Orlando Duque, el caleño que saltó a la 'Gloria'

Orlando Duque, el caleño que saltó a la 'Gloria'

Mayo 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Hernández - El País.com.co
Orlando Duque, el caleño que saltó a la 'Gloria'

Luego del salto de Orlando Duque desde el buque ARC Gloria, Cartagena fue bien calificada para ser sede de la Serie Mundial.

Con un salto de más de 27 metros de altura desde el buque ARC Gloría, el clavadista caleño cumplió el sueño que imaginaba de niño.

Más de dos mil colombianos estaban expectantes frente al buque ARC Gloria. Con su cabeza apuntando hacia arriba y sus ojos bien abiertos. Esperando ansiosos el salto magistral.Mientras tanto, Orlando, el 'Duque' de las alturas, trataba de mantener el equilibrio parado a 27 metros de la superficie sobre la tercera verga (mástil que sujeta las velas) de la gavia alta del palo mayor del buque más representativo de Colombia . Se quitó el arnés que lo sostenía, levantó la mano y saludó a todos los aficionados.Orlando inhaló y saltó. En el aire extendió sus brazos hacia los lados. Parecía levitar bajo el sofocante sol de Cartagena. Duque dibujó en el cielo un salto mortal adelante al vuelo. Como siempre, perfecto.***A los 10 años, cuando empezó a ver en los saltos la oportunidad de llegar al punto máximo del vértigo, de experimentar en ellos la más alta sensación de libertad, Orlando Duque se trazó en este deporte una meta y tres sueños en particular que quería hacer realidad.Hoy, a sus 39 años, este caleño logró hacer realidad la principal meta que se trazó como deportista: ser el mejor clavadista de altura. Tanto fue el empeño en cumplirla, que hasta la superó. A la fecha, Orlando no solo es el mejor del mundo, sino de toda la historia al obtener once títulos mundiales, cifra que aún nadie iguala.Cumplida y superada su meta, Orlando quiso hacer realidad sus otros sueños: explorar su país natal y saltar en tres escenarios representativos de la hermosa Colombia: la isla de Malpelo, el Amazonas y desde el Buque Gloria.Tres décadas después de que Duque se iniciara en este deporte pudo abrir el camino que lo llevaría a tachar en su lista los sueños pendientes.En 2009, Orlando saltó desde la roca de la isla de Malpelo. El caleño realizó un recorrido de 35 kilómetros de navegación en mar abierto para llegar a este paraíso colombiano que es considerado Patrimonio Mundial de la Humanidad —según la Unesco— y que está ubicado en el océano Pacífico a 506 kilómetros al occidente de Buenaventura.Cinco años después, Duque continuó con su travesía. Esta vez convivió con tribus indígenas, atravesó y desafió el río más caudaloso del mundo, el Amazonas, saltando a sus aguas desde un árbol de más de 27 metros, de esos que adornan y pintan la majestuosa selva al sur de Colombia.Ahora el salto desde el buque escuela Gloria, que viaja por el mundo como embajador de Colombia, era su último sueño pendiente. Para el cumplimiento de este proyecto, Orlando, quien intentaba culminar una tanda de deseos cultivados desde niño, se encontró con el 'Sail Cartagena de Indias 2014', evento que reunía en la heróica los más hermosos veleros de América, entre los que se halla el ARC Gloria. Esta era la oportunidad propicia para hacer su sueño realidad.Gracias al apoyo de varías firmas nacionales e internacionales, entre las que se encuentran Marca País y Red Bull, Orlando logró convertirse en el show central del buque colombiano, durante el encuentro de veleros, y hoy, a pocos meses de cumplir 40 años, este caleño se siente realizado luego de ver culminado su libro de metas y sueños de infancia, el cual selló con un salto a la 'Gloria'.***Con una temperatura de más de 35 grados, Duque cayó al agua. El impulso de la caída que lo sumergió ahora lo devolvía hacia la superficie para escuchar los aplausos de los asistentes, esos que observaban con admiración a dos embajadores de Colombia en el mundo: Orlando Duque y el buque Gloria.“Se cumplió la primera tanda de sueños que tenía desde niño, ahora tengo una nueva lista en la cabeza, que aunque no está muy clara, sí tengo algunos lugares donde me encantaría saltar”, declaró emocionado el clavadista caleño tras su salida del agua.Duque, quien saltó junto a su inseparable amigo y compañero Éber Pava —clavadista colombiano— aseguró que lo más difícil de este espectáculo fue “el movimiento de la vela cuando te preparas para saltar. No es una superficie totalmente estable, así que pierdo un poco el apoyo y eso hace que uno no tenga un buen ritmo en el lanzamiento y toca hacer saltos con los que uno esté muy seguro, con los cuales sé que no va a haber ningún problema. Lo importante fue que la meta se cumplió y salimos muy tranquilos”.En esta travesía, el once veces campeón mundial se sintió muy agradecido con la tripulación del buque, ya que “ellos llegaban de un viaje muy largo —desde febrero iniciaron el recorrido de veleros—; han estado viajando por muchos países y de verdad que han dedicado todo el tiempo para estar conmigo y apoyarme”.Por último, Orlando, quien tendrá que afrontar el 7 de junio la segunda parada de la Serie Mundial en Fort Worth, Estado Unidos, expresó que para él lo mejor de este último sueño “fue el buque, ni siquiera el salto. Yo me siento emocionado, es algo muy bonito, el ver cómo se mueve esa bandera gigantesca de Colombia, emocionante. Espero tener la oportunidad de seguir mostrando la belleza de mi país hacia el mundo y de tener estos momentos con el público nacional para mostrarle lo que trato de hacer en mi deporte”, dijo emocionado el 'Duque' de las alturas. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad