Óscar Muñoz ganó un Bronce inesperado en Londres 2012

Agosto 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
Óscar Muñoz ganó un Bronce inesperado en Londres 2012

El deportista de Tailandia Pen-Ek Karaket (azul) levanta el brazo del colombiano Óscar Muñoz (rojo), quien consigue la medalla de bronce en la prueba masculina de taekwondo de 59 kilogramos en los Juegos Olímpicos Londres 2012.

El video en el último segundo confirmó el triunfo de Muñoz. El tailandés no impactó en el casco del colombiano, como indicó el marcador electrónico, le quitaron los 3 puntos y la medalla fue para Colombia.

De ser quinto en los Juegos Olímpicos Juveniles pasó a ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Verano Londres-2012. Sorpresa por donde se le mire, no estaba en los planes de nadie, pues la proyección era para Río-2016, pero las ganas y el talento de Óscar Luis Muñoz Oviedo marcaron la diferencia en una medalla inesperada, muy bien recibida para Colombia.“Contentísimo. Gracias a Dios he podido obtener esta victoria, una medalla que tanto anhelaba para Colombia y que me pedían mis compañeros y entrenadores”, afirmó el medallista olímpico, minutos después del triunfo.Y añadió: “Yo todo lo dejo en las manos de Dios, gracias a Él y a su sabiduría por sacarme adelante. Dios es justo y quería lo mejor para mí. Quiero mandarle un saludo a todos mis familiares, amigos, a mis compañeros de entrenamiento”. Óscar Muñoz se convirtió en el quinto medallista de Colombia en Londres, tras las preseas de plata alcanzadas por Óscar Figueroa en levantamiento de pesas, Caterine Ibargüen en triple salto y Rigoberto Urán en ciclismo de ruta, más el bronce de Yuri Alvear en el yudo. Esta es la decimosexta presea colombiana en la historia olímpica y la primera del taekwondo.El crédito de Valledupar, de 19 años de edad y 1,78 metros de estatura, ganó el miércoles la medalla de bronce en la división de los 58 kilogramos, tras vencer 6-4 en el duelo definitivo al tailandés Pen-Ek Karaket, con mucho dramatismo, como es habitual en los colombianos.LA PELEA FINALEl ‘cafetero’ manejó el combate. Siempre estuvo arriba en el marcador, con puntos decisivos, sobre todo uno que sorprendió con un puño al pecho del tailandés, con el que se dio confianza para enfrentar el último round de 3 minutos.Pero llegaría el drama que acompaña a las victorias colombianas. Con la ventaja de 6-4, a menos de 10 segundos del final, Muñoz empezó a soltar patadas al aire para evitar un ataque de Karaket. Sin embargo, en el último segundo, el tailandés lanzó una patada al casco del colombiano que le dio 3 puntos y lo puso 7-6 por delante, quitándole la presea a Óscar.No obstante, de inmediato, Muñoz y su entrenador solicitaron el video de corrección, porque Óscar no sintió el golpe y mientras el tailandés celebraba el bronce, los jueces aceptaron la reclamación. Observaron el video y, en efecto, el sentimiento de Óscar era verdadero, porque Karaket nunca tocó el casco del ‘cafetero’. La patada pegó en el hombro, los jueces retiraron los 3 puntos del tailandés y Óscar se colgó la medalla con un marcador final de 6-4.CAMINO A LA MEDALLAÓscar Muñoz arrancó la jornada del miércoles en la ronda de octavos de final, en la que venció con facilidad al argelino El-Yamine Mokdad, con marcador de 8-1, gracias a dos puntos por dos patadas al pecho y los otros 6 llegaron con dos golpes a la cabeza del rival, mientras que el punto de Mokdad fue al pecho.En los cuartos de final, Óscar se clasificó para la semifinal, luego de derrotar 14-2 a Mohammed Al-Kubati, de Yemen, sin dificultades, pues los únicos dos puntos que recibió Muñoz en contra fueron por doble amonestación. El taekwondista de Yemen nunca golpeó para punto a Muñoz.Ya en la semifinal, Óscar tenía la posibilidad de ganar y asegurar la medalla de plata con el tiquete al último combate, pero enfrente estaba el español Joel González, principal candidato a la medalla de oro, por ser la siembra uno del torneo. Óscar no pudo con González, y perdió el combate 13-4. Así, quedó programado para ir por la medalla de bronce ante el tailandés Pen-Ek Karaket.Karaket no pudo ante las ganas, técnica, esfuerzo y talento del colombiano, que tuvo la capacidad para evitar esa última patada y así subirse al tercer escalón del podio en los Juegos Olímpicos Londres 2012 y escribir otra página dorada en el deporte colombiano, que sigue en camino a completar la mejor actuación de todos los tiempos en las olimpiadas modernas.Ahora, la esperanza dorada sigue en la antioqueña Mariana Pajón, que competirá en la semifinal del bicicrós el próximo viernes, mientras que la luchadora Jackeline Rentería buscará este jueves mejorar la medalla de bronce que logró hace cuatro años en Pekín-2008. REACCIONES* “Nos sentimos muy contentos. Es un trabajo que no se ve desde ahora, es de varios años y hoy se recoge un trabajo que pensamos era para Río-2016 y se adelantó. Sabíamos que podía. El nivel ha sido altísimo hoy acá en Londres, pero estamos entre los mejores de esta olimpiada”. Eduardo González, metodólogo en Londres de los colombianos que participan en deportes de combate. * “Fue una pelea bastante dramática. En el segundo round, Óscar logró remontar y marcar los puntos. Luego, el tailandés logra tirar una patada a la cara, Óscar le esquiva bien ese movimiento y le cae la patada en el hombro. El tailandés va por la lucha como cualquiera y así se volvió a repetir y si se veía que (el rival tailandés) le llegaba a pegar, le daban el puntaje a ese muchacho y así nos podía ganar, pero afortunadamente no sucedió”.Irma Gómez, entrenadora en Valledupar de Óscar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad