera. La Roja de Sampaoli La Roja de Sampaoli protagonizó el hecho más relevante de la cita brasileña hasta el momento, al eliminar a la campeona mundial España en el Maracaná de Rio de Janeiro, un escenario al que Chile volvía 25 años después de sufrir la mayor vergüenza de su historia futbolística. "Me pone orgulloso estar llevando a este grupo de jugadores. No sé si será la mejor victoria (2-0), porque siempre es mejor la que viene. Nunca olvidaré este día y este triunfo", afirmaba Sampaoli con absoluta calma. Y es que el argentino desde que asumió la dirección de Chile en diciembre de 2012 hizo del combinado un equipo explosivo, con un fútbol vertical y de sacrificio físico en los 90 minutos. En síntesis, la versión mejorada de La Roja de su maestro Marcelo Bielsa. "Tenemos que jugar con el mismo esfuerzo contra Holanda y pelear ese partido para llegar primero a la zona", comentó Sampaoli respecto al esperado duelo con la Oranje el lunes en Sao Paulo en el cierre del Grupo B. El riguroso 'sargento' PintoDel villano que fue despedido en 2005 en medio de la eliminatoria al Mundial Alemania-2006 no queda nada. Pinto hoy es uno de los hombres más queridos en Costa Rica y artífice de que el pequeño país centroamericano ocupe las primeras páginas de los principales periódicos del mundo. Las extraordinarias victorias ante Uruguay (3-1) e Italia (1-0) cuando Costa Rica era considerada la pobre 'Cenicienta' en el denominado 'grupo de la muerte' le abrieron los ojos a todos y confirmaron aquella frase célebre "no está muerto quien pelea". "Nadie creía en Croacia en Francia-1998 y terminó tercera, nadie creía en Corea del Sur en el 2002 y llegó a semifinales", afirmó Pinto al considerar que en el fútbol actual la historia pierde su valor en el campo. "El fútbol es del momento, pesa más el trabajo y la preparación que la camiseta de hace 20 años", remarcó. Al frente de los ticos desde septiembre de 2011, Pinto es un técnico que no da pasos sin estructura táctica, cree fielmente en la rigurosidad del trabajo y la disciplina es el punto de partida en sus equipos. La eliminada Inglaterra aparecerá el martes en el camino de los costarricenses, un rival al que Pinto tampoco le teme. "Hemos enfrentado dos partidos históricos y hemos respondido. Sentimos que podemos, aspiramos a más", manifestó un orgullo Pinto. Pékerman y la metamorfosis colombiana Don José, como respetuosamente lo llaman los colombianos, tiene a la tierra de García Márquez de celebración en celebración. Pékerman acabó con 16 años de fracasos clasificatorios de Colombia y la metió en la élite mundial con un fútbol ofensivo, seguro en defensa, dinámico y equilibrado en el medio y aprovechó el 'boom' de una joven y brillante generación de jugadores para armar un equipo competitivo. Y la muestra son las dos victorias ante Grecia (3-0) y Costa de Marfil (2-1), dos combinados con tradición mundialista, en la llave C y que dejaron a los cafeteros por segunda vez en su historia en los octavos de final en cinco participaciones. "Es una satisfacción que Colombia esté compitiendo en este nivel, con jugadores jóvenes que disputan su primer Mundial y que han logrado dos victorias consecutivas. Eso es muy positivo para nosotros", advierte Pékerman.En el banco colombiano desde enero de 2013, el argentino recuperó el orgullo perdido de los cafeteros y con su vasta experiencia en Mundiales juveniles y su paso por Alemania-2006 con la albiceleste convenció al país de que es posible jugar bien y ganar. "El equipo tiene la idea y el compromiso interno desde que llegó a Brasil de hacer un buen Mundial y aún con las dificultades que hemos tenido en estos dos durísimos partidos queremos apostar por una buena imagen", reconoció don José. Vea aquí el Especial Mundial Brasil 2014

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad