Paraguayo Napout, jefe del fútbol sudamericano, último blanco del 'FIFAgate'

Paraguayo Napout, jefe del fútbol sudamericano, último blanco del 'FIFAgate'

Diciembre 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Paraguayo Napout, jefe del fútbol sudamericano, último blanco del 'FIFAgate'

Juan Ángel Napout, expresidente Conmebol.

Perfil del presidente de la Conmebol, detenido el jueves por estar en los problemas de corrupción de la Fifa.

El paraguayo Juan Angel Napout, detenido en Zúrich el jueves, tomó en 2014 las riendas de la Conmebol y se propuso llevar a cabo un proceso de renovación después del estallido del Fifagate en el que hoy se ve implicado.

"Hemos hecho lo que correspondía para reorganizar, modernizar, aportar transparencia en la Conmebol. Estoy tranquilo", confiaba en noviembre el paraguayo.

Napout asumió la presidencia de la Conmebol en agosto del año pasado, después del Mundial Brasil 2014 y la muerte del exvicepresidente de la Fifa y mandamás del fútbol argentino Julio Grondona. Napout, de 57 años, asumió como presidente de la Conmebol en agosto de 2014 y en mayo de 2015 como vicepresidente de la Fifa.

En ambos casos sustituyendo al uruguayo Eugenio Figueredo, uno de los dirigentes del futbol internacional detenidos en Zúrich en mayo. En la ciudad suiza, después del interino de Figueredo, tenía el desafío de representar a Sudamérica, como lo hizo Julio Grondona desde 1988 hasta su muerte.

La detención del jueves lo sorprendió en un momento en el que buscaba encarnar una nueva generación de dirigentes capaz de dar un nuevo soplo al fútbol sudamericano. Pero hoy es el tercer presidente de la CSF blanco de acusaciones de corrupción de parte de la justicia estadounidense después de Figueredo, de 83 años, y su compatriota Nicolás Leoz, de 86.

El uruguayo fue un efímero presidente de la Conmebol (2013-2014) y vice de la FIFA (2014-2015) antes de su extradición a Estados Unidos este año. Leoz, por su parte, es considerado el patriarca del fútbol paraguayo, pieza fundacional de la Conmebol que presidió entre 1986 y 2013, y se encuentra en arresto domiciliario en Asunción.

Napout empezó su trayectoria en el fútbol profesional liderando al club paraguayo Cerro Porteño, antes de dirigir la Federación guaraní y la Conmebol. Desde que tomó el timón de la Conmebol, prometió transparencia y contrató un despacho de abogados de Boston para llevar una profunda auditoría.

Puso énfasis en la formación de los árbitros, en la lucha contra la violencia y aseguró el mantenimiento de los 5 boletos de la región para el Mundial 2018, uno de los cuales se dirime en un repechaje. Para eliminar la violencia en los estadios, el paraguayo propuso que se "prohíba" la entrada de los hinchas violentos.

Napout, cuyo abuelo emigró del Líbano a Paraguay, jugaba de portero en pequeños equipos amateurs de la capital paraguaya, Fluminense y Deportivo Colón. También al voleibol.

Consciente de que no tenía un gran futuro como deportista de alto nivel, se formó desde pequeño como organizador de eventos deportivos. Sus compañeros de universidad recuerdan el éxito de los Juegos universitarios a finales de los años 1970.

Antes de regresar de la Universidad Católica con una licenciatura en Administración de Empresas, había empezado a trabajar en la empresa familiar fundada por su padre Miguel Angel Napout, importadora de Marlboro y otras marcas de cigarrillos en Paraguay.

Como su padre, Napout fue presidente de Cerro Porteño, una de las dos grandes instituciones futbolísticas de Paraguay, con Olimpia. Asumió en 1989 con solo 32 años y, uno después, el club ganó el campeonato (1990).

En Zúrich tejió una buena relación con el presidente de la Uefa Michel Platini. "Mon ami Michel (mi amigo Michel, ndlr)" , solía decir al referirse al exnúmero 10 de Francia. Desde principios de este año, cuando el nombre de Platini pisaba fuerte para liderar la Fifa, Napout apoyó abiertamente su candidatura. Su aterrizaje en las más altas esferas del fútbol lo hizo gracias al consenso.

Poco a poco asumió responsabilidades en la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), hasta presidirla a partir de 2007. Durante su gestión, la selección guaraní llegó a los cuartos del Mundial de Sudáfrica 2010 y a la final de la Copa América 2011 en Argentina.

El 4 de marzo de 2015, el 65º Congreso de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) pareció un plebiscito. Sin oponentes, fue elegido por unanimidad de los diez países.

Su discurso quiso darlo en 5 idiomas: español, francés, inglés, portugués y guaraní, lengua indígena oficial en Paraguay y que se habla en el noreste de Argentina. Con su objetivo de promover un cambio en la Conmebol, se había distanciado de Nicolás Leoz, algo que según él mismo admitió le hizo ganarse algunos enemigos.

La gestión de la Conmebol "de Juan Ángel (Napout), es a prueba de balas, y lo digo porque lo conozco" , aseguraba en junio Alejandro Domínguez, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF). 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad