Orlando Duque conquista las cataratas más altas de África

Orlando Duque conquista las cataratas más altas de África

Marzo 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Redbull

El famoso clavadista caleño se le midió a un reto que pocos se atreven a tomar.

[[nid:522546;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/p-20160314-00879_news.jpg;full;{El clavadista caleño cumplió así con otro gran desafío.Cortesía de Red Bull - El País}]]

Las Cataratas Victoria son una de las siete maravillas naturales del mundo. Es una de las cortinas de agua más grande del planeta con 1000 metros cúbicos de agua cayendo por el borde rocoso.

Por eso el clavadista caleño Orlando Duque no podía dejar pasar la oportunidad de saltar en este escenario, después de conquistar lugares tan inéditos como los árboles más altos del amazonas, la cueva azul de Croacia y la estatua de la Libertad en New York. 

Para Orlando Duque esta ha sido su primera visita al continente africano y su impresión ha sido extraordinaria, “este es uno de los lugares más bellos que he conocido”, señaló Orlando. Y esto viniendo de un deportista que ha sido trece veces campeón de alguna válida de la Serie Mundial del Red Bull Cliff Diving, que posee dos records guinness en esta especialidad y que lleva más de 20 años en este deporte recorriendo el mundo entero, son palabras mayores.

Tienen el doble de la altura de las Cataratas del Niagara y un borde de caída de agua de 1.7km siendo el más largo del mundo. Aunque no saltó desde la cima de 108m (una distancia completamente insegura para cualquier humano), saltó con su amigo Jonathan Paredes desde los 30m, casi un edificio de 10 pisos. Paredes nunca había saltado esa altura y Orlando hace 10 años que no lo hacía.

¿Cómo la lograron? No fue fácil... Las posibilidades de romperse una costilla, fracturarse el coxis o tener una contusión cerebral eran altos. Es por ello que estuvieron seriamente vigilados por buceadores especializados que no los perdieron de vista ni un segundo, cosa que podría haber resultado fatal.

Definitivamente fue una hazaña bastante difícil de lograr. Solo subir bajo el agua de las cascadas podía ocasionar un resbalón mortal. Una vez posicionados en el punto de salida, Duque Y Paredes solo tenían que respirar y saltar. Pero también al caer tenían que manejar las fuertes corrientes y rápidos que se formaban, sin mencionar los cocodrilos de 3 metros que habían. Esto es lo mínimo que puedes encontrar en Zambia, África.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad