Paula Medina: con la raqueta en Londres 2012

Abril 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS / Redacción El País
Paula Medina: con la raqueta en Londres 2012

Paula Medina, carta colombiana en Tenis de Mesa.

La caleña Paula Medina estará en sus segundas justas olímpicas, después de Beijing. Vive y juega en Suecia hace seis años, en una de las ligas más competitivas del mundo. Extraña a sus padres.

A pesar de que va a completar seis años viviendo en Europa, Paula Medina Bermúdez sigue siendo la misma niña cariñosa que se fue del lado de sus padres en Tuluá, para encontrar un mejor nivel deportivo. Fue en el año 2006, cuando por medio de una beca con la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF), se ganó el cupo con seis latinoamericanos más para ir a entrenar durante dos meses y medio a Suecia. Al terminar dicho periodo, a algunos de ellos les plantearon la posibilidad de quedarse para defender un club en esa competitiva y exigente liga; y Paula, que apenas era una adolescente, tenía claro que allí estaba parte de su futuro.Muy pronto empezaron a verse los frutos de su fogueo con las mejores jugadoras del Viejo Continente y las número uno del escalafón mundial, las chinas, al punto que en el 2008 logró el cupo para participar en los Juegos Olímpicos de Beijing, lo que consideró un sueño cumplido con un enorme sacrificio.El 5 de marzo pasado, su nombre alcanzó notoriedad en el Latinoamericano de Tenis de Mesa de Río de Janeiro, Brasil, pese a caer en la final ante la brasileña Silvia Ligis. Sin embargo, el haber disputado la última ronda le dio el cupo a los Juegos Olímpicos de Londres, en ese momento como la número 91 de la lista colombiana.Paula asegura que, a pesar de los éxitos, “lo más difícil de todo es estar lejos de mis seres queridos, soy muy de la casa y apegada a mi madre, a quien extraño cada día que estoy acá, apartada de ella”.Sus entrenamientos diarios van de 7:45 a 11:00 a.m., y de 4:00 a 7:00 p.m., en mesa y gimnasio. Las competencias varían mucho, hay meses en los que compite cada fin de semana o máximo cada quince días. Normalmente juega todos los torneos del ciclo olímpico, mientras que en Suecia hace parte de la Liga y algunas veces en uno o dos Protour Mundiales Europeos.Paula, quien nació en Cali, pero a los 3 años de edad se trasladó con su familia a Tuluá, pertenece a la plantilla del equipo Mälarenergi BTK y hace dos años ganó la Liga. En el 2011 cambió de divisa, pero regresó y ahora están en semifinales.Su ciudad de residencia es Köping y confiesa que lee muy poco. Es hija única y al principio le dio muy duro, al igual que a su familia, más cuando se acercan las fechas de fin de año. “Pero uno se va acostumbrando y ya las cosas se toman con más calma”.A diferencia de las dificultades que muchos han vivido por su raza, Medina sostiene que tanto el entrenador como sus compañeros son excelentes personas y la han tratado muy bien. “Además, ella se hace querer por su forma de ser”, afirma su madre, Rubiela Bermúdez, docente en el corregimiento de La Marina.Acerca de la opción de ganar medalla para Colombia, tiene claro que van a brindarse íntegras para subir al podio. También reconoció que hace dos años en dos ocasiones pensó en retirarse del deporte.Sobre la posibilidad de que Valle recupere el título de los Juegos Nacionales, señaló que “todos se preparan para ganar, el Valle puede y se tiene con qué, pero no es fácil”.Sus iniciosPaula comenzó en el tenis de mesa desde los 8 años de edad, cuando su padre, Milner Medina, ocupaba el cargo de gerente del Instituto Municipal del Deporte de Tuluá por primera vez. Como estaba tan pequeña, el funcionario pensó que estaba bien con darle una raqueta para que se distrajera, pero lo que no imaginó es que ella se iba a enamorar de una disciplina poco conocida en el país en ese momento. Doña Rubiela dice que “siempre la hemos apoyado, porque vimos que le había gustado. Aún más cuando vimos que en poco tiempo sus resultados eran buenos y que había llegado muy lejos”. Su habitación está adornada con trofeos, medallas y peluches, que testimonian sus éxitos y nobleza. Sus familiares dicen que es tan cariñosa, que “no tiene corazón sino una gelatina”, porque quiere ayudar a todo mundo. “Cuando se iba a ir, fue una decisión difícil para todos, porque Paula es única hija y hemos sido una familia muy unida. Al final nos dimos cuenta de que teníamos que dejarla para que avanzara en su deporte y llegara donde está hoy en día”, agregó su mamá. Los contactos telefónicos con ella son hasta de tres veces al día, ya que vive sola en un apartamento. Casi todos los fines de año los ha pasado en Suecia, en el 2011 iba a venir, pero no pudo. Lo que no deja de recomendarles es a Lucas, un perro de 12 años, que es otra de sus adoraciones.En cuanto a comidas, no le puede faltar la carne a la plancha, las empanadas y el sancocho de gallina que prepara su mamá.FRASES* "Mi objetivo, como en todo torneo, es entregarlo todo en la mesa. Luchar, disfrutar y dar lo mejor de mí. También, dejar el nombre de Colombia en lo más alto de los Olímpicos”.Paula Medina, Tenismesista vallecaucana* "Ganar una medalla en los Olímpicos de Londres es difícil, pero no imposible. Ella ahora tiene una trayectoria más amplia y las expectativas de que le va a ir bien han aumentado bastante”.Rubiela Bermúdez, Madre de Paula Medina

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad