Patinaje: En Cali ruedan los rebeldes de la noche

Patinaje: En Cali ruedan los rebeldes de la noche

Octubre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Martínez González - Especial para El País

Desafiando la rutina y armados de valor, un grupo de jóvenes se entrega cada noche a la ciudad de las luces, las ruedas y la velocidad.

Hundiendo sus ruedas sobre el asfalto de la calle quinta y sumergiéndose sin peros en el túnel de la Avenida Colombia, un grupo de valientes protagonizan cada noche un espectáculo andante de ruedas y algarabía.

‘Cali sobre Ruedas’ es un grupo dispar. En el transcurso del día sus integrantes usan batas de médicos, corbatas de oficinistas o guantes de ingenieros, no semejan ni en edad ni en cartera, pero todos convergen bajo un mismo cielo cuando llegan las 8:30 de la noche y deciden cambiar su calzado por patines.

Con cuatro ruedas en cada pie, la cuadrilla de rebeldes aficionados se ha propuesto desde hace tres años dedicar sus horas nocturnas a vestirse bajo un mismo uniforme y recorrer las calles de la ciudad, como un encuentro fugitivo de sus rutinas y malestares.

[[nid:584896;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/patines_4.jpg;full;{El Bulevar del Río es uno de los puntos de encuentro de estos 'rebeldes'.Aymer Álvarez / El País}]]

A veces son 40 y otras veces 100, pero siempre conservan el ímpetu y la temeridad para surcar en patines la noche caleña, codeándose entre el tráfico y la soledad. 

Artífices del surgimiento de este clan, sonríe una pareja de caleños, cuya terquedad ha logrado formar un grupo carismático y comprometido con la cándida idea de construir una hermandad de actividad física y vida saludable.

William y Viviana son dos aficionados al patinaje que se hastiaron de la antipatía cíclica de las pistas y decidieron saltar al asfalto, de los caminos largos y las dosis de adrenalina. 

Día tras día se han encargado de liderar un proyecto cívico que ha encontrado un lugar común en decenas de ciudadanos: el deseo de ejercitarse en un ambiente jocoso y liberador.

No exentos de los golpes y contradictores, blindados únicamente por sus pasiones, han labrado un camino alternativo en el mapa de la movilidad y la afición en el pavimento caleño.

“¿Por qué lo hacemos?, porque la mejor forma de enseñar es dando ejemplo. Y nosotros cada noche queremos dar ejemplo de deporte,  movilidad,  civismo y  amistad”, ha dicho uno de sus líderes.

Fieles a la brisa nocturna, los ‘patinadores de la noche’ seguirán deslizando zancadas cada vez más largas, contagiando a los caleños de su indisciplina sana contra la vida inmóvil y la rutina agria.

Las relaciones que se construyen al interior del grupo parecen trascender el breve compromiso de la amistad. Los testimonios de sonrisas y compañerismo dulce son evidencia de que la cita nocturna es un encuentro familiar.

Cali en PatinesEste grupo se conformó desde el año 2013, fundado por Viviana Hurtado y William Vallejo, pioneros en el patinaje urbano en Cali. El grupo de patinadores tiene cada noche un punto de partida: el parque de la Carrera 56 con Calle 5, desde las 7:30 de la noche.Desde ahí, los ‘patinadores de la noche’ suelen tomar dos rutas: una hacia el sur, llegando a Valle del Lili, u otra hacia el norte, terminando en el Boulevard del Río.El grupo también realiza clases de patinaje para quienes esten iniciando en la disciplina. También han realizado expediciones en otras ciudades como Buga y Armenia.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad