'Pecoso' resultó 'Milagroso'

Noviembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
WILSON DÍAZ SÁNCHEZ / Colprensa

Este entrenador manizalita sacó al Deportes Quindío del sótano y lo tiene muy cerca de la clasificación. Dice que al futbolista criollo le falta educación.

Cuando llegó al club de la 'Ciudad Milagro', el Quindío estaba sumido en la última casilla con un punto de 33 posibles. El reto era difícil para Fernando 'Pecoso' Castro, pero como hombre de mil batallas lo asumió con altura.Habló con el directivo Hernando Ángel sobre las posibilidades que existían y echó mano de la experiencia de tres jugadores que están ad portas del retiro para soportar en ellos la disciplina y la convicción al trabajo. Hoy, el equipo 'cafetero' aparece séptimo en la Liga Postobón II con 27 puntos, muy cerca de la clasificación a las semifinales por encima de elencos de más historia y nóminas.¿Cuál fue el secreto para sacar adelante al Quindío que tenía el rumbo extraviado?"El mérito es del grupo de jugadores. Aquí hay futbolistas maduros como Elkin Murillo, Léider Preciado y Carlos Rodas que hoy en día están más para aportar en lo positivo. Ellos quieren dejarles un legado a estos jóvenes del Quindío que recién empiezan en el rentado. Sin su concurso las cosas no hubieran sido tan buenas. También debo destacar la voluntad al trabajo, a pesar de las dificultades económicas".¿Qué exigió cuando llegó al club?"Hablé con los dirigentes y les hice ver que era una situación muy incómoda, recibí un equipo que estaba de último. Al grupo le dije que yo tenía una forma de trabajar: martes, miércoles y viernes a mañana y tarde. Yo sabía que era una molestia, porque todos estaban acostumbrados a entrenar sólo en la mañana, pero esto había que sacarlo adelante".¿Hubo buena respuesta de los futbolistas?"Muchos entendieron el mensaje, fueron profesionales y se dieron cuenta que dividir las jornadas nos unía más, convivimos más tiempo, pendientes del trabajo, había más compromiso y menos tiempo para el ocio, para estar vagando y no vivir para el fútbol".¿Cree que está lista la clasificación?"Cuando terminó el partido con Cartagena les dije a los muchachos que el juego más difícil, inclusive por encima de los que hemos disputado, es frente al Envigado, que está en la pelea del descenso y la promoción. Será supremamente complicado. Si logramos vencerlo estaremos listos, eso lo tengo claro".¿Cuál es su percepción del fútbol colombiano?"Las vivencias que he tenido en el Medellín, América, Cali, Santa Fe, Millonarios y Once Caldas me dicen que al futbolista colombiano le falta prepararse mucho para el profesionalismo. El fútbol pasó a ser un trabajo muy bien remunerado y el jugador aún cree que no tiene ninguna responsabilidad con la institución y con la afición. Uno debe tener el mismo compromiso y la misma ética del abogado, el arquitecto y el médico. Hay que enseñarles más para que entiendan que se deben a un público. Otra cosa que me preocupa es la falta de educación en este país. Los menores de edad son los responsables de los disturbios y el vandalismo en los estadios. Y todo porque en Colombia no hay educación, si usted no tiene plata para matricular a su hijo en una escuela privada se jodió, porque las del gobierno no están enseñando nada. Estamos jodidos por todas partes".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad