Orlando Duque, de vuelta a sus orígenes

Septiembre 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
KATERINE MORA HOYOS- Reportera de El País
Orlando Duque, de vuelta a sus orígenes

En acción el clavadista caleño Orlando Duque.

El clavadista vallecaucano, a punto de ganar otro título mundial, está de vuelta en Cali para vivir una nueva etapa en su vida.

Desde que el vallecaucano Orlando Duque decidió emigrar del país con el sueño de convertirse en uno de los mejores clavadistas de altura del mundo han pasado más de 17 años. Hoy, diez títulos orbitales y su liderato actual en el Red Bull Cliff Diving -con tan solo una parada por disputarse- dan fe del arduo trabajo que ha hecho para decir con plena seguridad que lo ha conseguido.“Llevo 29 años haciendo clavados. Que la gente te vea y reconozca el trabajo es bonito, pero también tienen que entender que a uno no se le aparece esto de la noche a la mañana. Yo le he dedicado mi vida a los clavados, por eso se han dado las cosas”, asegura Orlando que hace tan sólo seis días tuvo la oportunidad de volver a celebrar, después de mucho tiempo, un nuevo año de vida, el número 38, junto a sus seres queridos.Precisamente el último año se ha convertido en un renacer para el deportista. Tras un accidente que le ocasionó una lesión en su pie izquierdo que amenazaba su regreso a la competencia y al Campeonato Mundial de Clavados, contra muchos pronósticos, él volvió y por todo lo alto.“Lo más difícil que me tocó hacer cuando me lesioné fue estar en las paradas del mundial sin competir. Pero cuando volví, me sentí muy bien al saltar, todo funcionó. Gané la primera competencia del año (el 23 de junio en Francia) y desde ahí, sabía que la competencia iba a estar buena y que el nivel también”, comenta con la experiencia de quien sabe cuándo realiza un buen trabajo.Este año, también ha significado el regreso a sus orígenes, a su tierra y su segunda casa, las Piscinas Panamericanas Hernando Botero O’byrne, donde se entrena con gran parte de las personas que hace casi 30 años lo vieron saltar por primera vez desde el trampolín y las plataformas que hay en las piscinas. “Yo nací aquí. En esta piscina pasé la mayor parte de mi vida, mis amigos están en este lugar y cada vez que vengo a Cali tengo la posibilidad de entrenar. Esta es mi casa y no me siento en ningún lado como en este lugar”, comenta Duque, que luego de recorrer gran parte del mundo y estar radicado en Hawaii por más de diez años, decidió hacer una pausa para reencontrase con su gente y Cali, la ciudad que lo vio nacer.Aún siente la misma emoción que le produce realizar saltos a más de 20 metros del suelo y asegura que aunque sus metas ahora son otras, seguirá ‘clavado’ desde la cabeza hasta los pies en este deporte. “Cuando uno realiza un salto, la sensación de velocidad, el sonido del viento y el silencio que se siente de un momento a otro cuando entras al agua es un contraste muy interesante. Nunca he hecho nada en mi vida que sea más emocionante que esto”, comenta Orlando, que el próximo 22 de septiembre viajará a territorio asiático, para participar el día 27 en la séptima y última parada del campeonato, que al igual que las anteriores, se llevará a cabo en otro paradisiaco lugar, en Wadi Shab (Oman).Mientras llega el momento de volver a empacar la maleta para emprender otra nueva conquista, Orlando permanecerá en Cali compartiendo con los suyos, entre ellos su novia, una caleña que influyó enormemente en su regreso a la ‘Sultana del Valle’. Asimismo, lo hizo el deseo de continuar ‘empujando’ el deporte, para que los nuevos prospectos en los clavados tengan mayores oportunidades profesionales en la disciplina, incluso, a través de becas universitarias en el extranjero.Mientras hace gestiones y está en la constante misión de hacer notar su deporte, Orlando también aprovecha su estadía en Colombia para disfrutar varios de los ‘hobbies’ que tiene. “Cuando tengo un poco de tiempo libre me gusta estar en la playa, relajarme, sentarme y estar tranquilo”, comenta el deportista que luego de su accidente en el paracaídas el año pasado aún conserva el gusto por lo extremo.“A mi me gusta la velocidad y lo que tiene que ver con el aire, esa sensación de caída libre es muy emocionante. Sin embargo, no hago nada a la loca y cualquier riesgo al que me pongo, entiendo qué es lo que estoy haciendo". El deportista asegura que por el momento el paracaídas está guardado pero no descartado. Es consciente de que esta segunda oportunidad que tiene la debe aprovechar. Por ahora, está haciendo parapente con Daniel Vallejo, uno de los grandes de esa disciplina en Colombia. No obstante asegura que está tomando todo muy lento porque está concentrado en la presente temporada. También ha disfrutado de los paseos en moto a diferentes sitios del Valle del Cauca. Estar 17 años por fuera, en contacto con diferentes paisajes, lo han llevado a redescurbir su terruño. “Me he movido alrededor del Valle por esto días. Subí a Nirvana, estuve en Pie de Chinche, el Valle es muy bonito. A veces uno va a sitios que ve espectaculares, pero ahora estoy acá y me doy cuenta que acá también hay sitios hermosos”, dice Duque, que asegura que pronto tendrá la visita de sus compañeros de competencia, quienes se ‘mueren’ por venir a ‘descubrir’ a Colombia junto a él. “Muchos de los que compiten conmigo han venido al país y ahora que estoy viviendo acá y pensando organizar un campeonato espero que muchos estén. Por lo que ellos han visto de Colombia y lo que les he contado, tienen mucha curiosidad de venir”, asegura. Cuando mira hacia atrás, Orlando se da cuenta de todo lo que ha aprendido, pero también de todo lo que le queda por recorrer en esta disciplina. “Desde niño supe lo que era la disciplina y que la ética de trabajo existe o no. Uno no es campeón si se toma todo como un juego, eso también lo aplico a todos los aspectos de mi vida. Hay que tener metas claras en todo lo que se haga en la vida. Eso es lo que aprendo día a día de este deporte”, concluye Orlando Duque.Frases* "La recuperación del pie va bien. Durante los fines de semana de competencia me aguanta sin ningún problema. Después, se me hincha un poquito, pero afortunadamente no me previene al competir".* "Estar de nuevo con mi familia y mis amigos es lo que más he disfrutado de regresar a Cali. Poder estar tanto tiempo con ellos y compartir, eso es importante”.Orlando Duque, Clavadista vallecaucano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad